MENU

by • August 25, 2012 • Adrian ZabalaComments (0)483

FUEGO OLÍMPICO

Los organizadores de los juegos Olímpicos de Londres, le dijeron ¡Nones! al Insoportable cuando quiso figuretear desfilando en la inauguración con los atletas nacionales. Se dice, en secreto, que los servicios de inteligencia del Reino Unido, interceptaron varias comunicaciones entre la embajada del Ecuador en Londres, el Ministerio del Deporte, la Cancillería, y el Palacio de Gobierno. Los agentes británicos pusieron en alerta al Comité Olímpico Internacional para impedir la presencia del Indomable en los juegos. El pedido de participar en el desfile tenía varios propósitos según lo que descubrieron los espías:
1.- Ratificar que el Mashí es el mismísimo mandamás del Olimpo, su dios creador, su ser supremo, el único inteligente, el más sabido, el más macho, el más guapo, el más chistoso, el mejor insultador, el más bacán, el mejor puñete, la mejor sonrisa, el tutti frutti, el lima-  limón, el chicle bomba. Y qué mejor que hacerlo en unas olimpiadas organizadas por un país capitalista y monárquico… ¡Para lucirse y dejar al mundo entero con la boca abierta era el asunto… pero! ¡Cuando se está de malas, se está de malas!
2.- Se descubrió también que la SENACOM tenía preparada una sabatina en viernes, pensaban armar una tarima en el mismísimo estadio de Stratford, para que el Adefesioso cante, baile, se ría a carcajadas, insulte a la Reina Isabel II, a Paul McCartney, a los jueces ingleses por enjuiciar al Julián, a los deportistas por prestarse a participar en un país imperialista, al Domingo Paredes, al Corcho, a los periódicos: The Sun, Daily Mirror, The Guardian, por ser prensa corrupta, imperialista, mercantilista, publicar pura basura, ser sicarios de tinta, y rompería algún ejemplar, para amenizar no más.
3.- Mientras los seis mil millones de humanos estuvieran absortos viendo y escuchando al Odioso en sus bufonadas; en la embajada, el Julián Assange sería cuidadosamente embalado, como valija diplomática, en una caja de cartón grandota, de esas que sobraron del envió de los jarros de Ruga la tortuga a Milán. Luego sería discretamente llevado al Legacy del ejecutivo, el Intragable se despediría de Londres haciéndose el gil  ¡I do not…! Llegaría al país, con el chismoso del Julián, a ser recibido por sus esbirros como héroe olímpico, lleno de coronas de laurel, serpentinas, alfombra roja y champagne belga.
Lástima que todo fue descubierto por los metidos de la inteligencia inglesa, que si saben hacer su trabajo, no como otritos que dejan ir a los narcos. Y lo peor del caso, es que todo sale a la luz por una confusión en las firmas del pedido para desfilar dirigido al comité olímpico, a los británicos les pareció sospechoso que una secretaria despistada firme como Ministro, que un Ministro agarra pelotas firme como Presidente… ¡Todo un relajo! ¡Como está revolución es…Vivan las huevas! Todo el mundo hace lo que le da la gana. ¡Y, para colmo, el Julián, que anda aburridísimo encerrado con la embajadora, estuvo husmeando, para no perder la costumbre, y encontró los dichosos correos, enseguida los publicó en la página de Wikileakes y los hizo públicos, enterándonos que este ingenioso plan fue craneado en la Cancillería!
¡Dicen las malas lenguas que el Mashi no quiere ni verle al pobre australiano, y ha ordenado que solo le brinden té con galletitas! ¡Pobre Juliancito…salió de las brasas para caer en el brasero!

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *