MENU

by • November 12, 2012 • Adrian ZabalaComments (0)515

VIDA ETERNA

 

En la ciudad Yachay se descubrió la fuente de la eterna juventud. Todos los revolucionarios saltaron de la alegría, se felicitaron, se abrazaron, se besaron y, bueno; por la emoción y el calor del momento, se armó una orgía del hijues, todos contra todos. No se salvó nadie.

El hecho suscitó la atención mundial, periodistas de todos los medios llegaron al país para conocer en qué consistía el magno descubrimiento. ¡Nadie les paró bola! ¡Fue declarado secreto de estado y el único en beneficiarse de este logro científico sería el Indomable! No hubo billete que les haga cambiar de opinión a los socialistas pelucones, nadie más que el jefecito lindo tenía derecho a vivir por los siglos de los siglos.

El viejito David Murdock, que fue el que le dio la idea al Insuperable: rogó, suplicó, lloró, amenazó, para que le vendan la fórmula, pero nada. Le dio colerín y casi se muere de las iras mejor. El pobre anciano no conocía la dieta del lagarto, se habría ahorrado el desplante.

El Abominable se sobró más que de costumbre, viajó por todo el mundo dando a conocer la noticia del fenomenal descubrimiento y burlándose de todos los líderes que envejecerían inevitablemente, mientras él seguiría joven y bello.

Así pasó por más de un año. Riéndose de todos, ofreciendo en secreto darles una probadita a algunos elegidos a  cambio de que le hagan varios mandados. Los esbirros se volvieron más esbirros, los adulones más adulones, los sapos más sapos.

Un buen día, el palacio se llenó de murmullos. Todos hablaban en voz baja, los cuchicheos iban y venían, hasta risitas burlonas se dejaban escuchar. ¿Qué pasará…?

El yachak Ramírez, patrón de las universidades, llegó al trote marrr…, todo pálido y sudoroso. Traía mala noticias. ¡Tocó despacito la puerta del despacho del Insufrible…!

-¿Se puede jefecito…?

-¡Pasa Renecito! ¿Qué novedades me traes?

-¡Este…! ¡No sé cómo decirle…!

-¡HABLA!

-¡No es culpa mía¡ ¡No es culpa mía! ¡Buaaa! ¡Buaaa!

-¡CALMATE Y DIME QUÉ PASA!

-¡Que la fuente de la eterna juventud ha sido mentira, no ha sido cierto. Unos guambras cargosos nos han hecho una pasada, les han convencido a los Phd que para vivir eternamente solo hay que chuparse una taja de limón en ayunas. Y los muy desgraciados todavía me cobran las consultorías, las investigaciones, hasta utilidades quieren; vea jefecito.

-¡HIJOS DE LA GRANDÍSIMA FLAUTA…! ¡ALVARADO! ¡ALVARADO! ¡Si ves lo que me hace este melenudo huevón! ¡Quedar tan mal…! ¡NO ES JUSTO! ¡YA ESTABA HACIENDO EL PLAN DE GOBIERNO PARA LOS PRÓXIMOS TRESCIENTOS AÑOS! ¡ME CORTAN LA VIADA! ¿Y ahora qué hacemos?

-¡Lo de siempre pues, jefe! ¡HECHARLE LA CULPA A LA PRENSA CORRUGTA!

¡Así lo hicieron! Achacaron  a los pobres medios el fracaso de tan importante investigación, ordenaron a la fiscalía que persiga a los periodistas, se mandaron cientos de cadenas nacionales dando a conocer la “verdad” de los hechos, pero nunca dijeron que pasó con el billetazo que se gastaron investigando huevadas.

El abuelito Murdock; en cambio, anda feliz de la vida viviendo en Vilcabamba: chupando puntas, fumando tabaco, tomando café en las tardes. ¡Tranquilo y feliz! ¡Ya celebró su cumpleaños número cien! ¡HAPPY BIRTHDAY TO YOU!

 

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *