MENU
montalcvo

by • April 10, 2014 • Galo MonteverdeComments (0)1708

¡NO A LA SUMISIÓN…SÍ A LA LIBERTAD…! Por Galo Monteverde Castro

“Las voces de la dignidad, hieren el tímpano de los canallas” 

                                                                Juan Montalvo

Galo monteverde 3 png 

Llegó  la hora de enfrentar la tiranía en el único escenario  propicio… la calle.   Allí  donde los ciudadanos de honor,  desbrozan  a grito limpio,  los senderos de libertad y democracia.  ¡Se acabaron las dudas…! Para quienes nos desgobiernan, comenzó  la hora regresiva.

 

Estamos fastidiados de tanta ineptitud, corrupción y demagogia.  Estamos cansados  de la creciente pobreza e inseguridad; de la lucha fratricida  acicateada por el mal gobernante; de que la “larga noche neo liberal” haya sido reemplazada  por un amanecer siniestro y nebuloso, donde el tirano ha concentrado, cínicamente,  todo el poder.  Se han festinado los recursos económicos  y se ha entronizado un conjunto de idioteces  abominables,  que son los paradigmas de la patoja revolución ciudadana.

 

Todo es improvisación, diatriba e intolerancia. Es la larga noche del miedo y la represión, tan común en los regímenes totalitarios. Es la mentira a flor de labios, convertida  en mueca burlona  que parodia al  “país de la alegría”.

 

Llegó la hora de la barricada cívica, del “hasta aquí llegamos…”.  Los ecuatorianos libres y democráticos,  no bajamos la cerviz ni nos sometemos.  Sepan estos gobernantes de pacotilla,  que en este año  nace la nueva república  de ecuatorianos libérrimos y progresistas, que dieron una gran lección en las urnas el 23 de febrero pasado; revés electoral, que se resisten a aceptarlo y digerirlo.  Es ahora cuando  renace la esperanza de un Ecuador próspero y unido.  Nada ni nadie podrá detenernos en esta cruzada  de liberación.

 

Los atrabiliarios, mediocres e incondicionales del gobierno de la revolución ciudadana, nos quieren dominar y amordazar al  yugo totalitario del marxismo, que  para ellos es una doctrina infalible, que debe guiar a la humanidad a su liberación definitiva. ¡Mentiras, sólo mentiras…! No podrán acallar las voces de quienes nacimos libres;  pronto encontraremos el escenario de libertad y democracia  que la Patria reclama,  ya que este pertenece a los  seres humanos… no al poder.

 

Hay que recordarle al autócrata, quien se ha ganado un lugar protagónico como dictador, dentro de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de América – ALBA-,  que esta es  la tierra de Atahualpa, arquetipo americano del héroe, símbolo de valentía y entrega, representación excelsa de valores y de ética,  y del bizarro y aguerrido Rumiñahui, forjadores de nuestra nacionalidad e identidad.  Suelo de Eugenio Espejo, precursor del pensamiento liberal y de la libertad de expresión, quien lo practicaba permanentemente, no como un dogma, sino como un principio normado por su conciencia, reglamentado por la sociedad y aceptado universalmente por todos los estados del mundo. No podríamos dejar de aludir  a nuestros precursores, próceres, mártires y héroes, personajes extraordinarios que se ufanaban en ejecutar con singular maestría, el término libertad, en contraposición al caudillaje, al autoritarismo y a la esclavitud. También hay que recordarle al absolutista, que los ecuatorianos llevamos en nuestra sangre la fortaleza y el valor que iluminó a los héroes del 10 de Agosto de 1810 y que Quito “Luz de América”, ha sido la cuna de los ideales libertarios, que condujeron a la independencia de América. De Juan Montalvo, que con su pluma se enfrentó a los tiranos y acabó con la egolatría, la arrogancia y la prepotencia de los déspotas.  Esta es la Patria de Eloy Alfaro  y sus Montoneras que se inmolaron por la vigencia de los derechos humanos, expresado en su pensamiento:“La libertad no se implora de rodillas, se conquista en los campos de batalla, como un bien inminente al bienestar de las naciones”. Un pueblo libre y soberano que está extenuado de tanta traición y engaño, harto del enfrentamiento entre  hermanos ecuatorianos y que en los últimos años, revocó el mandato de malos gobernantes.

 

En fin, sería  largo destacar las innúmeras cualidades, valores y principios que identificaron a estos héroes republicanos, practicantes de la libertad de pensamiento, es decir el derecho a manifestarse, respetar y  defender  las opiniones  dentro de un pluralismo ideológico; así como el respeto a la  libertad de conciencia, facultad intrínseca del ser humano  a profesar cualquier religión.

 

Bien vale la pena meditar sobre las expresiones del fraile dominico, Pedro Bedón Díaz de Pineda (1556-1621), durante la Revolución de las Alcabalas (1592), quien apoyó la revuelta y sostuvo: “hay dos clases de tiranos: el que usurpa, usa y abusa del cargo y al que por lo tanto se le puede matar y el que gobierna legalmente pero procede con injusticia, al que se le debe combatir”.

 

Podrán ser mil las  batallas por vencer.  Finalmente…, el poderoso aparato represor  se diluirá como el denigrante humo de sus bombas lacrimógenas, como la palabra vacua  de su propaganda mentirosa hasta que  brille, nuevamente,  ¡la luz de América!, terror de los tiranos.   ¡A las calles ciudadanos…,  la victoria es nuestra!

 

Las diversas Funciones del Estado, especialmente  la Función Ejecutiva y quienes ejercen el poder sobre un pueblo, necesitan ver más allá de sus límites, proyectarse en el tiempo y saber escuchar e interpretar las diversas opiniones; oír otro lenguaje, adoptar otra actitud frente a la vida, para que afloren la moral y el talento, señalando con claridad el papel que desempeñan los pensamientos éticos, cívicos y sociales para el conglomerado humano, cualidades intrínsecas de un líder.

 

Es importante recordar a los ecuatorianos y al tirano… la VI estrofa del Himno Nacional del Ecuador:

 

“Y si nuevas cadenas prepara

la injusticia de bárbara suerte

¡gran Pichincha! prevén tu la muerte

de la Patria y sus hijos al fin;

hunde  al punto en tus hondas entrañas

cuando exista en tu tierra: el tirano

huelle solo cenizas y en vano

busque rastro de ser junto a ti.”

montalcvo

 

 

 

 

 

     

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *