MENU
Kbreados

by • May 4, 2015 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (2)3179

QUITO CABREADO Por Patricio Haro Ayerve

patricioharo-150x150Parafraseando una de las ideas fuerza del discurso oficial de la revolución “por primera vez en la historia” en Ecuador, el 1 de mayo estuvo lejos de ser la clásica celebración sindical en homenaje a la gesta de Chicago de 1886 y ella se convirtió en una multitudinaria expresión de rechazo al gobierno de la revolución ciudadana que paralelamente organizó un agónico auto respaldo a su gestión gubernamental.

Quito fue el centro de la actividad. A la marcha de los trabajadores se sumaron miles de miembros de la sociedad civil, desde los veteranos de guerra del Cenepa, que encabezaron la marcha, hasta familias enteras, padres, hijos, abuelos, niños, jóvenes, adultos y ancianos portando rótulos adheridos a su pecho “pelagato 001, pelagato 002…pelagato 199345” marcharon pacíficamente por el centro histórico expresando en cánticos, gritos y pancartas su descontento y rechazo a la forma de gobernar de los revolucionarios y diciéndoles basta al despotismo, a la corrupción y a la tiranía totalitaria.

Doscientas mil personas, que de acuerdo al pronóstico oficial recibirían una soberana paliza de 8 a 1, dieron al oficialismo una de 10 a 1, como lo aceptara uno de los voceros del gobierno nacionalista y revolucionario al afirmar que en la contramarcha estuvieron 20.000 personas atraídas de todas partes del país con una visita a la capital, veinte dólares y un sánduche según recogen las redes sociales, y funcionarios presumiblemente amenazados con la prescripción de sus contratos laborales en la burocracia gubernamental.

Un sonoro y repetido “fuera Correa fuera” fue el eco que a lo largo de la jornada repetían con frecuencia los participantes. El reclamo en contra de las salvaguardias (léase paquetazo económico), la respuesta en contra del irrespeto y desprecio por los ancianos y jubilados y la forma insolente y prepotente de expresarlo, el control totalitario de la funciones del Estado y la utilización de ellas como instrumento de persecución política a sus opositores, fueron las más notorias razones de la protesta; pero no estuvieron ausentes el reclamo por la falta de libertades públicas y la agresiva tributación impuesta. “Solo falta que me quite lo bailado” rezaba la pancarta que portaba una agraciada joven quiteña. “Gracias a las gloriosas Fuerza Armadas Ecuador está libre de terrorismo” la que portaba el general Ernesto Gonzales y un grupo de altos oficiales en servicio pasivo de las Fuerzas Armadas.

El 1 de mayo se presentaron en las principales ciudades del Ecuador multitudinarias y nítidas expresiones de insatisfacción popular por tanto desgobierno revolucionario, pero la más clara de ellas se dio en la capital, en la profusa marcha a la plaza de San Francisco, en la que doscientas mil personas, aproximadamente, levantaron su voz convocando a un paro nacional y en la que se manifestó un Quito cabreado.

happy wheels

Related Posts

2 Responses to QUITO CABREADO Por Patricio Haro Ayerve

  1. Victor Muñoz says:

    Saludo el gesto noble y altivo de los ecuatorianos que marcharon en el pais para rechazar el modelo correísta que esta condenado a no generar democracia, empleo, prosperidad y bienestar.
    Dios se los pague a todos quienes, con dignidad, salen a las calles a protestar por el desgobierno.
    Que Dios les de larga vida. Las nuevas generaciones homenajearán vuestra lucha.

  2. Gerardo Niquinga Castro says:

    NO HE PODIDO LEER ESTE MUY CERTADO LIBRETO DE OPINIÓN POR MI DELICADO ESTADO DE SALUD, PERO, DE VERDAD EL HECHO ES QUE, ASPIRO QUE LA GRAN MAYORÍA DE TODOS LOS ECUATORIANOS, SI TAMBIÉN ECUATORIANAS, PODAMOS DECIRLE BASTA DE TANTOS ODIOS E INSULTOS AL SEÑOR HEREDERO DE GADAFI, AQUEL TIRANO QUE FUE EL EJEMPLO Y ESCUELA DE LOS QUE AHORA DETENTAN EL GOBIERNO, SI, DIGO EL GOBIERNO, PORQUE EL PODER RADICA EN EL PUEBLO LLANO Y DE A PIE, NUNCA EN LOS NUEVOS RICOS QUE HAN AMASADO FORTUNAS SIN NINGUNA EXPLICACIÓN NI ANTECEDENTE DE TRABAJO…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *