MENU
Vaca Gustavo Rivera

by • September 13, 2012 • Gustavo Rivera SoastiComments (0)1727

La culpa es de la vaca…Gustavo Rivera Soasti

Rivera-Soasti1-150x150Gustavo Rivera Soasti

En una entendible limitación de neuronas y dentro de una abusiva, cínica y apabullante  estrategia desinformativa oficialista, desde el más genio hasta el nada genio, han ido por el camino más simple… culpar de todo a la vaca… En su grandilocuencia, sabiduría y sapiencia, estas mentes lucidísimas que nos gobiernan, nos dicen, con un escalofriante desparpajo, que ellos no son culpables de nada, que ellos son las victimas, que gracias a ellos estamos en el paraíso… ¡Carajo, que tremendo cinismo es el que impera en nuestro país!

Desoyendo la más elemental prudencia, misma que jamás ha respondido ni al academicismo ni a los diplomas, sino, simple y llanamente, a la sabiduría, virtud totalmente ausente el 30 de septiembre, van y se meten en la boca del lobo y, luego de salir mordidos, pontifican, con su sapiencia divina y con total orfandad de neuronas, que la culpa es de la vaca…

Personalmente, yo, jamás estaré de acuerdo con una revuelta protagonizada por instituciones llamadas a velar por la seguridad ciudadana, peor con un golpe de estado, estos dos hechos los rechazo rotundamente, soy de los que creo firmemente en el principio de fortaleza institucional, en el respeto total a la constitución y en la existencia de la libertad, en su máxima concepción, como un elemento connatural al ser humano. Los gobiernos no pueden ni deben ser derrocados, a los malos gobiernos se lo debe derrotar en las urnas, ya pasará la calentura y el novelerismo insensato, ya derrotáremos a Correa y a sus delfines en las urnas, sitio único que la democracia y el principio de legalidad prevén como idóneo para sustituir a un gobierno malo.

Un gobierno, cualquiera sea éste y de cualquier tendencia, que, teniendo a su alcance un ingreso tremendamente grande, en su afán de buscar lealtades, con el total irrespeto a la dignidad humana, monta todo un esquema de gasto público clientelar, dentro del cual se privilegia, sobre la urgencia social, al cálculo político, siempre será el único responsable de las catástrofes resultantes.

La necesidad de crear lealtades y de privilegiar su interés político, son los móviles principales de la estrategia oficial de repartir el dinero público, jamás el dinero de ellos, siempre el dinero ajeno, siempre el dinero de todos los ecuatorianos… visto así y supeditado a esta estrategia, se entiende el incremento de sueldos del personal de las fuerzas armadas y de la policía nacional. Buscaban lealtad a cambio de incrementos salariales. Es por esto que, con un simplismo espantoso y abusivo, expresan su extrañeza y no se explican cómo es posible que aquellos a los que se les ha mejorado los sueldos, sean los que se revelen contra su bondadoso patrón… Y les increpan… Y les demandan lealtad… Y les retan… Yo te mejore el sueldo y no entiendo por qué, ahora, no me eres leal…

Las instituciones de seguridad están supeditadas a la ley, deben actuar dentro de la ley, su única lealtad es para con la ley… Siempre leales a la constitución y a nuestro único, soberano y libre Ecuador.

Se nos ha vendido la figura de la reivindicación social, de que tanto el reparto, torpe e irresponsable, de bonos, así como los incrementos salariales, responden a la graciosa benevolencia y gran sensibilidad del gobernante de turno. Lo único que han estado buscando, son lealtades… Te di el bono de vivienda, me debes lealtad… Te di el bono de pobreza, me debes lealtad… Te subí el sueldo, me debes lealtad…

Antes se repartían gorras y camisetas, hoy se reparte el dinero de la nación, no ha cambiado en nada el trato que se da al ser humano… A fin de cuentas, dentro de la nueva metodología del socialismo del siglo 21, las personas sólo somos meras estadísticas… Hoy se cuenta a cuantos hemos entregado bonos, para saber a cuantos les debemos exigir lealtad… Que lejanos están los días en los que se contaba a cuantos se les ha dado trabajo… En la novedosa y comunistoide estadística veintiunsiglera, ya nos se cuentan seres humanos libres, se cuentan votos y hay que sostenerlos como sea, hay que comprarlos con dadivas, para luego cobrarlos con insolencia.

La PATRIA siempre ha sido de todos, pero para estos sectarios, en su infinita fatuidad, insultando a la inteligencia humana, pretenden que nos traguemos ruedas de molino… Nos dicen que ellos son el país, que antes de ellos nuestro país no existió y que después de ellos no existirá… Tenemos que agradecerles la nacionalidad, tenemos que tolerar distorsiones abusivas y audaces de la historia… Ahora a Bolívar, padre de la patria, un libertario eterno, le han bajado al nivel de ese asesino que, cobardemente y escudado en los nefastos tribunales populares, fue el verdugo de varias decenas de miles de ciudadanos cubanos que, inocentes o culpables, fueron asesinados vil y cobardemente. Que desvergüenza, como distorsionan la historia… Ahora Jesús, Bolívar y el che, son iguales… ¡Carajo, que tremendo cinismo es el que impera en nuestro país!

Que audacia y abuso… Pretenden obtener lealtades a través del reparto y de la dadiva fácil, de la entrega de fondos públicos… Tengo mis dudas, porque son tozudos, pero ojalá que hayan aprendido que al ser humano libre nos se le compra con nada, tarde o temprano reacciona y, recobrando la cordura, pone en su sitio a los prepotentes y abusivos.

Según estos meritócratas y únicos poseedores de mentes lucidas, nuestro país existe gracias al advenimiento mesiánico de ellos… Que los únicos con aciertos e inteligencia son ellos… Que los bonos los reparten ellos… Que los sueldos los han subido ellos… Que la dignidad humana existe gracias a ellos… Que la lealtad se la debemos únicamente a ellos…

Cuando nos despertemos y nos demos cuenta, todos los ecuatorianos, del despeñadero en el que nos han metido, no nos extrañemos que estos lucidos, ardientes y limpios, nos digan, con el cinismo más grande… Que la culpa es de la vaca!!!…

OLVIDAR… PROHIBIDO!!!… Que no nos engañen… ¡VIVA LA PATRIA

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *