MENU
Informe Correa

by • April 11, 2016 • Estuardo MeloComments (1)3452

MAGISTRAL! Por Estuardo Melo

EStuardo meloLuego de nueve años en la Presidencia de la República, Rafael Correa cuenta con los insumos para presentar una conferencia magistral en la que describa su espectacular y apoteósica conducción del País hacia la postración económica.

Un país que a pesar de duros avatares, malos gobiernos, ingobernabilidad, desarrollo fallido, inconstitucionalidad y desorganización, había conseguido por fin consolidar su limitada economía principalmente gracias a la adopción del dólar americano como moneda y al auge del valor las materias primas y el petróleo en el mercado mundial. El nuevo gobierno del 2007, recibió el país con índices socioeconómicos medianamente aceptables, un fondo de ahorro nacional, una deuda proporcionada con su producción real, un sistema financiero recuperado y en vías de consolidación y al sector privado, la agricultura e industria de exportación abriéndose campo. En suma encontró un país sano, con buenas perspectivas de desarrollo y aceptables índices de crecimiento, con precio por barril del petróleo de $43. Lo que Rafael Correa calificó como “Banana repúblic”, en nueve años consiguió transformar en una “No república”, con carreteras.

Debería presentarse con la banda presidencial, símbolo del poder político que ejerció y los dos tele-pronters con los que organiza sus exposiciones públicas y concluirla al igual que militares han desertado del campo de batalla y se los despoja frente a su pelotón, de sus charreteras e insignias, para degradarlo.

Sería deseable que comience su abominable descripción, por el final de su período gubernativo, exhibiendo las cifras que caracterizan los últimos días de su gestión: El monto total de los fondos que tuvo a su disposición, el valor que alcanzó de la deuda pública, (sin disfraces ni eufemismos), el déficit presupuestario real 2016, la cifra de la inversión en obra pública en 9 años y si no fuera mucho pedir, el listado de obras, sus características principales y cuáles de ellas estuvieron sujetas al control del gasto sin glosas ni presunciones de responsabilidad penal.

Sería como filmar el ataque brutal de un chacal a un indefenso cervatillo, con un primer mordisco en la yugular y el desangre y troceado de su piel y su carne, hasta dejarlo exánime. Porque será un milagro eso sí, que el Ecuador se recupere de la saña bestial con que puso en práctica sus intenciones nefastas que las aplicó en todos los ámbitos, no como el jaguar en vuelo que pretendió figurar, sino como un animal paralizado, literalmente canibalizado

Asistiremos absortos a la exposición de sus motivos y si logramos reaccionar, nos convocaremos para lo único que nos queda: tratar de sacar al país de las cenizas de la devastación.

Al resultar luego de nueve años el país en banca rota, al haberse dispuesto de dos cientos sesenta mil millones de dólares del tesoro nacional y sesenta mil millones como cifra final del endeudamiento que contrajo, seguramente habrá concebido un metódico y sistemático plan de aplicación gradual por etapas y evaluación de resultados de avance, para la eficiente ejecución del desastre. Cada decisión, cada paso, cada medida, cada política dirigida hacia el objetivo real: La debacle del país.

Es que si bien nadie tiene hasta hoy una cabal idea de dónde fueron a parar los fondos estatales de que dispuso, tampoco están claros los torcidos objetivos  que logró consolidar, a más de los que constan en el Plan Nacional del Buen Vivir, que no es otra cosa que la hoja de ruta hacia el cambio a un régimen Castro-comunista.

Cuál fue la teoría económica que aplicó; cómo planificó los 10 años de cuidadoso despilfarro, de qué manera estimó los sobreprecios, cuáles fueron los instructivos para el  reparto de los fondos que retornaron como excedentes corruptos de los contratos, entre el gestor, el jefe  y proyecto político. Porque también ha sido magistral  la opacidad que imprimió a sus decisiones.

Tal parece que aplicó un concepto distinto, que alejado de las teorías de la ciencia económica  y el capitalismo, proviene de la escuela de economía de la Universidad de La Habana, para administrar un régimen de economía centralmente dirigida, donde el ser humano está por sobre el capital, la ganancia es reemplazada por la pérdida y las iniciativas, decisiones y emprendimientos son decididos desde la cúpula del aparato estatal. La Economía al revés. Pero, de que capital se puede hablar, si estará  por encima o por  debajo del ser humano, si al final de su ejercicio, solo quedaron seres humanos y el capital se esfumó, quedando una apocalíptica deuda que seres humanos empobrecidos tendrán que pagar con lo único que pueden, con su propia hambre.

Dirá tal vez en su conferencia que tenemos carreteras, hidroeléctricas, hospitales, y mega-obras “emblemáticas”, pero esta vez, tendrá que sincerar cifras comparar las inversiones con los costos estándar que rigen para las mismas y obtener el saldo que quedó par la corrupción.

También tendrá que exponer la eficiencia del gasto. Porque nadie comprende que luego de haber “invertido” 14.000 millones de dólares en salud, el “sistema” siga pagando atención médica en clínicas particulares, a no ser por la falta de planificación del gasto y el sobreprecio;  0, por qué razón la central de almacenamiento de gas de Monteverde llegó a costar 4 veces su valor inicial, para una obra que según el propio gobierno no será necesaria en el futuro; O, por qué ejecutó obras sin financiamiento  real, cuáles fueron las reales motivaciones para contratar a Odebretch en el proyecto de la Refinería del Pacífico, de no ser la urgencia de recoger coimas;  O, lo que significa para el sector educativo construir 60 escuelas del milenio y la permanencia de 14.000 escuelas precarias muchas de ellas construidas en el programa una escuela por día.

O, en la última negociación del campo petrolero con Shlumberger, deberá explicar si fue o no una operación legal; el anticipo de mil millones para uso del gobierno es una modalidad legal o una forma de extorsión que nada tiene que ver con la recuperación del campo petrolero;  si cabe la figura de activos intangibles o fue una manera de cubrir una urgencia; es esa misma figura adoptada para otros contratos, con la diferencia que el anticipo no va al Estado, sino es un desvío corrupto para el bolsillo de los funcionarios. Un anticipo que la corrupción vuelve intangible e indetectable.

Su “creatividad” no tiene límites ni en la Ley.

Porque, ha sido en verdad magistral e inmensa su manera de inflar la nómina de servidores públicos, cómo proliferaron los puestos burocráticos, las entidades públicas para administrar el país, los ministerios y subsecretarios, los asesores y consultores los policías, médicos, (especialmente cubanos) y los maestros. Debe haber realizado un cálculo minucioso del tiempo en que los servidores públicos de salud y educación quedarían sin recibir remuneraciones; las medicinas en los hospitales sin abasto, las escuelas sin implementos, los contratistas impagos, las obras inconclusas, los impuestos exonerados sin devolución, los fondos de la seguridad social desbancados. Cuánto tiempo, según su siniestro  pero magistral plan, se mantendrían vigentes y en operación el IESS, el ISSFA e ISPOL y cuánto habrá que esperar para que los beneficiarios reciban dinero electrónico o papeles del banco Central, en lugar de dólares en lugar de pensiones. La sostenibilidad de sus programas tenía un tiempo de caducidad? Puede su gobierno o los siguientes garantizar efectivamente su vigencia?

Ha llegado su magistral eficiencia a acabar con el país a tal punto, que al parecer al momento vistas sus declaraciones, las finanzas públicas no tienen fondos ni para comprar los billetes dólar que se requiere para el intercambio de bienes y servicios de la dolarización.

Realmente, señor Presiente, lo que también ha sido magistral y productivo, es su aparato de propaganda, financiado con los impuestos nacionales que consiguió disfrazar la ruta de la debacle, (Plan del buen vivir), con populismo, obra pública mal planeada, cara y programas sociales insostenibles. Cómo será usted de magistral, que es el primer economista en el mundo que desconoce el valor de la planificación económica para la inversión que convirtió en ahorro, el ahorro en gasto y el gasto en crisis. Deberá decirnos cuánto nos gastamos en enmascarar su gestión y cómo se beneficiaron los hermanos Alvarado de las pautas, la asignación de tiempos y la elaboración de programas de “alto beneficio educativo para la población”. Somos los flamantes inversionistas de Costa Rica?

En todo esto, deberá dedicar un capítulo especial en su alocución, al cálculo de la homologación salarial y el valor del salario mínimo, que en corto tiempo logró dejar sin sustento financiero al pago de la nómina  y a la vez consiguió que la competitividad de la producción privada quede virtualmente anulada, gracias a sus nuevas y creativas leyes de empleo.

Otro aspecto genial, que abona en la categoría de magíster, es la forma como  concibió el desangre financiero con el sobreprecio de la obra pública en su gobierno. Carreteras de costo duplicado e hidroeléctricas de costo triplicado, marcando un record mundial en lo que puede equipararse al “lava jatto” brasileiro, para extraer los miles de millones que su revolución requería para contentar a sus participantes y adoctrinar a sus bases y fuerzas de choque, que finalmente fue a parar a los bolsillos de los encargados. Mucho mejor y más efectiva y cuantiosa que la de Dilma y que, gracias a la también magistral cooptación de todos los poderes, todavía no se expone en su real dimensión.

Llegará el momento de la conferencia que tendrá que exponer las cifras de la “recuperación”. Si, igual que la que operaba Alfaro vive cuando asaltaba bancos y secuestraba empresarios. Cuál es el valor del desangre. Cuánto se fue en corrupción, concusión, lavado de activos y fuga de capitales. Cuál es el tiempo que su planificación económica previó para que el país se recupere del desastre. El punto de equilibrio en el 2018?

Nadie puede creer que esta magistral operación de diez años, haya sido aséptica y quirúrgica. Miles de millones de dólares gastados sin control gubernamental, fiscalización ni auditoría; Obras con evidente sobreprecio; funcionarios que pagaban parte de sus sueldos para el “movimiento”; empresas extranjeras abiertamente corruptas operando en el país. Presidentes de otros países encubriendo la corrupción; Empresas chinas pagando a funcionarios para allanar las dificultades y otras nacionales pagando adjudicaciones.  Ansiedad por contratar enormes créditos y mega obras. Serán acaso veinte mil millones? Será más, o  será menos? Usted debe tener una cifra exacta y sincerarla en su informe. Si, dineros que poco a poco se van integrando con el dinero bien habido, saliendo al exterior en empresas offshore, o siendo enviados en puentes aéreos a Ginebra.

Ha sido una gesta de demolición, una política de tierra arrasada, una verdadera plaga que no dejo piedra sobre piedra a la ruina económica, es el epílogo de su gobierno, que se transformó en una pesadilla de la que despertaremos cuando hayamos logrado pagar la deuda que Usted contrajo, luego de haber desperdiciado de manera absurda, la gran riqueza que el país logró. Lo que hizo, no tiene perdón, porque fue hecha a plena conciencia, de manera premeditada y aleve.

Que quede para la historia.

Informe Correa

happy wheels

Related Posts

One Response to MAGISTRAL! Por Estuardo Melo

  1. Gerardo Niquinga Castro says:

    …SI… PARA LA HISTORIA… PERO NO SOLAMENTE LA HISTORIA LE HA DE JUZGAR A RAFAEL CORREA Y TODO SU SÉQUITO DE ASAMBLEISTAS MINISTROS Y JUECES CORREISTAS… ADEMÁS, DEBEMOS JUZGARLOS NOSOTROS MISMO EN LOS TRIBUNALES DE JUSTICIA, CUANDO HAYAMOS RECUPERADO LA JUSTICIA Y EL ECUADOR SEA UN PAIS QUE SE RIJA POR UNA CONSTITUCIÓN Y SEA UN ESTADO DE DERECHO… ESTRUCTURADO EN UN ESTADO REPUBLICANO Y PRESIDENCIALISTA CON JUECES INDEPENDIENTES QUE APLIQUEN SIN TOMOR NI FAVOR LA JUSTICIA Y LA LEY EN CONTRA DE TODOS LOS DE CORAZONES ARDIENTES MENTES LÚCIDAS Y MANOS SUCIAS POR LA MISMA CORRUPCIÓN…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *