MENU
Corrupcion Correa

by • January 26, 2016 • Estuardo MeloComments (4)10156

LA CORRUPCIÓN EN EL GOBIERNO DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANA Por Estuardo Melo

EStuardo meloNi partidarios ni opositores al régimen pueden poner sus manos al fuego por la honestidad y ética del manejo económico del gobierno.

Los partidarios, porque guardan celosamente lo que conocen sobre casos corruptos en diversos niveles y obviamente no quieren desprestigiar a su fuente de beneficios y los opositores, porque a pesar de la opacidad con que han manejado durante nueve años la contratación pública y su aparente rectitud, también han sido testigos de la gran avidez por el dinero que muchos funcionarios del gobierno demostraron.

Miles de millones de dólares invertidos y gastados sin control ni auditoría, son el mayor indicio. Las instancias de control no funcionaron. Los casos del come-cheques y el gran hermano que en un principio fueron ambos, defendidos por el Presidente y que por fuerza de las denuncias debieron pasar a ser judicializados. El come-cheques o dueño del circo, afronta cinco juicios, de uno de los cuales casi resulta exonerado y el hermano del presidente traficó influencias para conseguir contratos en diversas modalidades como presta firmas o como parte de holdings y empresas por un monto de tres cientos millones de dólares. Por más que el Presidente lo asegure, siempre quedará la duda sobre si conocía o no de los manejos que el hermano realizaba, solamente porque él lo dijo, especialmente porque fue el propio Gobernador de Loja quién denunció la contratación de COSURCA ante el Presiente.

El manejo de los seguros de la deuda fue un escándalo protagonizado por Ricardo Patiño cuando fue Ministro de Finanzas, develado por los videos de Quinto Pazmiño que lo dejaron al descubierto y después, con el mismo funcionario pero en funciones de Canciller, lo de la narco valija.

O, el escándalo del crédito del banco COIFIEC, denunciado por Andrés Páez del que puede desprenderse una corrupción todavía mayor del primo del Presiente, nombrado como Presidente del Banco Central del Ecuador y de la administradora de los bienes incautados a la Banca. El gobierno no ha querido llegar al fondo de esas situaciones, pero son todas muestras de profunda corrupción y manejo inescrupuloso, que en algún momento se conocerá en detalle. Los montos que hasta hoy afloran de esas denuncias son mínimos frente a la realidad.

El propio Presidente exige presentar los nombres de los nuevos ricos del gobierno pero cuando las largas listas se publican el propio alto funcionario pide a los implicados que demanden judicialmente a los denunciantes, porque sabe que la justicia está cooptada y que la opacidad del gobierno impide comprobar fehacientemente las imputaciones. Por eso el expresidente Hurtado, expresa que solamente cuando este gobierno cese en funciones, se verá cuánta corrupción hubo. Las cifras serán tan altas, que el próximo gobierno podrá financiar el presupuesto de los siguientes cuatro años con lo que se recupere por las glosas que sean establecidas por la Contraloría General. Habrá que embargar propiedades mal habidas, efectivo y en operaciones de lavado de activos. Seguramente el nombre de los hermanos Alvarado no se excluirá de las listas.

A propósito de Contraloría, sus auditores conversan que muchas de las obras han sido auditadas, que la mayoría tiene presunciones de peculado y que los perjuicios al Estado son altos, pero que el Contralor represa su publicación y ordena modificar los textos originales de los informes. Los auditores de Contraloría son documentólogos expertos y tienen un instinto natural para olfatear la corrupción, pero el efecto de sus trabajos es similar al de los canes en Cancillería.

Si hay interés en develar toda la corrupción que ha operado en la administración pública, será suficiente ubicar a los contratistas de las obras y pedirles que declaren bajo juramento y con detector de mentiras, bajo la presunción de haber sido obligados a pagar coimas, como es el caso de Esperanza Galván, que extorsionó a los proveedores de material para el agua potable de Esmeraldas y que declaró que otro valor por el 10% ya lo habrían pagado con anterioridad. Este caso se multiplica por miles de contratos ejecutados.

Se han formulado cualquier cantidad de denuncias en las que altos funcionarios fueron implicados como el Vicepresidente pero salen a contradecir supuestamente ofendidos y en todos los campos, especialmente en el Petrolero donde hay graves denuncias de Fernando Villavicencio, sin procesar.

La corrupción maneja dos niveles. La contratación de más de cien millones de dólares que acusa una recuperación ilícita del 30% y la de hasta 50 millones, de las que se benefician corruptos de menor rango. Pululan en el ambiente de los contratistas del gobierno una especie de agentes de colocación de contratos, cuya tarifa es de 10% del valor para asegurar la contratación y 1% para preparar pliegos que pasen sin problemas el portal de compras públicas.

Un director del DINSE, mantenía entre sus contratistas un sólido grupo de constructores que eran adjudicados previo pago, para las escuelas del milenio, que acusaban fuertes sobreprecios.
Otra muestra de corrupción, es el poco eco que la Fiscalía demuestra, cuando aparecen denuncias en el ámbito internacional respecto a empresas que acostumbran a realizar pagos para facilitar sus actividades de negocios. En ese ámbito, se conoce que el Presidente electo de China, en su afán moralizador defenestró y llevó ante la justicia al funcionario que manejaba los asuntos internacionales de ese país con Latinoamérica, sin embargo no se realizó esfuerzo alguno por conocer cuál era la parte corrupta de Ecuador, que aceptaba ese tipo de negociaciones y quienes habían caído en concusión por aceptar pagos que faciliten créditos y condiciones contractuales, altos intereses y ventajas para el oferente.

Caen en ese mismo predicamento, las empresas brasileras como Odebretch, Cardno-Caminosca, y otras empresas nacionales que formaron parte de grandes contratos, costos duplicados en construcción de Hidroeléctricas, Vías, Obras civiles y en general toda la contratación pública, que debe estar bajo escrutinio y examen.

No existe un solo contrato que no adolezca de sobreprecio o contratación de obras adicionales y contratos complementarios que desfiguraron por completo al costo original.

A veces más que la necesidad de obras, parecería que lo que les atrajo fue el contacto y la negociación de créditos y contrataciones, mientras más costosas, mejor, más que el beneficio de la obra en sí.

Por otra parte y como la mayor evidencia del perjuicio, está el increíble monto de dos cientos sesenta y cinco mil millones de dólares dispuestos por el gobierno en 9 años, que para muchos ha sido un despilfarro desordenado y anárquico, cuyo valor ni siquiera estuvo en la comprensión del Presidente. Para ese gasto no medió una planificación económica ni un presupuesto programado de gastos. No se estimaron ingresos, gastos ni reservas y todos sabemos que en arca abierta hasta el justo peca, peor funcionarios que se presentaran desde el primer día con una tremenda avidez por aprovecharse de las ventajas que la situación les permitía.

Las cifras ingresadas no calzan con los egresos, aun si los registros fuesen inflados. Las multi-millonarias cifras de la contratación y el gasto, no concuerdan con la totalidad alegremente dispuesta. Entre deuda, ingresos petroleros e impuestos recaudados.

Ahora que el país ha caído en la peor crisis provocada por el gobierno, lo mínimo que se espera es respuestas claras, simplemente porque el dinero del que se dispuso no es de su propiedad, aunque lo gastaron como si lo fuera.

Para estimar la corrupción con mayor certeza, el gobierno debería publicar una lista, determinando costos generales, el valor de cada gasto o inversión, con indicación del volumen de obra general imputable y el valor unitario y total, en el caso de la supuesta inversión social, el cálculo del beneficio real y la cantidad de beneficiarios.

Por ejemplo:

Proyecto Cantidad Costo Unitario Valora Total
Vía a Collas 15 Km $18´666.000/Kilómetro $280´000.000 Central Manduriacu 60 MW $ 5´500.000/ MW $330´000.000 Escuela V. de Portete 1.140 alumnas $ 5.964 / alumno $ 6.800.000 Hospital XX (Pacientes por año) (Costo por Paciente) (Monto invertido)

Con todas las obras, sus volúmenes y costos demostrados, se podrá conocer la magnitud del perjuicio irrogado, los responsables del atraco y la posibilidad que tendrá el futuro gobierno de recuperar las glosas que se expidan, partiendo de los indicios que la lista puede ofrecer. Hay mucho por hacer.

happy wheels

Related Posts

4 Responses to LA CORRUPCIÓN EN EL GOBIERNO DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANA Por Estuardo Melo

  1. CARLOS GUDINO says:

    DE ALLI SACARON LOS QUE OFERTAN ARTICULOS EN LOS MEDIOS DE TRANSPOTE, CUANDO DICEN CUANTO LES CUESTA CUANTO LES VALE PORQUE UNA CARRETERA O ESCUELAS DEL MILENIO ES LO QUE LES CUESTA Y OTRA COSA ES LO QUE VALE.

  2. Cristabal Quizhpe says:

    Todo esta podrido

  3. rosendo says:

    ya se descubrira quienes iran a la carsel asi como le toco a l chino fuguimori

  4. Daniel says:

    ya me he enterado una decada ganada pero de plata del pueblo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *