MENU
Exito Fracaso

by • May 12, 2015 • Estuardo MeloComments (3)1010

LA RESTAURACIÓN CONSERVADORA Por Estuardo Melo

EStuardo meloDespués del gobierno de la revolución ciudadana, del fracaso de su proyecto y con un electorado consiente de su pésima gestión económica al haber dejado un país casi insolvente y al borde de la desdolarización; cansados de su discurso que pretendía forzarnos a participar de sus absurdos planes de ruptura del modelo Constitucional y Democrático bajo paradigmas radicalmente opuestos, se hace necesario tomar un respiro para desmontar todo el andamiaje que se venía preparando para el asalto final de confiscaciones y sometimiento a una igualdad raza de ecuatorianos considerados no como personas sino como autómatas.

Resulta obvio que si el país continuaba por esa deriva, no cabía solución viable alguna que no fuera un proyecto plagado de falencias y errores y al momento se impone la unidad de toda la fuerza de oposición al régimen, como condición sine qua non. Ganarles en las urnas y preparar a modo de campaña electoral, un plan de contingencia que restaure y consiga llevar al país hacia una transición para recuperarse de un trauma irreversible.

Lo lógico será ofrecer a los electores, un gobierno de transición para desmontar toda la documentación legal ideológicamente contaminada, comenzando por la corrección de la Constitución que urdieron.

Un gobierno austero, que en los próximos cuatro años, asuma la tarea de corregir las anomalías económicas, pague la enorme deuda contraída por la revolución ciudadana; revise Las concesiones mineras y petroleras, simplifique la administración pública disminuyendo el gasto corriente hasta niveles estrictamente necesarios y emprenda en una verdadera auditoría, persiguiendo a todo aquel que inescrupulosamente hizo fortunas basadas en la corrupción, en adjudicaciones prepagadas y en contratos con sobrecosto.

Junto a las correcciones ineludibles a las que obliga la perniciosa administración de diez años y dos cientos billones de dólares, se hace urgente preparar en el próximo período administrativo, un verdadero plan nacional para el desarrollo social, económico y político del país. Un plan que cuente con programa de inversiones nacionales y extranjeras, ofrezca cupos de trabajo para toda la población económicamente activa, mejore la producción exportable, extinga la miseria y encuentre mercados para los excedentes productivos en otros países.

Que no sea como en la actualidad, que se ofrezcan con engaño ventajas a los productores nacionales y éstos no tengan a quién vender sus productos por falta de acuerdos comerciales.

Un régimen de transición que nos lleve desde del actual desastre económico hacia una economía sustentable, va a requerir de un Estadista de los quilates de Clemente Yerobi Indabauru. Cuando el país había llegado al vórtice del desorden, la des-planificación y la quiebra, Yerobi fue llamado para restaurar el orden de la situación catastrófica que vivía el país. Le bastaron dos años para enrumbarlo y permitir un nuevo comienzo.

El nuevo régimen de manera obligatoria, deberá también restaurar el ambiente político, propiciando la organización de partidos a los cuales los ecuatorianos adhieran por sus propias convicciones y no por obra de una propaganda falsa de tendencia fascista.

El mejor plan que puede concebirse es aquel en que todos visualicen ventajas, que tenga largo alcance y que el poder ejecutivo lo realice como un compromiso solemne para su período administrativo. Los tiempos de ejecución estarán enmarcados en las capacidades económicas reales del país, su productividad y potencialidades, sin tener que recurrir a capitales foráneos caros que condicionen la ejecución de los proyectos ni incrementen el costo de las inversiones pos su alto costo financiero.

No se podrá esperar un desarrollo rápido, pues el pago de la deuda contraída por el actual gobierno, obliga a destinar una gran cantidad de fondos para liquidarlos, en razón de la falta de sustentabilidad de esos proyectos.

Restaurar y conservar, es la misión de la restauración conservadora que deberá entenderse en los siguientes términos:
– Restaurar la institucionalidad del país, devolviendo la condición de ser un país en Derecho, donde la Constitución y las Leyes sean el referente para el comportamiento de gobernantes y gobernados.

– Conservar los principios y tradiciones inherentes a la ética de las personas.

– Restaurar el respeto de la comunidad internacional frente al comportamiento de nuestras relaciones internacionales como antes fue, para el acatamiento de tratados internacionales y el comportamiento y adhesión a principios de democracia y libertad.

– Conservar el concepto republicano de la separación de los poderes del Estado.

– Restaurar la vigencia de los derechos y libertades, especialmente los que han sido agredidos, como la libertad de expresión y los que peligran, como el derecho de propiedad.

– Conservar el respeto a la libre determinación de las personas en cuanto a credo, filiación, instrucción y opción personal, desterrando el Control Político.

– Restaurar la paz social, la confraternidad entre ecuatorianos y la reivindicación de su derecho frente al poder y la justicia. Estigmatizar los actos de odio y revanchismo desde el Estado.

– Conservar la memoria histórica de forma objetiva y sistémica, como base de la nacionalidad. Equilibrar las versiones de la historia del país.

– Restaurar la respetabilidad de las altas funciones del Estado, la majestad de sus representaciones y de sus personeros, en defensa del prestigio del país.

– Conservar la tradición de respeto en altas funciones como mandatarios, frente a sus mandantes, con probidad y verdad.

– Restaurar la austeridad fiscal, la responsabilidad administrativa y la transparencia de la información que requiere la función pública.

– Conservar la institucionalidad de los Organismos de Control y su acción creíble en la auditoría y el control gubernamental.

– Restaurar la noción de cultura, educación e ilustración del ciudadano, para que se convierta en un votante calificado, no susceptible de engaño por populistas o demagogos, que participe sin duda en los procesos políticos.

– Conservar la noción de Patria, frente al uso patriotero de sus símbolos y el falso uso de su nombre.

– Restaurar la noción de austeridad y la utilización real de los dineros del Estado en el mejoramiento integral de sus ciudadanos.
– Conservar una relación armónica de lo Público y lo Privado.

happy wheels

Related Posts

3 Responses to LA RESTAURACIÓN CONSERVADORA Por Estuardo Melo

  1. JOSE NUÑEZ says:

    Muy de acuerdo con muchos aspecto de su artículo, pero quien? la oposición esta unida? tienen un proyecto político que desmonte al Plan nacional del Buen Vivir? Lucio Gutierrez? Lasso? Nebot? Carrasco? Rodas? …. quién pero quién? Nos guste o no nos guste el liderazgo del Presidente es muy fuerte y lamentablemente no existe una figura política actual que represente todo lo que indica en su artículo, mejor sería que busquemos al outsider y punto. Ahora quien se va hacer cargo de nuestro país conla deuda contraída, los rompimientos de paradigmas profundos en educación, salud, relaciones internacionales, obras, economía y los megaproyectos en marcha, pues mas bien creo que nos toca apoyar de la mejor manera para que rectifique pero para ello hay que dar propuestas téncicamente fundamentadas y viables, porque eso de criticar a través de un artículo sentado frente a un computador es muy fácil, Sr. Melo administrar un país es demasiadamente difícil con nuestra cultura.

    • Estuardo Melo says:

      El peligro nos une. No hay que esperar los despidos masivos, la falta de insumos básicos, el desfalco al IESS, la contratación de créditos caros, la corrupción y la descarada dictadura de un gobierno que actúa en contra de lo que establece la Constitución.
      Decir que hemos salido de la crisis porque se consiguieron 500 millones de crédito más, es inaudito.

  2. jose says:

    No son DOSCIENTOS son TRESCIENTOS BILLONES DE DOLARES (USA). Se hace prioritario la recuperación del dinero porque de lo contrario seguiremos pagando a través de impuestos, todos los ecuatorianos trabajadores, el despilfarro y saqueo hecho por Rafael Correa y sus robolucionarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *