MENU
Cornelio-Zea-150x150

by • November 22, 2012 • Cornelius ZeaComments (0)546

OFRECIMIENTO ELECTORAL Cornelius Zea

Ciertamente, no es posible ocultar la grave preocupación que suscita el solo enunciado de estas cuestiones.

 

La Ley de Redistribución del Gasto Social que permitirá incrementar en $15 el Bono de Desarrollo Humano—, y la eliminación del Sigilo Bancario— se constituyó en una estratagema electoral audaz del Gobierno— como irresponsables y audaces son los políticos de la oposición que apoyaron esta Ley— en razón de que sus objetivos están únicamente enmarcados en lograr réditos electorales y con estas argucias mantener el clientelismo político— lo que demuestra que no tienen un sentido de responsabilidad hacia nada y hacia nadie— y eso es un problema muy sentido para el país.

 

Y a partir de estos hechos— comienza la intriga.

 

¿POR QUÉ EL GOBIERNO DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANA QUE TANTO ATACA A LOS PELUCONES— AYUDÓ CON LOS BENEFICIOS TRIBUTARIOS A LA BANCA?— (causantes y beneficiarios de la crisis del año 2000 QUE CULMINÓ CON EL CONGELAMIENTO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS). Y que ahora tratan de enmendar.

 

¿El Bono de Desarrollo Humano— ha cambiado la situación de los que se benefician?

 

¿Ésta forma de administrar los problemas sociales— se utilizan con fines electorales?

 

¿Qué pasará— si se incrementa el número de beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano?

 

¿Un problema estructural— se resolverá con simples decisiones coyunturales?

 

¿Será suficiente una Ley (incoherente y mal redactada) para crear las condiciones necesarias que posibiliten cambiar la realidad de los beneficiarios?

 

¿Se ha institucionalizado la pobreza y se ha clasificado a la sociedad… con fines electorales?

 

¿Por qué no existe una verdadera redistribución de la riqueza?

 

¿Por qué no se apoya a la producción— y se implementa los subsidios a la agricultura?… y de esta manera se genera fuentes de trabajo y se elimina las políticas asistenciales— que mantienen cautivos a amplios sectores de la población.

 

La gente necesita oportunidades y/o alternativas de vida viables y oportunas.

 

La ciudadanía necesita empleo y no dádivas.

 

La población espera que se le respete y no se ofenda su condición de vida— al utilizarlos únicamente en las campañas electorales.

 

Pero lo que en realidad preocupa— es que este ofrecimiento electoral— incrementará el número de beneficiarios (que ahora están llegando a los 2.000.000 de personas) y junto con ello el problema de su financiamiento y su situación seguirá igual o peor— porque se neutraliza su capacidad de iniciativa y/o de emprendimiento.

 

LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO EN EL PAÍS— REFERIDO A LAS DIFERENTES FORMAS DE CONTROL SOCIAL QUE EL GOBIERNO ESTÁ ASUMIENDO— NOS ANTICIPA LO QUE VENDRÁ DESPUÉS.

 

Cornelius Zea

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *