MENU
patricioharo-150x150

by • November 12, 2012 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (1)1429

LA HUIDA DEL QUINTO

Por Patricio Haro Ayerve

Casi desapercibida es la huida de todos quienes abandonan un territorio en el que cometieron una serie de fechorías, así, casi desapercibida fue la huida del país de quien se convirtió, sobre la base de ningún mérito, en el quinto hombre en importancia del escalafón de los revolucionarios de guitarra.

Como  mercenario de la política recorrió Sur América ofreciendo sus servicios gansteriles, Paraguay, Brasil, Argentina, Perú, fueron los destinos precedentes a Ecuador, en ninguno de ellos fue recibido ni aceptado y por fin llegó a la tierra en donde al que tiene tono diferente se le abren todas las puertas que toca.

Lo mismo que el “gastón” que le hizo a la Cofiec un argentino amigo del gran primo, le hizo el quinto a todo el mundo, llegó, se instaló, mescló la tinta con el fruto de una Solanácea  que los ecuatorianos lo usamos como fuerte condimento,  y se paseó empujando a todo el mundo con su prepotente actitud.

Posiblemente esta característica fue el elemento común que le permitió juntarse con la jorga de los cantantes y guitarristas de la revolución que, cuando afincados en la gloria, le invitaron siendo extranjero, sin saber tocar ni cantar, solo bailaba al son que le toquen,  a ser parte de la banda y con ello llegó alto en el escalafón que se ha mencionado.

Para llegar a ser el quinto tuvo que nacionalizarse, sin quitarse siquiera el acento extranjero, sin saber la historia de Patria a la que en su pasquín la criticaba y sin conocer siquiera la realidad nacional en la que en su pasquín también criticaba. Se nacionalizó más rápido que un futbolista extranjero que se ubica con nosotros, más rápido que la aprobación de préstamos en Cofiec. Se nacionalizó solo por tener acento diferente y por ser un buen bailarín.

Al ocupar el sillón que mereció por ser el quinto del escalafón, en el que no tenía la más remota idea de como funcionan las relaciones internacionales de la patria que adoptó y que siempre fueron manejadas por hombres de carrera nacidos en la tierra abrigada por el sol equinoccial, afectó seriamente las negociaciones que permitirían emprender el comercio que necesitábamos con el viejo continente.

Como todo mercenario sin patria y sin honor, perjudicó  gravemente la imagen de la que le adoptó. Sin el menor interés por ella la afectó en todos  los foros internacionales  a los que llevó su representación, pues nunca tuvo el menor afecto por ella, pero tuvo todo el tiempo del mundo para organizar el envío en la valija, de los jarros que en Italia necesitaba tomarse “ruga la tortuga”.

El rato menos pensado huyó entre las sombras quien fue el quinto del escalafón, sin que casi nadie lo repare o lo detenga. Cuando en febrero, pretendan seguir sus huellas el primero, el tercero, el cuarto y el sexto, habrá una multitud lista para impedir que huyan a  disfrutar de sus botines en otro lado como lo está haciendo hoy el quinto de la banda.

happy wheels

Related Posts

One Response to LA HUIDA DEL QUINTO

  1. patricia rentería quiroz says:

    y qué es de patiñín el amiguín incondicional de este hombre que hizo y deshizo, parece que hubiera desparecido el ministerio a su cargo, nada, nandita se escucha hablando en voz bajita!)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *