MENU
malas

by • April 10, 2015 • Estuardo MeloComments (2)2188

MALAS NOTICIAS Por Estuardo Melo

EStuardo meloDe todo lo que le está ocurriendo al País, lo más lamentable es que aún si no se recibiera un solo dólar más del crédito que el gobierno del Presidente Correa pudiera conseguir, costoso o barato, ligado o no a proyectos, que necesita con urgencia, el hecho es que no hay forma que la deuda hasta el momento contraída, pueda ser pagada con un costo del barril de petróleo de $40, menos aún si no existe un plan de repago, recursos, montos y plazos para cubrir esos créditos.

Si no fuera por la capacidad productiva privada, que permite un abastecimiento interno adecuado y buenas líneas de exportación de productos, así fuera que el petróleo hubiera mantenido su valor, estaríamos en igual predicamento que Venezuela, además, por la inútil retórica de la matriz productiva.

Lo mínimo que podemos pedir es que diga de qué forma piensa salir de este embrollo en el que su irresponsabilidad fiscal nos metió y que se comprometa al menos a no endeudarse más ni ejecutar obra cara, susceptible de corrupción.

Las últimas señales del gobierno son un síntoma de desesperación. Desde la emisión de moneda virtual, hasta el default de los pagos al IESS, pasando por todos los artificios financieros a los que ha podido recurrir.

Es como ver a alguien que se ahoga, utiliza todos los recursos que puede para mantenerse a flote, pero se va debilitando, tragando agua y perdiendo la coordinación de sus movimientos. Cae en la desesperación y flota a media agua.

Ha recurrido a todo cuanto pudo para disimular una situación que nunca esperó. Asumió una pose de nuevo rico, haciendo creer que la bonanza se debía al buen manejo económico y no la billonaria suma que tenían a su disposición, pero además no es que les hubieran faltado advertencias sobre el exagerado, indiscriminado, inmeditado, mal planificado y populista gasto, acompañado de una inversión absurdamente costosa, con valores que jamás podrá justificar.
Ni formuló ni se guió por un plan de desarrollo económico o productivo para el país, o planes de inversión con programas coherentes, pero si generó una maraña de leyes y planes para cubanizarlo.

Es que cuando se actúa de mala fe, con engaño, con consignas ocultas, sin ninguna planificación, como con plata de bolsillo, nada puede resultar, porque los efectos de la imprevisión, van a estar a la vuelta de la esquina. Estamos ante la circunstancia de que las políticas económicas erradas, han causado un efecto letal en la economía del Ecuador.

Agrandaron el gasto fiscal con incremento de burócratas y ¨salarios dignos¨ y muy probablemente en estas nuevas circunstancias tendrán que suprimir las partidas y rebajar los salarios de los que quedan, así sea indigno. Los que se atrevieron a obtener créditos para casas o vehículos, tendrán que devolverlos para que no les embarguen.

Antes de imponer las salvaguardas arancelarias, cumplieron con el simulacro ridículo de rebajarse los salarios en grado ínfimo. Otra cosa sería que ante la circunstancia que vive el país, lo hubieran hecho al menos en un 50% y a todos. Solo así podrían sentir el rigor del castigo.

Es que en ese tema, no es que los otros países devaluaran sus monedas, lo que sucede es que en economías bien monitoreadas que tienen relaciones de negocios directas con dólares, la moneda local debe equipararse a un dólar que se va revalorizando, gracias al mejoramiento de la economía de los Estados Unidos. Ahora los ecuatorianos tenemos un dólar más fuerte y habríamos podido gracias a esa revalorización, conseguir bienes a más bajo precio. Pero ante las salvaguardas, con dólares revaluados, no da igual. Cuando el dólar estaba devaluando, nadie se quejó por la competitividad ficticia de nuestros productos, pero ahora mejores precios de venta en el exterior solamente pueden conseguirse con mejor productividad de origen. Si el gobierno quisiera que mejoren esas ventas externas, debía ensayar exoneraciones para los productores de bienes exportables.

Pero qué sucede. El temible operario de la anti-economía decide por sí y ante sí, no pagar la deuda que el Estado mantiene con el IESS, pero a la vez, rebaja los intereses que la entidad cobra por sus créditos a los afiliados. Así, quién no quiebra, en simultáneo le quita fondos y le disminuye rendimientos.
El IESS debe exigir del Estado los valores que no pago por aporte patronal, o porque lo pagó disminuido, no lo pagó o lo pagó sobre el salario mínimo. Esa artimaña perjudicó a la entidad y a los afiliados del sector privado que sí pagaron sus aportes reales.

También debe exigir compensaciones por la brutal des-capitalización sufrida en el año 2000 por la dolarización, cuando los jubilados pasaron a recibir cuatro dólares mensuales y el patrimonio de la entidad se redujo en al menos el 50%. Que un economista no entienda esto, ya es un acto de mala fe.
La Contraloría tendrá que sacar a luz, las auditorías que mantiene represadas y conseguir que contratistas y funcionarios devuelvan el 30% de coima. Solo allí se podrá recaudar cerca de $50.000 millones de sobreprecio de la obra ejecutada en 8 años.
Tendrán además que ir hasta el fondo de los asuntos previamente denunciados.
– Los pagos realizados a funcionarios por CAMINOSCA para obtener contratos, denunciados por la mismísima firma australiana, propietaria de la empresa ecuatoriana.
– Aclarar las cuentas y depósitos de valores provenientes de la China, para funcionarios ecuatorianos, asunto denunciado por Andrés Páez.
– Solicitar al nuevo gobierno Chino, la entrega de indicios que conozca sobre la corrupción de sus funcionarios en obras y créditos relacionados con Ecuador.
– Recuperar los perjuicios por comisiones de entrega de petróleo denunciados en el libro Ecuador made in China.
– Responsabilizar a los funcionarios que negociaron el cambio de los contratos de extracción del petróleo.
– Encontrar las razones del sobreprecio del 300% de Manduriacu y del 58% en Coca Codo Sinclair y del almacenamiento de gas en Monteverde, a más de revisar los otros contratos para plantas hidroeléctricas en ejecución.
– Poner atención en la supuesta venta de energía hidroeléctrica a otros países, cuando se sabe que ninguno de nuestros vecinos es deficitario, que no existen líneas de conducción y que a Chile le podría interesar energía solamente en el 2020, con lo cual la energía producida podría desperdiciarse por fallas en del plan maestro de producción y suministro.
– Auditar el gasto de la vía Collas con 50% de sobrecosto y de paso toda la inversión en carreteras pavimentadas en el país, en este gobierno.
– Auditar el origen de los fondos obtenidos por Alianza País para sus inversiones y gastos.
– Pedir que la Contraloría general emita glosas y establezca responsabilidades por el gasto en obras de infraestructura y equipos pagados con fondos de los ecuatorianos, fuera del territorio nacional, justificados como donaciones que no tienen respaldo en la legislación del País, como aquellas realizadas por el cuerpo de Ingenieros del Ejército, en Cuba y Haití, donde al finalizar la obra se donaron hasta los equipos de construcción y volquetes.

Solo después de haber cumplido con la auditoría de gestión a los ocho años del régimen, podremos estar tranquilos, eso, si no hubiéramos pasado a ser un Estado fallido.

happy wheels

Related Posts

2 Responses to MALAS NOTICIAS Por Estuardo Melo

  1. JOSE NUÑEZ says:

    Sr. Melo muy de acuerdo con su ponencia en este artículo, me imagino que tiene evidencias fundamentadas sobre este análisis, entonces como materializar esto? y por que no f}difundir esta ponencia ante el mandante que somos los ciudadanos, yo se que este medio es válido en la nube virtual, pero yo soy catedrático y voy a encargarme de difundirlo, está de acuerdo? gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *