MENU
consenso

by • February 22, 2016 • Estuardo MeloComments (0)511

TIEMPO DE CONSENSOS por Estuardo Melo

EStuardo meloDespués del fiasco de 10 años, del discurso engañoso, el despilfarro y la virtual quiebra del país, la incredulidad de los ciudadanos no deja espacio para la política ni para los políticos. Un outsider que se vendió a los intereses del chavismo, mezcló su resentimiento con su ambición para defraudar la ingenuidad de gente pobre y poco ilustrada, hizo que se pierda la fe.

Si las agrupaciones o los candidatos piensan que una buena campaña puede resolver las decisiones en democracia, se equivocan. Serán por ahora, meramente el canal a través del que se afiance una concertación previa y los consensos que tengan que articularse para volver a creer en un proyecto de país que liberado del arribismo político y el repugnante populismo que carcomió la buena fe de los ecuatorianos, sea formulado para garantizar la vigencia de un país gobernado por los cánones del Estado de Derecho, los principios de la Democracia y el bien común.

Rebasaron los límites de la tolerancia ese discurso falso, la ineptitud del gobernante y el resultado catastrófico, como para que el elector ecuatoriano siga asimilando propaganda gobiernista, coerción, mordaza, y acepte una vez más que cualquier otro arribista se encarame en el poder y termine definitivamente con la institucionalidad y la economía del país que al momento tambalea. Han sido diez años irrecuperables para el desarrollo y progreso arrojados al cesto de basura, junto al desconcierto de generaciones carentes de oportunidades y un país que de un momento al otro pasa de la abundancia a la miseria.

Toman actualidad y plena vigencia los conceptos combatidos y desprestigiados a lo largo de 9 años, cuyo desprestigio ha sido precisamente la causa del fracaso económico del gobierno. El libre comercio, la economía de mercado, la democracia liberal, el capital, la inversión productiva, el equilibrio macro-económico, la balanza comercial, la reserva monetaria, los fondos de contingencia y el régimen monetario de país dolarizado, serán los términos de debate y propuesta. Gracias al fracaso, los conceptos desprestigiados toman nueva fuerza.

Nadie debería pretender articular propuestas personales o partidarias, si no fueran producto de un análisis desde todos los ángulos posibles, con todos los parámetros disponibles provenientes de una amplia fuente de sectores sociales, grupos corporativos, expertos y especialistas. Una propuesta incluyente e integradora, opuesta a aquella que pretendieron imponernos, para llevar al País hacia el comunismo disfrazado. Una propuesta al país que deje atrás todas las dudas e incógnitas.

El próximo presidente del gobierno, no tendrá la libertad para imponer sus ideas. Tendrá que regirse por una ruta previamente trazada. No podrá disponer del tesoro nacional, como plata de bolsillo, tendrá que regirse a presupuestos detallados. Tampoco declarar emergencias para así contratar sin límite de costo, ni al contratista de su preferencia y sin auditoría. A partir del 2017, el Ecuador deberá tener el más austero y controlado gobierno del mundo. El gobierno podrá ejecutar solamente obras, planes y proyectos que consten en el Plan de desarrollo y en el período que le corresponda.

Toda obra deberá contar con certificación de fondos y auditoría concurrente para evitar corrupción y lavado de activos.

Para poder operar de esa forma, los actores sociales tendrán que consensuar y concertar acciones y agendas en un proyecto único y nacional. No hay espacio para conceptos importados ni sistemas fracasados, aventureros o aprovechados. Solamente se podrá contar con personas que acepten llevar adelante un grupo de principios que garantice la subsistencia del Estado, un régimen de derecho y una democracia sólida.

La Concertación democrática incluirá virtualmente a los partidos políticos, presentará y nominará candidatos para las siguientes elecciones sin chance de reelección y propondrá ajustes al plan original.

El nuevo Presidente a más de representar al país, será el moderador de un buró político, que precalifique las decisiones del gobierno. Será el Presidente de un gobierno austero y acertado, que maneje con mano de hierro el destino de los ecuatorianos por cuatro años, en estricto cumplimiento de las etapas que el Plan Nacional de Desarrollo le imponga.

Sin embargo, ante la situación de extrema emergencia que sufre el país, la primera acción que demuestre la voluntad de integración y unidad, radica en el diagnóstico realista de la situación actual de la economía, el análisis de las causas que originaron la crisis y la construcción de un escenario futuro, como consecuencia. Todo eso, antes de candidaturas, elecciones o nuevo gobierno. Un estudio multifacético, que muestre a los ecuatorianos el nivel de deterioro en que el Ecuador está y un esbozo de las posibles soluciones, si no fuera demasiado tarde.

Esa acción anticipada, permitirá llegar al primer consenso: Establecer que el próximo gobierno deberá ser considerado como una etapa de transición.

En los siguientes cuatro años, los ecuatorianos deberán sentar las bases del Ecuador de los próximos 50 años.

  • Establecerán con claridad las responsabilidades de los 10 años anteriores para los causantes de la crisis.
  • Desmantelarán la falsa y torcida institucionalidad del correísmo.
  • Propondrán las alternativas viables para salir de la crisis.
  • Estructurarán un Plan Nacional de Desarrollo Económico y Productivo
  • Esquematizarán las etapas de ejecución en cuatrienios y la evaluación de su cumplimiento.

Los ecuatorianos de buena voluntad, los expertos, los especialistas, los líderes políticos, bien podrían tomar como ejemplo, los 25 años de concertación de Chile.

Un esfuerzo que seguramente valdrá la pena.

LA CONCERTACIÓN DEMOCRÁTICA Chilena posterior al régimen de Augusto Pinochet, se planteó llevar adelante las siguientes reformas estratégicas.

–          Normalización Democrática, Legal e Institucional

–          Conjugar las políticas de libre mercado con la promoción social;

–          Conseguir gobernabilidad y reconciliación nacional;

–          Afianzar el sistema democrático, el pluralismo y el régimen de partidos;

–          Consolidación de la Macroeconomía y el desarrollo económico;

–          Apertura del país al mercado mundial.

–          Crecimiento con equidad

Esas estrategias permitían avizorar resultados de reducción de la pobreza, fortalecimiento de la democracia con base a la participación social, disminución de la brecha de desigualdad económica y concentración de la riqueza, con mayor participación social, en el desarrollo del país.

La necesidad de transición del país de un período dictatorial hacia la democracia plena requería que los períodos democráticos posteriores tengan sustentabilidad y permanencia, para obtener resultados permanentes. Ello obligó a los políticos, a apoyar la llamada “Concertación de Partidos por la Democracia”, que era el principal valor que el país necesitaba retomar, para situarlo nuevamente en un eje de desarrollo y progreso.

El nuevo gobierno, ya dentro de la concertación previamente acordada, marcó una agenda básica de acciones:

–          Amplió la provisión de servicios sociales

–          Reestableció la presión tributaria

–          Se propuso un programa para mejorar la competitividad productiva

–          Reguló el mercado de bienes y controló los monopolios

–          Influyó con acuerdos en el modelo productivo empresarial y,

–          Formalizó el mercado de trabajo.

Ante la violación de derechos durante la dictadura, se propuso además un plan de recuperación y reparación de esos derechos.

El proceso de inserción internacional de Chile permite comprender a cabalidad la intencionalidad político—económica de los gobiernos de la concertación, como un proyecto-país desarrollado como una alternativa hacia el progreso dentro de una concepción de democracia liberal, escala mundial y redes de comercio internacional y globalización, como una forma de abandono de la dependencia económica y política de los países sub – desarrollados en un proceso gradual de desarrollo sustentable.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *