MENU

by • September 20, 2012 • Adrian ZabalaComments (0)793

LOCRO DE TRIPAS

Todos pensamos que el viajecito a tierras francesas serviría para que el Indomable disminuya el ímpetu belicoso que se gasta… ¡Pero! ¡No se nos hizo el milagro!

Llegó peor; parece que lo único que comía eran huevos de tigre escalfados, correados con un poquito de crema agria. De aperitivo veneno de culebra; de bajativo acido sulfúrico.

Se vino con todo, no dejó títere con cabeza. El homenaje a su primazo del alma fue el marco que escogió para dejar las cosas claritas:

-¡NO JODAN!

Los revolucionarios tienen quien les defienda ¡Y bien defendido!

Si caen en la tentación; humanos, al fin y al cabo; no es su culpa. La culpa es de los periodistas que no terminan de entender que no deben meter las narizotas en lo que no les importa. ¡La patria ya es de todos…! ¡Claro, de todos los panas, no más!

¡Ojos que no ven, corazón que no siente! Por eso va a enjuiciar a otro diario; si no publican las pillerías de sus allegados, él no se enoja. Si él no se enoja, los periodistas investigadores conservan su trabajo y no tienen que aguantarse las puteadas de los sábados. ¡Peeero! ¡Como la gente es necia, y los periodistas más todavía! ¡Siguen dándole dolores de cabeza!

-¡Mi primito, desde chiquito es honradísimo. Él jamás ha cogido nada sin permiso, casita de clase media para abajo no más tiene en Miami; con sacrificio se hizo; él mismo cocinaba los ladrillos, mezclaba el cemento, amarraba las varillas! ¡Sátrapas, mala fe, miserables! ¡Ya le trauman al pobrecito! ¡Que les importa ochocientos mil miserables dólares, acaso que es de ustedes! ¡Huevada…! ¡Ya hemos de recuperar! ¡Mejor, y para que se vayan enterando, eso fue un bono de desarrollo humano que le dimos al Gastón! ¡Solidarios, generosos, buena gente somos! ¡Deberían aplaudirnos mejor! ¡Haciendo quedar bien al Ecuador estamos! ¡Ese país chiquito, pero rico, tienen plata hasta para regalar! ¡Así dicen en el exterior! ¡Eso sí no informan! ¡Contrasten la información primero, ineptos!

¿Cómo pues, mi bonito? ¡Si usted mismo ordenó que los arrimados no les dirijan la palabra a los medios independientes! ¿Es mismo, o se hace?

La perorata caló profundo entre los asistentes: lágrimas, gemidos, mocos, carajos y grandísimaa flautas, recorrieron el salón. Pero más hondo caló en las entrañas del Inmejorable, sus vísceras empezaron a gruñir.

El hígado revirado, el derrame de bilis, los ácidos estomacales en ebullición, y los gases acumulados, provocaron una hecatombe.

¡El Adefesioso escupió fósforo blanco y soltó flatulencias con pólvora! ¡QUÉ BESTIA! ¡Hasta el Diablo corrió a esconderse!

Cuando el Iluminado sufrió un desmayo semanas atrás, sus acólitos llamaron presurosos a los mejores médicos especialistas del país, luego de auscultarlo prolijamente, dieron su diagnóstico:

-¡Lo que tiene su Majestad es estreñimiento mental!

¡Se jodieron…! ¡Presos por terrorismo y sabotaje, intento de magnicidio y sin opción a pedir asilo!

Inmediatamente trajeron a una junta de médicos cubanos, de lo mejor. Revisión de la A a la Z, exámenes de todo, muestras de orina por galones y por libras lo del dos. Conclusión:

-¡Vuestro comandante en jefe no sufre de estreñimiento mental, ni cosa que se le parezca, lo que tiene es…! ¡CHURRETA VERBAL!

¡COOOÑO!

¡COSA MÁ GRANDE LA VIDA, CHICO! ¡QUÉ BUENOS MÉDICOS!

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *