MENU
correa y obama

by • April 13, 2014 • Adrian ZabalaComments (0)1288

OBAMA EN YACHAY Por Adrian Zabala

Adrian-Zabala-150x150Profundamente impresionado y verde de la envidia por el apoteósico recibimiento que el pueblo norteamericana le prodigó al Excelentísimo Señor Presidente Constitucional de la República del Ecuador, el presidente yanqui exigió a su gabinete que la “invitación” realizada por tres universidades de medio pelo para que El Sublime vaya a dar baños de sabiduría a los estadounidenses sea recíproca y él también sea “invitado” para darse una vueltita de popularidad  por esas linda tierras ecuatorianas y así mejorar su muy venida a menos imagen.

Así fue. Lo primero es lo primero. Se contrató a una agencia de relaciones públicas para que consiga la “invitación” para que mister Obama diserte en alguna de la tres universidades de clase mundial creadas por la revolución ciudadana y se publique un artículo, craneado y escrito por él, en el diario EXTRA, el favorito de los revolucionarios criollos. La agencia, que al parecer, tenía fuertes vínculos con algunos altos funcionarios públicos consiguió la tan anhelada “invitación”. Obama se puso muy feliz, no podía ser de otra manera, ser “invitado” a dar conferencias “magistrales” en la mitad del mundo es un privilegio que a muy pocos seres humanos les ha sido reservado.

Durante la “gira” del Iluminado por el país del norte Obama no se perdió detalle alguno, siguió segundo a segundo todos sus movimientos, aprendió sus gestos, sus poses, la sonrisa, el saludo, todo se le metió en su cabeza afrodescendiente. Debía imitar al mejor de todos los tiempos, solo así lograría devolverle la hegemonía  mundial a su país.

Todo quedó a punto para la “visita”. El embajador Namm no se daba abasto contratando al “público” que asistiría a la “saturdaytina” organizada por el secretario de prensa de la Casa Blanca que, en un destello de lucidez mental, se dio cuenta que este espacio de comunicación atrae a las multitudes y les deja pegadas por horas frente al televisor boquiabiertos, entonces, que mejor cosa que hacer lo mismo, aunque de forma muy rudimentaria, nada que ver con las ¡SABATINAS! De la SECOM. No, no, no. Esto era algo más bien ordinario, burdo; Obama no tiene la labia, ni las agallas para romper el New York Times o el Washington Post, tampoco el talento de gran insultador que se gasta el líder de los verde flex. Nada que ver, esto era solo para darle gusto al presi gringo y que tenga el orgullo de decir que él también es bien parado y frontal…

El Air Force One, el Two, y hasta el Three, fueron llenados con burócratas para que hagan bulto. Obama, con gesto adusto y en tono muy serio, les ordenó que vean todo, que apunten todo lo que escuchen de los sabios funcionarios revolucionarios, que filmen todo, que no dejen nada sin anotar. Esta visita debía servir para aprender del “Gran Milagro” ecuatoriano y tratar de replicarlo en la Yony.

Nadie, pero nadie, recibe a Obama, solo el embajador y dos pelagatos más sonríen nerviosos parados a un costado de la escalera del avión. Los socialistas revolucionarios no tienen tiempo para perder recibiendo a alguien tan poca cosa, el ciudadano común ecuatoriano no se da ni por enterado de la tal visita, los medios de comunicación están muy ocupados informando sobre unas nalgas censuradas.

Obama no atina reacción alguna. Se sabe muy limitado, un aprendiz de líder que tiene que pagar el precio de intentar usar a un país ¡Digno y Soberano! Para ser noticia. Se resigna a su suerte de segundón en el concierto internacional. Qué más da, por lo menos ya está en el país más próspero, feliz, respetuoso, y libre del planeta, que ya es ganancia. ¡Vino para aprender, y eso hará!

¡YACHAY! La Ciudad del Conocimiento se revela ante sus incrédulos ojos. El lugar sagrado: mágico, único, en el que el nuevo conocimiento humano bulle, se desparrama, se agita, se desborda. El templo en el que el socialismo del siglo XXI forma el hombre del mañana.

-¡OH MY GOD! ¡OH MY GOD! ¡OH MY GOD!

El gringo no puede decir otra cosa. Impresionado, de tal manera que su arrogancia imperialista se ha caído de golpe al piso, se reduce a simple observador dejando de ser protagonista.

El salón de conferencias destinado a su charla “magistral” le resulta inmenso, demasiado grande para su intelecto reducido. Intenta unas frases en un  español de a perro. Ensaya una crítica mediocre y absurda sobre la revolución ciudadana. Su fuero interno le dice que miente, ante la evidencia irrefutable que observan sus ojos reconoce que el capitalismo es un error histórico que debe ser erradicado del planeta.

El vuelo de regreso es lúgubre, el imperialismo capitalista ha recibido una paliza moral y una cátedra de eficiencia y resultados colosales, inimaginables para el capitalismo opresor.

Obama convoca de urgencia a todos sus secretarios de estado, a la CIA, al FBI, a la NSA, a la NASA, a la FED, a la FDA,  ARMY,  NAVY,  AIR FORCE, a McDonald´s, y a KFC.

-¡Hemos estado en el mejor lugar del mundo, yo quiero que los Estados Unidos de América sean iguales a ese paraíso. Inmediatamente ustedes y todos sus equipos se pondrán a trabajar para encontrar la fórmula que nos permita, en el menor tiempo posible, llegar a ser como el país de la maravillas.

Todos salieron en quema para ponerse manos a la obra, se realizó el diagnóstico respectivo y se elevó un informe:

-¿Cómo es posible, que un señor que se dice un genial economista endeude a su país con los chinos reconociéndoles intereses del 7.5%, entregándoles petróleo en garantía, además de contratos de obras de infraestructura y ahora diga muy suelto de huesos que los préstamos del Banco Mundial son 6% más baratos y que sí le prestan más dinero dejará de fiarle a los chinos?

-¿Cómo es posible, que un señor que se dice cristiano y demócrata persiga a todos sus opositores, se dé el lujo de volar por miles de kilómetros para realizar una de sus sabatinas y se dedique a insultar a sus compatriotas a sabiendas de está en un país ajeno y siendo criticado por su irrespeto a los derechos humanos?

-¿Cómo es posible, que un  señor lance una campaña internacional para dejar bajo tierra el petróleo que existe en una reserva natural de la Amazonía mientras negocia la explotación de ese petróleo con empresas chinas?

-¿Cómo es posible, que un señor que dice ser un experto en desarrollo construya carreteras de lujo mientras no hay medicinas ni médicos en los hospitales?

-¿Cómo es posible, que un señor que demanda a todo el mundo en defensa de su honra no permita la fiscalización a su gobierno?

-¿Cómo es posible, que un señor diga que ha logrado un “milagro económico” cuando dos millones de personas dependen de un bono de pobreza para subsistir?

-¿Cómo es posible, que un señor tenga tanto apoyo popular cuando lo único que ha hecho es dividir a su pueblo y endeudar como nunca a su país?

¿Cómo es posible, que un señor mantenga una imagen de transformador a nivel internacional cuando lo único que ha hecho es despilfarrar los recursos de su país, obstruir la producción, espantar la inversión extranjera, y quebrar empresas incautadas?

La pregunta más interesante es esta:

-¿Cómo es posible, que una hostería sea presentada como una universidad de clase mundial y algunos ciudadanos se lo crean?

Los cuestionamientos eran reveladores, por lo tanto, se debía dar con la repuesta correcta para entregarle al presidente Obama la estrategia a seguir para que los Estado Unidos construyan su propio “milagro”.

Un sobre es llevado por varios agentes del servicio secreto hasta la oficina oval. Obama se seca las manos sudorosas con un pañuelo, está algo nervioso. La revelación que tanto anhela está frente a él.

TOP SECRET:

¡CONTRATAR A LOS HERMANOS VINICIO Y FERNANDO ALVARADO!

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *