MENU
narcovalija patiño

by • May 17, 2015 • Estuardo MeloComments (0)977

LA NARCOVALIJA Por Estuardo Melo

EStuardo meloEn un lamentable y bochornoso incidente se encontró un alijo de droga en la valija diplomática ecuatoriana destinada al Consulado de Milán, se esperaba la renuncia del Canciller de la Nación, primer responsable de las acciones u omisiones efectuadas por la entidad de la que es el máximo representante.

No se trata de un delito por tráfico de drogas. En ese envío se comprometió gravemente el Honor Nacional y el Canciller debe aceptar su responsabilidad por tal hecho.

El desprestigio de nuestra nación fue directo. Una muestra de penetración del mafias en el corazón del gobierno En el ambiente diplomático cuando se presente el Canciller, automáticamente va a ser referenciado con este vergonzoso hecho a sus espaldas, pero además todas las valijas que atraviesen el mundo con origen ecuatoriano, serán objeto de duda.

El hallazgo marca un antes y un después en el manejo de la valija diplomática, que es un correo reservado y protegido entre la cancillería de un país y sus Embajadas, porque a más de transgredir las disposiciones de la Convención de Viena, relativas a su objetivo y naturaleza, la Cancillería propició el envío de objetos con la vigencia de un reglamento Ad-hoc, francamente violatorio de esa convención. Si se quería evitar el riesgo del desprestigio se debió revisar en profundidad cada uno de los elementos incluidos.

Se conoce que la Policía Italiana estuvo siguiendo el rastro del probable envío, durante al menos los seis meses anteriores. Cuando arribó a Milán, la policía ya tenía localizado el cargamento y segura de su contenido, solicitó a la Cónsul su presencia para que autorice su inspección, tomando como pretexto la inconformidad de los sellos que son de rigor en esos envíos. La señora cónsul debió aceptar la petición, a pesar de que por convención una valija diplomática es inviolable. La vergüenza de la funcionaria debió ser mayúscula ante la evidencia encontrada, por haber sido parte consciente o no, del asunto.

Cuando los autores del ilícito en Italia fueron apresados y juzgados, el Fiscal General de Ecuador declaró ante la prensa, que al haber sido juzgado y sentenciado en Italia, la Fiscalía ya nada tenía nada que hacer en Ecuador. Esta fue la primera vez que el alto funcionario quiso evitar una investigación para encontrar otros actores locales e institucionales del hecho, lo que lleva a sospecha.

Ahora, gracias un acuerdo internacional se cuenta con escuchas telefónicas y declaraciones de los ahora sentenciados en Italia, que permiten a la Policía y la Fiscalía ecuatorianas sindicar a tres nuevos implicados, al parecer parientes y relacionados en las conversaciones telefónicas.

A la opinión pública ecuatoriana siempre le pareció que se quería evitar que las responsabilidades del envío contaminaran al ministerio y sus funcionarios, pero existe la lamentable coincidencia de un reglamento aprobado por el Canciller encargado en ausencia de su titular, autorizaciones previas al envío y contactos de ecuatorianos relacionados con altos niveles del gobierno y los ahora sentenciados. Pierina Correa, hermana del Presidente, Pedro Delgado, primo del Presidente y Gino Molinari, funcionario del régimen, quienes de vieron ser indagados también.

En últimas fechas se ha confirmado que la droga fue envasada en Guayaquil, que fue entregada en Cancillería en unos jarros promocionales sellados, que contenían 143.5 Kg. de cocaína líquida en Quito; que con el cargamento se enviaba además botellas de agua con gas, posiblemente para despistar sobre la existencia del líquido en los vasos sellados y lo más difícil de aceptar es que al hacer una revisión de la carga con canes amaestrados, éstos no detectaron la droga.

Para justificar la ineficacia de la revisión canina, tanto el Fiscal General como el Ministro del Interior en sus declaraciones a la prensa, establecen que en ese tipo de revisiones existe una eficacia de un 60%, en las revisiones que realizan en los puertos de embarque. Pero ese supuesto justificativo cae por su propio peso, porque en este caso, los paquetes fueron expuestos directamente al olfato de los canes. No es el caso de que por haber sido aleatorios los exámenes de las cargas la eficacia de los hallazgos sea solo del 60% y se dice que por haber sido transformada la droga en líquida, no fue detectada por los canes.

Eso habría que comprobar, pero puede ser un indicio de conspiración y complicidad de los encargados de la revisión, para facilitar el envío.
Además, con el nuevo reglamento en vigencia, no fue necesario elaborar una lista de objetos enviados, por lo que se presume que la carga no fue bien examinada en su origen.

Pero prevalece una duda y un reclamo ciudadano sobre el incidente. Un envío promocional tan voluminoso, no es posible que sea aceptado como valija para un ciudadano común, por migrante que fuera, especialmente si no existe de por medio el consabido palanqueo en los más altos niveles y los funcionarios de nivel medio debieron recibir una orden superior para concretar el apoyo, porque además es la Cancillería quien paga el flete del envío.

Es la parte que no convence. Quién aparate de Cristian Loor solicitó que la Cancillería acepte apoyar la promoción de la obra de teatro. Fue uno o varios del personajes relacionados con el régimen?

Quién recibió en Cancillería los paquetes que estaban por enviarse y dónde están las actas de entrega del material, describiendo el contenido y los protocolos de rigor, por no ser una carga común sino parte de una valija diplomática? No eran suficientemente intrigantes los 80 jarros con un sello a modo de tapa?

Finalmente, si la droga fue des-molecularizada para transformarse en líquido, en qué laboratorio o en qué lugar se efectuó el procedimiento.

El Fiscal General dice que han efectuado confesiones y comparecencias de los funcionarios de Cancillería y revisión de los contactos telefónicos de esos funcionarios con personas en el exterior del ministerio, pero es lógico suponer que puede haber algún grado de encubrimiento, especialmente si el palanqueo o tráfico de influencias fue realizado por alguien cercano a las más altas esferas y las órdenes provinieron de las autoridades superiores.

Encontrar tres nuevos implicados permite suponer que la fiscalía podría encontrar nuevos elementos y más nombres y no apresurarse a cerrar esta nueva indagación, como queriendo evitar que el asunto se aclare por completo. Eso lo único que crea es un ambiente de duda por la posible implicación de personajes conocidos.

En cuanto a la denuncia sobre la supuesta extorsión a Loor, cabe la posibilidad que la denuncia fue presentada solamente para persuadir o despistar a la Cónsul, pero está claro que ella tiene algún grado de participación y con o sin la denuncia, Loor estuvo directamente implicado. Si habían indicios de extorsión, el envío debió suspenderse inmediatamente.

Al parecer, la investigación recién comienza y la Fiscalía tiene la obligación de encontrar elementos de convicción nuevos, no deducidos de investigaciones previas.
En cuanto a la ubicación del Sambo, la policía tuvo suerte al conseguir revivir un muerto. Eso prueba solamente las falencias del Registro Civil, tan moderno y automatizado.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *