MENU
encantador

by • December 26, 2014 • Estuardo MeloComments (1)2878

A QUIÉN SE LE PUDO OCURRIR Por Estuardo Melo

EStuardo meloQue la suerte le pudiera acompañar por ocho años y de que buenas a primeras consiguiera llegar a la Presidencia de la República, podría significar que si hubo una conspiración estelar, o la estupidez de los ecuatorianos es tanta, que depositaron su confianza y le ofrecieron un cheque en blanco para que haga de este país lo que a bien quisiera.

Nadie se preocupó de averiguar sobre su comportamiento, su mentalidad, su agresividad innata, sus traumas, su pasado o su pensamiento político. Se presentó, se hizo notar y eso fue todo. Claro que supo camuflar sus intencionalidades e intentó pasar como un fiscal de la conducta de todo lo anterior, obteniendo ventaja ya que su insignificante trayectoria que no daba lugar a mayor censura.

Su único antecedente de tres meses de actuación en el gobierno como Ministro de Finanzas fue precisamente el tiempo que utilizó para mostrarse como el candidato de Chávez para Ecuador, quién en sus primeros contactos quedó atrapado por su imagen personal y posiblemente por su conveniente discurso castrista. Era increíble ver cuando visitaba Caracas como el comandante de figura cuadrada y macilenta, se daba modos para cruzar su pequeño y atrofiado brazo por sobre los hombros de Correa, en gesto de tierna condescendencia. Conseguido el apoyo financiero para la campaña y con ello el pedido de ayuda a su hermano mayor y la formación del movimiento que respalde su elección.

El destino conspiró a su favor. Entre los aportes de terceros, que luego desempeñaron altos cargos, la ayuda (legalmente prohibida por provenir de potencia extranjera) de Hugo Chávez que a la fecha gozaba de poder económico y se presentaba como un potencial financista a los países más pobres, más la ayuda de las FARC, (conocida por declaración del Mono Jojoy) y la integración de los ideólogos de izquierda, la CONAIE y el MPD como fuerza de choque, logró convencer que era la mejor opción frente a la desorganización de los partidos.

Para qué negarlo, todo lo pronosticado por la psíquica de Nueva York, la señora Carmen Harra se cumplió, ganó elecciones, consiguió mayorías legislativas (de los manteles) modificó la Constitución que previamente había abjurado, extinguió a la oposición, se apropió del sistema de Justicia, legalizó sus intenciones control social, amordazó a la prensa, tuvo todo el dinero para invertir, despilfarrar y sentirse magnánimo, pero también tuvo que revelar las reales intenciones que tenía deparadas para el Ecuador, una vez que logró afianzarse en el poder, para pretender imponerlas a fuerza.

Basado en tres ejes funcionales a su idea primaria, puso a trabajar una maquinaria ideológica, otra de dominación política de los adversarios y un populismo complaciente para convencer a las masas de las maravillas de su proyecto.

A partir de una fórmula extranjera para la nueva Constitución, no ha parado de aprobar leyes que han cambiado la Estructura del Estado y han llevado al país casi sin percibirlo hacia un modelo al estilo del socialismo castrista.

Marcó como hoja de ruta el Plan Nacional del Buen Vivir, que si llegara a ser totalmente instaurado convertiría a la sociedad ecuatoriana en una copia al carbón del régimen castrista.

En el año 2013, debió consolidarse todo el plan, propiciando un punto de quiebre del modelo social, apoyándose en una tergiversada Teoría de la Justicia, que transforma supuestamente a los miembros de la sociedad en personas “interdependientes, libres e iguales” y al país en una “biópolis eco-turística”.

En el 2013, todo el país debió pasar a participar en la formación de un fondo común denominado “Propiedad Republicana”, a cuyas arcas pasarían todas las propiedades en manos privadas, acciones e instalaciones, como lo fue en Cuba, un fondo que daría lugar al “reparto equitativo de los bienes de la producción”.

Todos los ecuatorianos debían entonces participar en ese cambio radical, en que la propiedad, la iniciativa, los derechos fundamentales, los valores personales, pasarían a ser tratados en términos de igualdad.

Cómo pensaban entonces implementar el descabellado plan. Pagarían por las propiedades? Confiscarían sin reclamo, como en Cuba? El embargo de capitales de multinacionales sería devuelto al pasar a ser “Propiedad Republicana? Cómo estarán pensando en organizar el mando en entes de organización vertical? Soldados, clase, oficiales libres interdependientes e iguales en jerarquía, tomado decisiones en asamblea? Pagarán por las viviendas que piensan repartir? Cómo organizarían las empresas públicas, ya que las privadas desaparecerían?

Pero algo estaba por suceder. El Pronóstico de Carmen Harra cambió y la jarra se volteó y vació. Su movimiento impulsor de candidaturas para gobiernos seccionales perdió en las principales ciudades del país, nivelando el poder político con más de 4 millones de votos anticorreístas, cifra similar a las que había estado ganando en contiendas electorales, El mismo plebiscito organizado anteriormente para prohibiciones y cambios constitucionales, les pasmó el festejo por información errada de su encuestadores.

El derrumbe de su hegemonía electoral hizo que se detenga en sus intenciones antes ocultas y reveladas sistemáticamente en sus nuevos discursos. Siempre algo cada vez, como para no despertar la conciencia de los adormecidos ciudadanos y todo cambió.

  • La enorme cifra de inversiones comenzó a desplomarse y desprestigiarse por falta de auditorías del gasto;
  • Aparecieron brotes de corrupción que la gente no olvida, por el escándalo que provocaron;
  • La prepotencia caudillezca se agudizó en juicios y campañas para combatir la crítica;
  • Propuso proyectos faraónicos imposibles de financiar;
  • Los proyectos hidroeléctricos y mineros no van a ser lo que se pensó, a menos que la China compre los mega-watios producidos;
  • La tendencia estatista llegó a su límite y ahora busca tardíamente recomponer al sector privado de la economía;
  • Conspiran en su contra la baja de los precios del petróleo y la apreciación el dólar;
  • Conspira en su contra la situación económica de los países a los que Ecuador exporta;
  • Conspira en su contra la quiebra económica de Venezuela y Argentina, que mantiene actuaciones y políticas similares a las de Ecuador.
  • Conspira en su contra la inusitada cercanía de Cuba, su principal adlatere, a los Estados Unidos, su principal objeto de ataque.
  • Pretende reelegirse porque sabe que una vez fuera, caerán sobre él las responsabilidades de su comportamiento anómalo.

Pero, a quién se le puede ocurrir que todo esto iba a pasar por delante de nuestras narices y quedar como si nada. Estatizar al país, controlar la vida pública, los derechos y libertades; manejarlo todo como su hacienda particular; esquilmar los fondos públicos al grado de dejar a los ecuatorianos desprotegidos ante contingencias; patrocinar proyectos inviables, regalar dinero a terceros países cuando en este país hay verdadera miseria, mantener en la zozobra de la confiscación a los empresarios privados y creer que va a poder continuar ejerciendo un poder político eterno, postulándose a una nueva candidatura, para lo cual propició una resolución en la que la más alta corte del país prevaricó y él al candidatizarse, incurrirá en perjurio. No es la restauración conservadora la que está en marcha, son las consecuencias de sus actos, las que le están cobrando factura.

happy wheels

Related Posts

One Response to A QUIÉN SE LE PUDO OCURRIR Por Estuardo Melo

  1. MF says:

    Excelente analisis del gobierno de Correa y a lo que ha llevado al pais.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *