MENU
Propaganda gobierno

by • December 1, 2014 • Estuardo MeloComments (1)1451

ÉSTOS, ESOS Y AQUELLOS… Por Estuardo Melo

EStuardo meloEste movimiento que no es revolución ni ciudadana, es un auténtico y singular peligro, porque quieren imponernos su mal explicada forma de transformación de la sociedad, a viva fuerza.

En cualquier gobierno, la obra habla por sí sola, pero en éste, ellos necesitan de propaganda pura y dura. Primero, porque son populistas y quieren demostrar a “su pueblo” la suerte de tenerlos, segundo porque el encargado de la propagada tiene sus propios réditos y tercero, porque es una obra que no se sabe realmente cuánto costó y porque hay la firme presunción de corrupción por sobreprecios, arreglos subterráneos y coima, a más de carecer del análisis del costo beneficio. Antes, los contratistas ofrecían pagar por contratos, pero ahora son los contratantes aquellos que exigen un repago.
Ellos defienden las ejecutorias e intenciones del gobierno, pero no ofrecen cuentas ni explicaciones Nadie sabe el real valor de las inversiones, de los negocios del Estado, de las pérdidas de las EP’s o del efecto de sus políticas económicas en la frágil y limitada economía del país; dicen: “Avanzhamo Patria”, pero hacia dónde o hacia qué desfiladero.

De aquellos, los más recalcitrantes dicen que la ruta estuvo trazada desde el plan de gobierno del candidato y por tanto, la elección fue plebiscitaria; que todo está dicho en las páginas de la Constitución que el pueblo la aprobó, aunque pocos parecen haberla leído; que los planes que se sustentan en el supuesto plebiscito y en la Constitución han sido largamente socializados y debatidos, pero la real percepción es que ellos llegaron con intenciones solapadas y con discursos engañosos. Buen vivir vía incautación y reparto “equitativo”, no trabajo, producción, réditos y beneficios para todos. No… Que la Constitución fue armada como colcha de retazos, que se nombraron asambleístas incapaces de formular documento alguno, y para que figuren les entregaron recortes impresos; que para darle alguna coherencia tuvieron que conformar una “comisión de redacción” y que mucho de su texto fue incorporado sin discusión ni conocimiento del pleno.

A nuestro parecer, él ha acumulado una gran serie de errores por los que tarde o temprano tendrá que responder, por ser la única cabeza visible del gobierno. Abjuró la Constitución con la que fue electo; defenestró y persiguió a los miembros del Congreso, para obtener una mayoría dócil; está bajo sospecha de un delito imprescriptible por haber aceptado que asalten un hospital; su gobierno ha falseado a verdad de los sucesos del 30S, aunque lo que se tiene claro es que ordenó el asalto para quitarse la sangre del ojo y desquitarse de mano ajena por el maltrato y el irrespeto irrogado a su persona por parte de los policías sublevados; protagonizó la mayor farsa judicial con jueces y fiscales a su favor, con su abogado entregando la sentencia ya redactada en el caso chuki seven; se apropió del sistema judicial; es el causante del prevaricato en contra de la Constitución vigente, que su propio gobierno dictó, cometido por la entidad que tenía la obligación de precautelar su estructura fundamental, la estructura del Estado y los procedimientos para su modificación.

Si se lanza como candidato a una reelección, podrá ser culpado ipso-facto por perjurio, ya que cuando asumió su tercer período, juró cumplir con lo que le impone la Constitución en cuanto al ejercicio de su cargo, entre otras cosas la posibilidad de una única reelección.

Estos señores se creen y hacen creer a los ciudadanos, que ellos han sido los fundadores del país y de los privilegios que se supone que auspician, pero antes, con gobiernos a los que tildan de conservadores, pelucones o neoliberales, la universidad también era gratuita; en escuelas y colegios fiscales se pagaba cifras irrisorias como matrícula; los hospitales eran también gratuitos. Y todo eso, con y sin petróleo, o con petróleo de 10 dólares/barril.

Pero se delatan cuando han adoptado el dialecto pelucón para hablar, aman los 4×4 de lujo, los aviones ejecutivos, parar siempre en Ginebra. Les gusta ser recibidos en los pent houses de New York y recibir doctorados honoris causa hasta por la defensa de la libertad de expresión a la que cada vez la ahogan más.

Ofende al sentido común que aquellos se hayan dispuesto sin mediar una mínima planificación para el desarrollo económico la friolera de dos cientos mil millones de dólares, de los que muchos pensamos que no tienen justificación ni auditoría, ni control del gasto público y que toda la obra pública ha sido ejecutada con enormes sobreprecios. Que buena parte de la bonanza y el circulante se debe al lavado de activos producto de la corrupción en el manejo de fondos públicos (30%).

Están bajo sospecha de la ciudadanía. Quienes ahora les creen los verán disfrutando de sus millones fuera del país. Podrán ganar así las elecciones?

happy wheels

Related Posts

One Response to ÉSTOS, ESOS Y AQUELLOS… Por Estuardo Melo

  1. Victor Muñoz says:

    Buen comentario.
    Es hora de hacer conciencia de la gestión realizada con casi 200 mil millones de dólares en 8 años de gobierno del correismo.
    Es pertinente reflexionar si: ¿Se justifican las obras?. ..¿Si la pobreza se redujo al punto de incorporarse a la clase media de al menos con 5,oo dólares de ingreso diario por persona. Esto, porque es un insulto el alardeo que se hace de clasificar como NO pobre, aquellos que se cuantifican que han logrado pasar a percibir 2,oo dólares diarios, y mostrar esta estimación via encuesta del INEC como un “gran triunfo” de la “revolución”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *