MENU
Castro Correa

by • June 26, 2016 • Estuardo MeloComments (0)5673

LA INFLUYENTE CARTA DE FIDEL CASTRO Por Estuardo Melo

EStuardo meloEn el mes de  julio del 2005, se dio a conocer una carta de Fidel Castro dirigida a su homólogo Hugo Chávez. Un instructivo cínico destinado a mantener ciertas estrategias de gobierno que garanticen la permanencia del mandatario de la revolución bolivariana en el poder.

Rafael Correa fue el candidato seleccionado por Hugo Chávez para la presidencia de Ecuador, con miras a infiltrar al denominado socialismo del siglo XXI, en nuestra democracia, como línea ideológica y de gobierno.

Debe haber sido un pacto de apoyo político y financiero, a cambio de mantener, una vez ganada la presidencia, la misma línea política de Chávez en Venezuela, inspirada por Fidel Castro. Un compromiso que habrá tenido seguridades que pudieran evitar desvíos y cambios en la ruta prevista.

Una vez que Correa logró captar el poder, sus acciones siguieron al pie de la letra el instructivo castrista, como si la carta hubiera sido dirigida al nuevo Presidente del Ecuador y no a Chávez.

En efecto, apareció como el reivindicador de los derechos populares, haciendo creer que el país comenzaba con él, acusando al pasado y a la democracia, hablando de inequidad e injusticia, creando división entre ecuatorianos y despertando odio. Habló de pelucones, ricos y derecha como estigma, de prensa corrupta, de banqueros y feriado bancario como argumentos de su supuesta lucha. El libro que escribió lo corrobora.

Se apoyó en las izquierdas, en los grupos sociales y en los sindicatos hasta llegar, pero una vez instalado, tomo claras distancias cuando ya no le fueron útiles. Capitalizó para sus campañas a los segmentos más pobres e instauró bonos, viviendas baratas, desayunos, uniformes como forma de pago de adhesiones. Mantuvo una propaganda persistente y un clima de falso bienestar, gracias a los fondos petroleros y al circulante diseminado por la contratación masiva.

Maltrató a la Iglesia y a los militares los puso bajo el mando político de mujeres y de enemigos públicos del militarismo. A los empresarios los tuvo permanentemente amenazados con radicalizar la revolución, gracias a una frase introducida subrepticiamente en la nueva constitución: “EL REPARTO EQUITATIVO DE LOS MEDIOS DE LA PRODUCCIÓN”, es decir el reparto de los activos y propiedades en manos privadas.

Más que socialista se autodefinió como adepto a la doctrina social de la Iglesia y católico practicante, para asociarlo con la recomendación de Castro de sacar siempre el nombre de Cristo y hablar en su nombre, se llenó de banderas, símbolos, himnos e incluyó a Eloy Alfaro en su nacionalismo forzado. Habló también de democracia, constitución, derechos y justicia, pero a lo largo de su gobierno actuó en permanente desacato con esos principios. Definió a su gobierno como bolivariano, alfarista y guevarista.

En el camino se deshizo de muchos de sus más fieles colaboradores que se volvieron en su contra en ciertos casos se vieron obligados a salir del país, hostilizados por el gobierno y por su influencia en el sistema judicial y para quienes presentaron denuncias en su contra, aprovechándose de su dominio sobre jueces y fiscales, tuvo como respuesta contrademandas, declarando malicia y temeridad, para luego conseguir sentenciarlos con  cárcel y jugosas reparaciones.

A los periodistas que lo criticaron, los demandó con el delito de injurias y obtuvo sentencias de reparación económica a pesar de que se comprobaron actuaciones turbias de sus abogados, jueces, fiscales y miembros del consejo de la Judicatura. Solamente la presión internacional del periodismo hizo que el Presidente se obligue a perdonar las sentencias, porque de otra forma con el valor de la indemnización, se habría apropiado de todo el periódico al que demando como corresponsable de un editorial.

En el caso de denuncias de corrupción, documentadas por otro periodista, se han judicializado desde el poder acusaciones con el objeto de silenciarlo, acatando lo dicho por Fidel Castro en la carta “A los que se opongan siémbrales delitos, eso los descalifica para siempre”. En el juicio, no se reparó en la ilegalidad de despojarlo de su inmunidad parlamentaria, ignorando las medidas cautelares pedidas por un organismo internacional, para obligarlo a refugiarse en una región selvática.

Ha mantenido 100 asambleístas incondicionales que han aprobado todas las Leyes que envió para cumplir su objetivo político, y ha mantenido en la Fiscalía General al primo que ha obrado en favor del gobierno, evitando que la denuncia sobre actos corruptos prospere, acatando la sugerencia de la carta de Fidel “Por todos los medios mantén mayoría en la asamblea, mantén a tu lado como mínimo a la fiscalía y al tribunal”.

En el trato preferencial a los militares, mantuvo a oficiales de la Marina, al mando de PETROECUADOR, con una interminable secuencia de decretos de emergencia y la celebración de contratos y obras cuantiosas, atendiendo lo dicho por Castro “Compra a todos los militares que tengan comandos ponlos donde hay bastante dinero, CORROMPELOS para lograr fidelidad,  a unos de ellos ponlos en la petrolera para que logres el control militar”.

Otra recomendación de la carta, “si tienes dudas de algunos ponlos aprueba, por ejemplo con un golpe simulado, ahí salen todos los traidores y todos los fieles”, que tiene cabal cumplimiento con el secuestro  e intento de golpe de estado ficticios  del 30S. A la Policía la controló a partir del 30S, enjuiciando por sublevación a los que participaron en la revuelta. En esa fecha dijo que era un “triunfo de la democracia” y consiguió que las fuerzas especiales asaltaran  el hospital de la Policía, para su supuesto rescate.

En otro párrafo acatado al pie de la letra,  dice: “. Es necesario controlar los medios de producción del estado, a los comerciantes les encanta el dinero, compra a los banqueros, a los grandes comerciantes y a los grandes constructores dales contratos, trabajos y facilidades para esta primera etapa”. Al generar exceso de circulante, se provocó consumismo, los comerciantes aprovecharon la bonanza y ciertos constructores  consiguieron obra pública que no cayó en manos de empresas extranjeras y en paralelo se desató la corrupción con estados de emergencia y contratos a dedo, tramitados gracias a coimas y concusión.

Intentó también conformar las fuerzas de choque de la revolución con las “brigadas alfaristas”, pero no tuvieron efectividad porque los organizadores de Alianza País se aprovecharon de los fondos destinados. Cuando quisieron llenar la Plaza grande, acudieron 200 personas.

.

La Revolución ciudadana está en la punta de la lengua, tanto, que hay anuncios en grandes carteles que dicen “Otra obra de la revolución ciudadana”, como si fuera la revolución y no el Estado el financista y promotor de las obras. Mucha gente piensa que es el propio presidente quien las financia de su bolsillo.

Ha fracturado la unión de los trabajadores  y maestros creando sindicatos gobiernistas y ha intentado sin éxito dañar la relación de empleados y patronos. Además ha atacado a los empresarios de diversas maneras y ha restado competitividad a sus empresas, como en la determinación de salarios mínimos mal calculados.

Muchas veces ha dicho ser víctima del golpismo y de golpes blandos, para hacerse víctima frente a la gente. Ha conseguido el cierre de medios opositores y aprobó una ley que amordaza a la prensa.

A PETROECUADOR, la empresa de mayor poder económico del país, la ha convertido en una cueva de corrupción. Existe un expediente completo de los negociados.

Castro recomienda iniciar una tercera etapa revolucionaria, con una violación directa a la Constitución y lo ha cumplido con el trámite de su reelección indefinida, haciendo caso omiso de la alteración de la estructura del Estado y del texto constitucional, que impide enmiendas sin consulta popular.

Acatando otra recomendación, ordenó allanamientos y acusó de espiar sus correos, a quienes solicitaron investigarlo. Ha intentado también poner de su lado a empresarios haciéndolos creer en un plan falso de nueva matriz productiva y ha conseguido que periodistas extranjeros lo ayuden en sus campañas de propaganda, por medio de pago.

A los líderes laborales de los maestros, los ha sometido a campañas vejatorias permanentes e igual a los sindicales, mientras que a otros los mantiene en puestos burocráticos.

Castro recomienda: “Reestructura el gabinete, aquí puedes deshacerte de tus colaboradores, a unos puedes premiarlos y a otros desecharlos pues ya no hay oposición, tienes que poner camaradas, establece el estado de excepción, suspende las garantías, lanza el toque de queda”. En su caso, la reestructuración ha consistido en reciclar a sus ministros y elevar el número de ministerios, para tener a sus colaboradores cerca. A quienes no los necesitó, los desechó sin escrúpulo.

Dice también: “anuncia la reestructuración de todas las áreas del estado y la elaboración de una nueva constitución, forma un consejo de gobierno con 500 miembros, en ese consejo asesor del gobierno estaré yo”.

En el último párrafo de su carta, Castro dice a Chávez: “Hay que fusilar a los opositores que no aprendan, esto es lo único que los silencia y es más económico”…- han sido asesinados o han desaparecido muchos ecuatorianos involucrados que pudieron ser testigos clave en esclarecimiento de asuntos turbios no esclarecidos en los que había presunta participación de miembros del gobierno – “nunca dejes que se organicen y conozcan tus intenciones” – Los ecuatorianos jamás pudieron suponer la intención del Presidente era descapitalizar, endeudar y dejar sin recursos al país, para facilitar el cambio hacia el comunismo – “seremos respetados nuevamente por el marxismo leninismo, Brasil, Ecuador, Venezuela y Cuba a pasos indestructibles”, .El Presidente ha dicho que su revolución es irrevocable, que el país cambió; conformó el ALBA, la CELAC y UNASUR buscando hacer que el marxismo perdure.-

La carta de Castro está publicada en esta dirección: https://www.facebook.com/notes/carlos-dar%C3%ADo-benegas-peralta/recuerdan-impactante-carta-de-fidel-castro-a-hugo-ch%C3%A1vez/10152380946690516/

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *