MENU
juramento polit

by • October 31, 2014 • Estuardo MeloComments (1)1988

FISCALIZACIÓN AUDITORÍA Y CONTROL GUBERNAMENTAL Por Estuardo Melo

EStuardo meloLos ecuatorianos tenemos todo el derecho de exigir cuentas al gobernante de turno, así éste hubiera conseguido blindar sus actuaciones cooptando al Sistema de Justicia y a las Entidades de Control.

Ahora que el Contralor General del Estado (o de la Nación) sale a querer evitar que la entidad a su cargo pierda potestades por obra de una enmienda constitucional ya es demasiado tarde, porque ha perdido terreno en el manejo institucional de su propia gestión fiscalizadora y por la ineficiencia de sus pedidos a la Fiscalía para que las resoluciones emitidas luego de largas etapas de auditoría a las gestiones públicas fueran procesadas por contener indicios de claros responsabilidad penal.

Los propios funcionarios de la entidad, dan cuenta de que sus argumentaciones son modificadas en el escritorio del Contralor, o es el mismo quién solicita cambios para neutralizarlas.
En las últimas comparecencias públicas demostró su patética ineficiencia, cuando casi con llanto pedía al Fiscal General que procese los casos solicitados por Contraloría y en la rueda de prensa conjunta de Contraloría y Fiscalía en la que se supo de la insuficiencia argumental de la Contraloría para poder procesar las causas.

El Contralor al parecer, no visualiza la posibilidad de que será juzgado él también por negligencia en la ejecución de las funciones que le competen y que van en contra del pueblo ecuatoriano de manera directa.
El enorme gasto publico ocurrido en los últimos siete años, la casi duplicación del gasto corriente, el paquete de inversiones claramente sobrevaloradas, el incremento de ingresos gracias al precio del barril de petróleo, el incremento por recaudación del IVA, el impuesto a la Renta, la salida de capitales; la duplicación de sueldos a los burócratas y los créditos de la China, fueron la veta que posibilitó el gasto y la inversión.

Pero entre la adopción de un sistema automatizado de compras públicas, los empates técnicos de las ofertas, que llevaron a decidir las adjudicaciones en las propias entidades; el alto valor, casi duplicado de los precios unitarios constantes en los pliegos de contratación y en los presupuestos institucionales para cada obra, dieron como resultado la adjudicación a dedo y la negociación por debajo de la mesa.

Todos conocemos que desde el inicio, este gobierno dio muestras de una gran avidez por dinero: Comenzó con las contrataciones del ministerio de Deportes, el dueño del Circo y los come-cheques, simultáneamente a la contratación de “mejoramiento vial” continuó con el equipamiento de hospitales y las ambulancias con ceniceros; prosiguió con las contrataciones con distintas modalidades para el Gran Hermano, y finalizó con la adquisición de equipos costosos, helicópteros, aviones, hospitales rodantes, 4x 4’s etc. Que dejó como saldo ente ingresos, fondos de ahorro (FERIEP Y FEISEC) el increíble gasto de DOSCIENTOS MIL MILLONES DE DÓLARES, en siete años. Una verdadera e incontenible feria, equivalente al reparto de $8.000 Dólares por familia y por año, que se supone es el beneficio en servicios que reciben las familias del país.

En varias comparecencias públicas, el Doctor Julio César Trujillo, persona de alta credibilidad social, ha expresado con absoluta claridad que está instalado un sistema de corrupción nunca antes visto, que se denomina el 30%, que es el valor que se cobra a los contratistas del Estado para que accedan a los contratos y les sean adjudicados.
La obra pública con mayor inversión es el suministro de energía hidroeléctrica. Se entiende como costo promedio de implementación de una central de generación, el costo de un millón doscientos mil dólares por megavatio generado. Sería interesante contrastar ese dato, con los megavatios por generar y los costos en que las centrales hidroeléctricas han sido contratadas.

– Entre los gastos corrientes, lo que va a saltar a la vista con mayor facilidad es el gasto en propaganda. La propaganda origina la contratación de tiempos de televisión y espacio en los diarios; esos espacios denominados pautas publicitarias reconocen un pequeño valor a las empresas publicitarias que los programan. Si la propaganda, la contratación de los espacios y las pautas, han sido permanentes, la acumulación de comisiones por las pautas también y se concentran en esos bolsillos ligados al gobierno. Sería bueno saber en qué valor lograron enriquecerse, si se considera que hasta la propaganda municipal ha sido canalizada por ahí –

Haciendo una valoración simple de ese billonario egreso, significaría que retirando el gasto corriente (digamos de nueve mil millones de dólares anuales), tendríamos un moto para contrataciones de $137.000.000.000 de dólares. Ese valor le ha permitido al gobierno hasta realizar proyectos en terceros países, favorecidos por el nuevo rico y millonario mecenas.

Si se estima un monto por sobreprecios equivalente al 30%, tendríamos que quedaron por auditarse, $ 41.100.000.000 de dólares, un perjuicio de $16.440 dólares, por cada familia ecuatoriana.
La propaganda gubernamental habla de mega obras, mega proyectos, mega montos de contratación, que son los que agradan al gobierno.

Las mejores y más actualizadas muestras de lo dicho son la vía “Collas” de acceso para el nuevo aeropuerto de Quito, en cuya ejecución hay un sobreprecio del 50% y otra obra que acaba de inaugurarse, el Centro de almacenamiento de gas en Monteverde, obras ya terminadas, pero sin auditoría.

Otra obra que ha llamado la atención, es la Refinería del Pacífico, para la que se está negociando un crédito Chino de $1.200 millones de dólares, pero que al decir de los expertos no puede costar más de trescientos millones de dólares, (la cuarta parte).

Como dije en un principio, si no hay una verdadera auditoría a la millonaria inversión, tenemos derecho a suponer un enorme perjuicio y a saber en manos de quién o quiénes, fue a parar nuestro dinero.

happy wheels

Related Posts

One Response to FISCALIZACIÓN AUDITORÍA Y CONTROL GUBERNAMENTAL Por Estuardo Melo

  1. Carlos Alvarez says:

    Frecuentemente escucho – de parte de la oposición- estos supuestos actos de corrupción, con tanta seguridad que pensaría que todo es verdad.
    Ahora yo me pregunto: si aseguran conocer todos esos actos de corrupción, por qué no obtiene pruebas contundentes para poner una – o varias- denuncia formal en la fiscalía?. Seguramente van a decir que no lo hacen porque todo está controlado por Correa y cualquier denuncia no va a proceder; además de que si lo hacen, se van a convertir en perseguidos del régimen.
    Creo que peor sería no hacer nada y aunque todo esté controlado y no proceda una denuncia, sí sería bueno intentarlo o por lo menos denunciarlo ante los medios de comunicación para que todo el País lo sepa, pero con pruebas fehacientes y no solamente con palabras.
    Con algo concreto se podría plantear un juicio al presidente por actos de corrupción y la oposición de una vez por todas lograría su propósito: derrocar a Correa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *