MENU
Entierro militar

by • March 21, 2016 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (1)4644

NI LA MUERTE ENCONTRÓ LAS “ODIOSAS DIFERENCIAS” Por Patricio Haro Ayerve

Los cuarenta y un millones de dólares que arbitraria e ilegalmente se dispuso sean retirados de las cuentas del Instituto de Seguridad  Social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) corresponden al fondo de retiro, invalidez y muerte (RIM) que cubre a los afiliados del ISSFA, miembros de las Fuerzas Armadas en servicio activo, cuando por las exigencias de la carrera militar son separados de las filas militares o cuando por consecuencia del riesgo que ellos corren diariamente en el entrenamiento y empleo en la peligrosa actividad, sufren lesiones graves que los discapacita o pierden la vida en actividades de servicio. Lo hemos reiterado en varias ocasiones y en varios medios antes del trágico accidente.

Nunca antes en la historia de las Fuerzas Armadas y del País, en tiempos de paz, una tragedia como la sucedida con la del avión Arava en la que 22 miembros de la élite de las Fuerzas Armadas ofrendaron su vida, dejó tantas viudas y tantos huérfanos que no pueden quedar en el desamparo. Han sucedido en el pasado accidentes de todo tipo que han conmocionado al País, en los que se perdieron mandos militares, en los que fallecieron pilotos de gran experiencia o jóvenes en capacitación y entrenamiento; pero los accidentes de entrenamiento o empleo diario en los que mueren o quedan mutilados soldados de todas las jerarquías, solamente merecen una pequeña crónica en los medios y ninguna reacción oficial; sin embargo, ratifican el porqué de un régimen especial de seguridad social y justifican sobremanera los fondos del RIM.

La impertinencia anacrónica de la ideología con la que se gobierna ha conseguido la división de los ecuatorianos; enfrentamientos entre empresarios y empleados, entre industriales y obreros,  entre profesores y estudiantes, entre indígenas y mestizos, entre blancos y negros y entre buenos y malos es la tónica que lo ratifica. Con argumentos que corroen los principios de disciplina y jerarquización de una institución armada se pretende el enfrentamiento en una de las pocas estructuras en la que  aún no se presenta. Sin pruebas empíricas se dice que en Fuerzas Armadas existe discriminación entre oficiales y tropa y que entre ellos se mantienen “odiosas diferencias” con el protervo propósito de materializar en ellas el anacrónico dogma del marxismo, la lucha de clases.

En el lamentable accidente al que se ha hecho referencia, fallecieron 11 oficiales con jerarquías de teniente a teniente coronel y 11 voluntarios con rangos de cabos y sargentos. Es dura la lección que vino desde el más allá con la que se dijo que ni la muerte encontró “las odiosa diferencias” ni  en el número de soldados que enlutaron al Ecuador, diferencias que solo se encuentran en el imaginario revolucionario y en el desconocimiento de lo militar de quien no es “comandante en jefe” sino máxima autoridad.  

Entierro militar

happy wheels

Related Posts

One Response to NI LA MUERTE ENCONTRÓ LAS “ODIOSAS DIFERENCIAS” Por Patricio Haro Ayerve

  1. Gerardo Niquinga Castro says:

    EL ECONOMISTA “comandante en jefe” JA JA JA, PERO ESE ES UN SUEÑO DE PERROS (y que disculpen los perros) QUE NUNCA SE LE CUMPLIRÁ NI SE LA HAYA CUMPLIDO… DE PRONTO CUANDO FUE EL TEMPORE DE LA UNASUR BIEN PUDO HABER SIDO EL “comandante” SUEÑA COMO EL DIFUNTO COMANDANTE QUIEN AHORA LE VISTA A SU VIUDA EN VENEZUELA TRANSFORMADO EN UN PAJARITO… O PROBABLEMENTE PODRÍA SER QUE LE DEJO DE HERENCIA EL PAJARITO… PERO ESTOS COMANDANTES EN JEFE NUNCA VERÁN CUMPLIDOS SU SUEÑOS DE TIRANOS Y DICTADORES NAZIS FACISTAS…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *