MENU
Cordero ministro issfa

by • March 4, 2016 • Adrian ZabalaComments (0)2181

¡PELOTÓNNN! ¡DE FRENTE…. A MAMARRR! Adrian Zabala

Adrian-Zabala-150x150Antecitos de su triste despedida, el Corcho Cordero tuvo un maravilloso gesto de solidaridad humana: firmó dos acuerdos que nos hacen a todos los ecuatorianos iguales ante los ojitos de Taita Diosito Su Merce Rafiquito. Ya no somos diferentes; ya no somos mediocres los unos e iluminados los otros; ya no somos corruptos los unos y de manos limpias los otros; ya no somos de corazones ardientes los unos y sufridores los otros. Ahora todos podemos demandar por 80 millones de dólares cuando nuestra honra se ve afectada: ser iguales ante los ojos del divino no admite pendejadas, la jerarquía es la jerarquía. La omnímoda voluntad de su Quisquilla Divinidad está por encima de cualquier constitución terrenal… ¡Como Él lo dice así se debe hacer!

Nada de odiosas diferencias entre hermanos. Todos a usar lo de los otros, a comer lo de los otros, a llevarse, con toda confianza, lo de los otros. Lo mío es tuyo y lo tuyo es mío. Socialismo puro y duro. Tanta huevada que se pasaron hablando durante nueve años: que el socialismo del siglo XXI, qué la revolución ciudadana, que alerta que camina la espada de Bolívar por América latina. Y para hablar todas esas huevadas se gastaron un dineral, que muy bien nos caería este rato de chires. Bastó que el Corcho se arregle el pelito y firme esos acuerdazos de antología para que se implante en el Ecuador el ansiado buen vivir y pasemos de ser una seudorepública a ser un paraíso socialista con todas las de la ley: igualitos ante Taita Diosito Su Merce Rafiquito, y que se vayan enterando que eso es mejor que ser iguales ante la ley.

Un pequeño desacuerdo por unos terrenitos de los milicos, que se vendieron un poquito caros, fue el pretexto divino para que se nos permita la igualdad absoluta, irrenunciable, eterna, ante los ojitos verdes del que ya sabemos.

Los más felices con este maravilloso regalo del Corchete, son precisamente los militares. Antes se saludaba disciplinadamente según el rango, el de menor graduación llevaba su mano diestra hasta la altura de la cien en señal de respetuoso saludo al superior; ahora, como todos somos iguales, les vale gabardina… ¡Que coronel, ni que general! ¡Me maman!

Un nuevo modelo de ejército ha sido creado, otro referente histórico de los verde flex. El que quiere obedecer, obedece, el que no quiere no quiere; el que quiere pegarse la siesta en el dormitorio del comandante del cuartel no pide ni permiso y se va de ruca.

Todo es dicha en las fuerza armadas. La cerecita del pastel la puso el Jorgito Glas al confesar que él también estuvo en la guerra del Cenepa y en los momentos más difíciles, por si acaso.
Resulta que el George arriesgó el pellejo en medio de la balacera, de los misilazos, y de las puteadas de los peruchos. En ese ambiente inhóspito, selvático, húmedo, se desenvolvió como el valiente varón que es, carajo. No podía ser de otra manera, siempre ha dado muestras de arrojo y temeridad. Uno de esos largos días en que la batalla no daba tregua al glorioso ejército ecuatoriano, llegó acompañado de un gritó que estremeció la frondosa selva…

-¡MUCHACHOS! ¡MUCHACHOS! ¡TRAJE EL PAPEL HIGIÉNICO!

La valiente tropa le rindió tributo…

-¡GLAS! ¡GLAS! ¡GLAS! ¡GLAS!

Bravos comandos con sus rostros desfigurados por el camuflaje y aferrados a su fusil, no pudieron contener las lágrimas por la emoción… ¡No más asteriscos irritados por usar hojas espinosas y llenas de hormiguitas!

Los heroicos y agradecidos culitos han solicitado al señor comandante en jefe de las fuerzas armadas nacionales que le sea concedido el título honorífico, con sobra de merecimientos, de:
¡LIMPIADOR EN JEFE DE TODAS LAS CAGADAS!
Congratulaciones…

Cordero ministro issfa

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *