MENU
Alianza Pacifico mapa

by • May 24, 2015 • Clara RiverosComments (0)995

Marruecos observa a la Alianza del Pacífico

“Estamos muy interesados en aprovechar junto a la Alianza del Pacífico la apertura hacia los gigantes asiáticos”: embajador de Marruecos

Riveros ClaraMarruecos ha sido noticia en días recientes. Por un lado, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución 2218 mediante la cual prorrogó un año más el mandato de la MINURSO -Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (establecida en 1991), los términos de la Resolución fueron recibidos de manera positiva por el Reino de Marruecos. De otra parte, sus relaciones con Europa atraviesan un buen momento y profundizan la cooperación en diferentes temas, Marruecos potencia sus vínculos con América Latina y observa a la Alianza del Pacífico con especial interés.

De la Resolución 2218, la cuestión del Sahara, los lineamientos y directrices de la política exterior marroquí y el posicionamiento de ese país en América Latina, entre otros temas, habló el embajador del Reino de Marruecos en Colombia, Noureddine Khalifa, en entrevista con CPLATAM-Análisis Político en América Latina-.

¿Por qué Marruecos considera positiva la Resolución 2218?

Es positiva porque toma en cuenta la propuesta de autonomía de Marruecos como una iniciativa realista y habló de los esfuerzos de Marruecos en materia de derechos humanos en la zona. Esta Resolución es muy importante porque está llamando a Argelia, que alberga estos campos de refugiados, a favorecer un censo de las poblaciones de Tinduf. Nadie conoce la cifra exacta de refugiados, hay una mixtura de gente que no tiene nada que ver con el Sahara, hay población proveniente de Argelia, Mali y Mauritania. Para nosotros, los saharauis están entre 35 mil y máximo 40 mil personas. Está también el problema de la ayuda humanitaria, ligada a la cifra que da el Polisario y el gobierno de Argelia que no es exacta, además de los fraudes en el manejo de esa ayuda.

 

  • ¿Cree usted que el informe de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) que reveló el fraude masivo de la ayuda humanitaria por parte del Frente Polisario fue decisivo para que Naciones Unidas haya solicitado un censo de la población de Tinduf?

Definitivamente. Una gran parte de esta ayuda humanitaria, enviada desde Europa, se vende en mercados de Argelia, Mali y Mauritania. Esta gente transforma esa ayuda en dinero. La ayuda no llega a la población de los campos, que apenas recibe una pequeña parte, hay problemas alimentarios de la gente que está allí. Las instituciones en Europa ya tienen pruebas del fraude y de que la ayuda que envían no llega.

 

  • Algunos analistas plantean que Marruecos podría buscar mayor respaldo internacional respecto al tema del Sahara, especialmente en América Latina donde todavía hay sectores que apoyan las tesis del Frente Polisario y reconocen a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD). ¿Considera que Marruecos debe asumir un papel más activo en esa dirección?

Marruecos ha hecho muchas cosas en América Latina y goza de una percepción positiva en la región. Los países, en su mayoría, no reconocen ni a la RASD, ni al Polisario. El Polisario nació como movimiento marxista-leninista en los años setenta, esto es anacrónico hoy en día.

Hay países que todavía ven el mundo desde un enfoque de la Guerra Fría, estoy hablando de algunos países con regímenes populistas que aún no alcanzan una madurez que les permita observar lo que ocurre realmente, ellos prefieren mirar con ojos populistas y traer conceptos extemporáneos de la época de la Guerra Fría. El mundo cambió tras la caída del muro de Berlín. ¿Qué reconocimiento se puede dar a un movimiento separatista? No se trata de un Estado porque no tienen territorio, ni organización política, ni un pueblo. Para hablar de un Estado, debe haber gérmenes y allí no los hay, hay poblaciones y tribus con lazos históricos y políticos con Marruecos. Las razones profundas del problema son geopolíticas. Una evolución de la posición de Argelia puede ayudar en la búsqueda de una solución porque es ese país el principal protagonista en este asunto. El Polisario fue creado por la Libia de Gadafi, apoyado y adoptado por Argelia. La comunidad internacional está viendo de forma realista el problema del Sahara, la expresión de esta evolución es la última Resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

 

EMB3

  • Organizaciones como Human Rigths Watch reconocen que la Constitución de 2011 incorporó “sólidas disposiciones de derechos humanos” pero que el clima de libertades y derechos no ha mejorado sustancialmente. ¿Cómo ha sido el proceso de transición, de cambios políticos y de reformas que se vienen dando en Marruecos con la nueva Constitución?

Antes de 2011 Marruecos ya había empezado algunas reformas a nivel político. Desde los años noventa, hubo una transición importante con la llegada al poder de la oposición socialista (1998). Estaba la Instancia Equidad y Reconciliación que hizo un buen trabajo. También el Estatuto de la familia (2004), previo a la Constitución, supuso importantes cambios y reconocimiento de derechos para las mujeres y la niñez. Llegar a la Constitución de 2011 fue el resultado de una evolución de Marruecos en el compromiso hacia el Estado de derecho y la democracia. Se reconoció la existencia de minorías, un hecho muy importante es que contempla la pluralidad étnica y cultural de Marruecos, pero también, la pluralidad política, tenemos más de 37 partidos políticos. La filosofía de esta Constitución es la consolidación democrática y el avance de los derechos y las libertades de pensamiento, de expresión, etc.

La Constitución de 2011 es la consagración del orden democrático, de una monarquía constitucional, social y parlamentaria. El jefe de gobierno (antes hablábamos de primer ministro) adquirió poderes que no tenía, es líder del partido que ganó la elecciones. Se extendieron los poderes del Parlamento y la independencia del Poder Judicial. El gobierno de Marruecos continúa llevando adelante las transformaciones y trabajamos para poner en práctica lo que se estableció en la Constitución. Hay problemas que surgen como en todos los países, pero para nosotros, la Constitución de 2011 es un marco ideal para perfeccionar las prácticas. Los cambios podrán apreciarse en el tiempo a nivel de educación, cultura, lucha contra la pobreza, desarrollo humano, promoción de valores de apertura, tolerancia, modernidad y de derechos humanos con supremacía de las convenciones internacionales.

 

  • ¿Es posible que las reformas políticas así como la figura del Rey Mohamed VI hayan sido determinantes para la contención de los sectores más radicales del islam?

El Rey es una autoridad política y religiosa al mismo tiempo, tiene un papel muy importante. Después de las reformas de 2011, el Rey se quedó principalmente con poderes en el espacio religioso y de defensa nacional y de seguridad, como garante de la integridad territorial del Reino de Marruecos. Es el garante del buen funcionamiento de las instituciones constitucionales. El papel de la Institución Real ha sido importante para que Marruecos escapara de la desestabilización que llegó a los demás países árabes, esto es una realidad.

 

  • Marruecos avanza en la liberalización de su economía, esto se aprecia en los índices de libertad económica de Heritage Foundation y en las proyecciones económicas hechas por el Fondo Monetario Internacional para 2015. ¿Cómo encara el país los desafíos de su economía en relación con la reducción del desempleo, la mejora del clima de negocios, el estímulo de la competitividad, del consumo y de la inversión pública?

Marruecos empezó hace unos años una política de diversificación de su economía. Anteriormente la agricultura ocupaba un sector predominante, hoy representa un 14% del PIB. Para reducir la dependencia de ese sector, Marruecos ha diversificado sus políticas de industrialización y se ha orientado a la economía de servicios. Hay sectores que experimentan dificultades como las manufacturas (marroquinería), pero hay sectores que jalonan e impulsan la economía. La industria se ha concentrado en el sector automotor, principalmente en las fábricas de automóviles (Renault) en Tánger; y también, en la industria aeronáutica, en las plataformas de componentes de aviones. Este sector alcanza un 10% de la economía. La inversión pública también es un componente muy importante para procurar mayor crecimiento y competitividad de la economía del país. Lo que se pretende es favorecer un modelo económico que permita luchar contra la pobreza y el desempleo, promover la demanda interna y hacer que Marruecos supere la tasa de crecimiento superior al 4% que tendrá en 2015, favorecida porque este será un buen año para la agricultura, en comparación, por ejemplo, con 2013 cuando hubo un crecimiento de 2.5%. La idea es llegar a un nivel de crecimiento que permita que Marruecos sea una economía emergente entre 2016 y 2017.

A nivel exterior la economía de Marruecos es de gran apertura hacia los mercados del mundo, tenemos TLC’s con muchos países, un intercambio comercial con la Unión Europea muy fuerte, más del 70% de nuestro intercambio es con la UE. Hay también una apertura cada vez más concreta hacia el continente africano, en el marco de la cooperación Sur-Sur, se han producido muchas inversiones de Marruecos en África. Todo esto permitirá que Marruecos pueda acceder, en los próximos años, a un liderazgo regional y, ¿por qué no?, en el mundo.

 

  • ¿Cuáles son los lineamientos y premisas que guían la política exterior del Reino de Marruecos?

La política exterior de cada país es el fruto de la historia pero también de la posición geográfica, esto es muy importante, sabe que estamos al norte del África y somos una intersección de civilizaciones y de culturas, tenemos una historia milenaria, esto delimita la política exterior. La unión del Magreb árabe es un componente muy importante de nuestra acción exterior, hay problemas en nuestras relaciones con Argelia a causa del Sahara, pero estamos trabajando para sacar adelante este proyecto. El segundo componente está dirigido al mundo árabe que para nosotros es una prioridad: Palestina, el Golfo Pérsico, estos fenómenos de la Primavera Árabe (2011), lo que está pasando en Libia, Irak, Siria, Yemen. Marruecos está trabajando por la paz y la seguridad en el mundo árabe, tenemos una alianza con Arabia Saudita para garantizar la seguridad, la estabilidad y la legitimidad del poder en Yemen, como Arabia Saudita, somos una Monarquía Sunita y nuestras relaciones son estrechas con el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo.

Somos un país del continente africano, tenemos un compromiso con África por razones geográficas, compartimos una historia muy antigua y muy profunda, en particular, con los países de África del oeste. Marruecos avanza no solo en términos de seguridad, sino de cooperación al desarrollo en países como Senegal, Costa de Marfil, Gabón, países amigos con los que Marruecos tiene estrechas relaciones a nivel de bancos, compañías de seguros, participamos en proyectos de vivienda, además, Marruecos comparte su experiencia en el campo de la agricultura que está bastante desarrollada.

 

  • Marruecos ha sido el primer país del Magreb en regular inmigrantes, inició un plan desde finales de 2013 hasta finales de enero (2015), cerca de 17.916 personas han sido regularizadas. ¿Cómo se da la cooperación entre Marruecos y Europa para enfrentar la inmigración irregular?

Desde los años noventa Marruecos se ha ocupado de la inmigración, hay flujos de los países subsaharianos hacia Europa, existen iniciativas de Marruecos con España para tener mayor control de los flujos migratorios. Lo que ocurre desde Libia hacia el sur de Italia es dramático, la idea de Marruecos es no solo tener una política hacia la migración sino una visión más amplia que integre el desarrollo. La inmigración se da por problemas de miseria, de  pobreza y de inestabilidad política. Marruecos se ha ocupado del tema, organizando conferencias, tratando de concientizar sobre esta problemática y buscando que los principales actores internacionales tengan en cuenta esa dimensión social para el desarrollo en los países de África que logre frenar el flujo migratorio hacia Europa.

 

  • El vicepresidente de Paraguay, Juan Afara, visitó Casablanca y Rabat hace algunos días con el propósito de fortalecer las relaciones bilaterales y la cooperación entre Rabat y Asunción. Perú tuvo participación en el Salón Internacional de la Agricultura y la Alimentación (SIAM), realizado en Meknes. Según expresó el embajador peruano en Rabat, Carlos Velasco, se trata de “la plataforma de negocios y encuentro más importante del sector de agroexportación en el continente africano”. ¿Cómo son las relaciones políticas y económicas de Marruecos con América Latina?

Con América Latina somos el país más cercano, por razones geográficas, históricas y culturales. Marruecos tiene ocho siglos de historia en común con España. Hubo zonas de protectorado español en Marruecos. Hoy en día tenemos entre 7 y 8 millones de marroquíes de habla castellana. A nivel cultural compartimos muchas cosas con América Latina, la comida y otros aspectos acercan a Marruecos con Latinoamérica. Nuestra presencia en este continente es un poco antigua, estamos trabajando para afianzar estas relaciones. No puede dejarse de lado la crisis económica internacional que ha tocado a todo el mundo, a Marruecos y también a América Latina, pero con la mayoría de los países tenemos un marco político excelente. En el caso de Colombia hay que hacer un mayor esfuerzo en términos de intercambio comercial y cooperación económica, tenemos una dinámica muy positiva.

Se abrirán embajadas en Paraguay y Panamá para acercar todavía más a nuestros países. Con Panamá ya hay un acuerdo marco de cooperación y Panamá ya tiene una embajada en Marruecos.

 

  • ¿Se han logrado mejoras en la relación con Venezuela?

Nosotros somos pragmáticos y sufrimos un poco lo que pasa con países como Venezuela. Hay problemas, hay una visión diferente. Cerramos nuestra embajada allá hace unos años (2009). Hoy en día, con el gobierno actual, las relaciones son un poco limitadas.

 

  • En la VIII Cumbre de la Alianza del Pacífico que se realizó del 8 al 10 de febrero de 2014 en Cartagena de Indias, Marruecos fue el primer país africano que se sumó como observador de este proyecto de integración. ¿Por qué Marruecos mira a la Alianza del Pacífico?

Ya conseguimos el estatus de observador de la Alianza del Pacífico, tenemos excelentes relaciones con los países que la integran (México, Colombia, Perú y Chile). Estamos muy interesados en aprovechar junto a la Alianza del Pacífico la apertura hacia los gigantes asiáticos. Los países de la Alianza del Pacífico están trabajando juntos en el exterior, tienen embajadas conjuntas y, en el caso de Marruecos, la Alianza del Pacífico ya tiene una oficina de comercio en Casablanca, esto puede ayudarnos a desarrollar más el intercambio comercial. Con los cuatro países tenemos excelentes relaciones políticas y podemos profundizar relaciones a nivel económico y comercial.

 

Por Clara Riveros, Directora CPLATAM-Análisis Político en América Latina

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *