MENU
Unidad

by • December 18, 2014 • Estuardo MeloComments (0)1113

POR EL BIEN DEL PAÍS por Estuardo Melo

EStuardo meloY si tienen una idea de lo que le espera al Ecuador con un nuevo período con el actual mandatario, todos sus opositores mal que les pese, van a tener que unirse y dejar en claro que quienes lo respaldan han sido meros beneficiarios sin convicción y adherentes de conveniencia, como su gabinete, los alcaldes que triunfaron en las últimas elecciones con su auspicio y el bloque de 100 cerebro-dependientes de la Asamblea Nacional…

Deberán sumar todos los votos que el anti- correismo registró en las urnas en las dos últimas elecciones: 1’951.000 votos de Lasso; 578.000 votos de Gutiérrez; 841.000 votos de Nebot; 824.000 votos de Rodas; además de los votos de los alcaldes de Cuenca y Machala, sin perder de vista a todos aquellos votos de los candidatos anti correístas que perdieron las elecciones por la grosera influencia del oficialismo y que son más opositores que nunca.

Será un proyecto de unidad democrática contra el despotismo, el absolutismo y el totalitarismo vivido en los últimos 9 años de fascismo populista y despilfarro. Los candidatos potenciales más votados tendrán que deponer sus legítimas aspiraciones pasando a participar en una selección primaria del movimiento opositor para las altas dignidades y los adherentes más notables ser parte de una lista para Asambleístas y Ministros de Estado, con la histórica misión de volver a enrumbar al País.

Una sola bandera, una sola lista y un fondo de campaña común, de ser posible auspiciado con la contribución de los simpatizantes y por Álvaro Noboa Pontón, que sin lugar a dudas, ayudará al salvataje.

Se requerirá un equipo de campaña brillante, que promueva las virtudes de la democracia liberal, la creación de empleo y la empresa privada con cifras, como puntales del progreso del país y la voluntad inquebrantable de los candidatos para llevar adelante el proyecto.

Todos, conscientes que la tarea principal es desmantelar el tinglado sofista y demostrar la falsedad de la propaganda, transparentar las cifras y establecer con claridad qué es lo que le espera al país como consecuencia de la aplicación de las políticas del nefasto gobierno de diez años: La kirchnerización o la maduración del caos.

El Presidente Correa y su movimiento, van a ser fácil presa de la oposición política, porque la campaña debe ser orientada de manera categórica y taxativa a exponer con detalle quirúrgico, todas las enormes falencias de su ligereza política y económica. Contaremos en su contra con todos aquellos a quienes denostó y perjudicó, que no son pocos. Habrá que pedir cuentas, a falta de una Contraloría eficiente, por los enormes perjuicios que causaron tanto sus políticas, cuanto el mal manejo de los fondos públicos y la falta de pulcritud y delicadeza. Los proyectos no sustentables, mal planificados y estrafalarios. El gasto sin auditoría. Las declaratorias de emergencia y las demás arbitrariedades cometidas, las donaciones a países extranjeros.

Habrá que construir una lista negra de todos aquellos que abusivamente se han apropiado de fondos públicos, se han convertido en nuevos ricos, para que sean juzgados después de este período y principalmente que devuelvan el producto de su ilícito enriquecimiento. Pautas, campañas publicitarias, úrea, vías costosas, equipo médico, etc.

La gente debe enterarse gracias a la campaña política para la nueva elección Presidencial, de todas las intenciones ocultas que ha venido manejando para cubanizar el país; para apropiarse de bienes privados; para terminar con la inversión, la solvencia de la banca y el aparato productivo y por dejar escuálida la economía del país con costosos créditos a la China y la falta de un ahorro para contingencias.

Se le deberá pedir cuentas sobre el plan de generación eléctrica, sus sobre costos y el aprovechamiento de los megavatios producidos una vez que concluyan. Cuántos megavatios pensaron vender al exterior y a través de qué sistemas de transmisión.

Se debe conseguir en la campaña, que quienes tienen una opinión adversa al Presidente y su combo, se manifiesten explícitamente, para que las mayorías comprendan que nada es lo que la propaganda instalada quiere hacerles creer.

Tenemos inapreciables aliados a nuestro lado. Toda la prensa libre a la que de manera infame ha calificado como “corrupta; los médicos acosados; los estudiantes examinados, los títulos profesionales puestos en duda, las utilidades desbancadas, las empresas acosadas, los municipios, etc., etc., etc.

La campaña tendrá que poner en evidencia a los Jueces y Fiscales, a la judicatura en general, por cada sentencia sesgada, favorable al gobierno y sus personeros; a los grupos corporativos que actuaron en contra de la Ley y aplicarles el mismo examen del error inexcusable.

Habrá que examinar la actuación de los Presidentes del Consejo Nacional Electoral, por sus actuaciones en contra del pueblo, que sin empacho pasaron de presidentes a empleados y abogados del Presidente.
Se tendrá que revivir todas y cada una de las denuncias de corrupción habidas y llevarlas a la justicia, una vez normalizada.
Habrá que encontrar la manera de ubicar las cuentas gordas que los funcionarios mantienen en Suiza y en paraísos fiscales, sin justificación del origen de esos dineros. Deberá pedirse una investigación sobre las múltiples llegadas del avión Presidencial a Ginebra.

Otro enorme filón de ataque a este duro adversario, es que la ciudadanía pueda comparar todas las declaraciones del Presidente antes y en las primeras épocas de su gobierno y ahora, cuando su obnubilación por el poder ha cambiado su discurso.

El aspecto más duro de la campaña va a darse en el campo económico, en el que dice ser un supuesto experto, pero que en el 2008, gracias a su política de inversión masiva, consiguió que el país tenga una inflación cercana a los dos dígitos, o al Default de la deuda externa, que ha mantenido al país en el des-crédito, o a la emisión monetaria sin respaldo.
La tarea es dura, pero valdrá la pena.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *