MENU
Castro Correa b

by • June 23, 2016 • Estuardo MeloComments (5)1613

FARSA, MOJIGANGA Y PANTOMIMA… Por Estuardo Melo

EStuardo meloEl dictador, gerente propietario de una isla y sus semovientes, millonario gamonal y último ideólogo del comunismo, debe estar disfrutando como marrana en lodo, con el epílogo de la farsa originada por su influencia sobre Hugo Chávez y  los socialistas del siglo XXI, que llevó a sus respectivos países a la peor crisis.

No por nada se ha pasado tramando mil formas de reivindicar su frustración después del fin de la guerra fría y de su fracaso al querer introducir el comunismo en los países  Sudamericanos. Es muy probable que este “inofensivo” anciano, hubiera influido en la reconstrucción del imperio Ruso con Putín, en el surgimiento de la primavera árabe e ISIS, como buen enemigo que es de los Estados Unidos.

Habrá sido inaceptable para Castro, que todo su pueblo se la pase comiendo caraotas duras de por vida, mientras al menos la mitad de los ciudadanos de sus países-objetivo, se alimentaban cien veces mejor. A cuántos cubanos hemos visto llorar de emoción solo de ver la abundante selección de productos en nuestros mercados.

Basó su propuesta en el hecho de que el 80% de venezolanos, permanecían bajo la línea de pobreza y lo utilizó como plan piloto para los demás.

Recomendó a Chávez inyectar desesperanza, valerse de la mayoría en pobreza, acusar al pasado y a la democracia por todos los males, identificarse con el pueblo en pobreza, manejar su ignorancia.

En su cinismo, aconsejó hablar en nombre de Cristo, del nacionalismo, de Bolívar; despertar el odio, dividir a los venezolanos, para que se neutralicen unos a otros con violencia y simultáneamente les hable de Democracia y Constitución.

En la carta, le aconseja mantener comprados a sus partidarios hasta poder desecharlos cuando no fueran necesarios. Para los que se opongan dice,  sembrarles delitos y descalificarlos y siempre mantén la Asamblea y la fiscalía a tu lado.

Poner a los militares donde haya bastante dinero, corrómpelos y ubícalos en la petrolera estatal. Sacar a los indecisos de los puestos clave y pon gente propia en las guarniciones. Le sugiere simular un golpe, para ver quiénes son fieles y quiénes traidores.

Le dice que es necesario controlar los medios de producción, comprar banqueros, comerciantes, constructores con obras y contratos, en una primera etapa.

Para la segunda, deben haberse ya formado comités de defensa de la revolución, pagarles para que obedezcan y vayan a marchas y concentraciones. Llamarles Bolivarianos. Con los más agresivos formar una fuerza de choque armada, para momentos difíciles.

Mencionar mucho la palabra “revolución” para emocionar a los pobres, mientras controle y destruya a la Policía y se fracture la relación de trabajadores y empresarios, con organizaciones paralelas. Acusar a los empresarios de hambreadores y golpistas.

Le sugiere fingir debilidad, a los periodistas, si no se los puede comprar, cerrar los medios de comunicación y sacar  los técnicos de la empresa petrolera, que es de donde provendría el dinero para el “proyecto”. Si ha conseguido todo eso, puede continuar a la tercera etapa.

En la tercera y más siniestra etapa, ya podrá violar la Constitución, sin que nadie lo impida. Ordenará allanamientos, sembrará armas, drogas, dinero. Pondrás de su lado a periodistas, empresarios líderes laborales y los que no, acúsalos, para que escapen del país.

Una vez neutralizada la oposición, podrá deshacerse de colaboradores molestos, ubicar camaradas, establecer estados de excepción, suspender garantías, toques de queda, cierre de medios, anunciar reestructuración, elaborar nueva Constitución y un Consejo de gobierno, en el que pretendía estar Fidel.

En el último párrafo, recomienda fusilar a los opositores que no aprendan, es lo único que les silencia y es lo más económico. No deberá dejar que se organicen ni que conozcan de sus intenciones y así serán respetados nuevamente por el marxismo, Brasil, Ecuador, Venezuela y Cuba.

Al leer la carta, más parece que Fidel Castro la hubiera dirigido a Rafael Correa, porque todo lo dicho lo consumó en sus gobierno.

Como sabemos, los venezolanos atraviesan por una interminable pesadilla. Una debacle económica después de haberse dispuesto de un millón de millones de dólares, (tres veces más que en Ecuador), provenientes de la exportación petrolera; gastado en “obra social” irrecuperable quinientos mil millones de dólares, entregado petróleo con descuentos y a crédito a 19 países de Petrocaribe, Un millón de viviendas a título gratuito, para que al final del ejercicio de 17 años de gobierno, el país además de haber extinguido sus fondos fiscales (como Ecuador) está endeudado con la china en cincuenta mil millones de dólares, con embargo de su petróleo. La debacle económica que sufren los venezolanos, básicamente consiste en no contar con los bienes básicos para su alimentación ni insumos médicos en sus hospitales colapsados. La galopante inflación que en realidad llega a cifras como el 700%, ha pulverizado el poder adquisitivo de los trabajadores, frente al alza incontrolable de los productos que escasean.

Es el resultado de la sugerencia de Fidel Castro inoculada como un germen del mal en el irrisorio cerebro de Hugo Chávez.

El mal se contaminó, porque al haberse mantenido el petróleo en altos precios, Chávez intentó conformar un grupo de países con los “lineamientos revolucionarios del siglo XXI” y no escatimó en ofrecer, apoyar, financiar a países como el nuestro y a ambiciosos como nuestro Presidente, que se prestaron para el juego castrista.

Pero, Castro, en su país congelado en el tiempo por 60 años, Venezuela sumida en la debacle de un estado fallido y sin remedio a la vista (ni con la salida de Maduro), Ecuador en la más espantosa iliquidez y crisis económica, Argentina, que trata ahora ya sin la expresidenta de retomar solvencia y descubrir la corrupción, Brasil hundido en la corrupción como los demás, podrán remediar el mal causado.

Fidel dirá que se debió aniquilar a la oposición, que se debió transformar el sistema a un comunismo definitivo, que se debió incautar los bienes privados y los depósitos de los Bancos, para alimentar la “Propiedad Republicana”. En suma, convertir a los países a imagen y semejanza de Cuba.

Pero ni el Chofer de bus, Ni el Economista de Illinois, ni las Corruptas señoras del cono sur, podrán ya responder ni hacer nada por sus países a los que llevaron al endeudamiento, la descapitalización, la iliquidez, la inflación, la hambruna, la escasez, la crisis total, la insolvencia, la corrupción, a pesar de haberse dispuesto de billonarias sumas, en su fatídico afán de atender los argumentos del inofensivo viejecito que se convirtió en gurú de las equivocaciones  inoculadas en mentes de corcho.

Todo esto denota estupidez supina, subsidiaridad, entreguismo, in-escrupulosidad, ambición desmedida, populismo hipócrita, como la misma carta, que fue obedecida al pie de la letra.

O que nos digan, ¿Podrán Castro, Maduro, Correa, Kirchner, Rouseff, exceptuando al cocalero, reconocer su enorme exabrupto o, remediar de alguna forma la debacle que causaron en paralelo y en simultáneo?  Los dos Presidentes en funciones, Maduro y Correa, ni tan siquiera pueden articular palabra sobre lo que vendrá, solamente discursos evasivos con los que pretenden declarase locos y hablar de décadas ganadas! Nos resta solamente, esperar como imbéciles la consecuencia del desastre.

En Ecuador, la década Correa no es otra cosa que la irrecuperable oportunidad de haber invertido dos cientos sesenta mil millones de dólares en desarrollo sustentable, creación de empleo, vida digna, futuro con certezas, para las próximas generaciones. Una década perdida en el marisma del despilfarro y la corrupción…

Castro Correa b

 

happy wheels

Related Posts

5 Responses to FARSA, MOJIGANGA Y PANTOMIMA… Por Estuardo Melo

  1. JOSE PARDO says:

    Parece que este genio de la economía, gurú del desarrollo sustentable se le olvidó, que el Ecuador antes de Correa tenía un sistema vial deteriorado, un sistema educativo caduco, un sistema médico en bancarrota, un sistema de generación electrica con barcazas que quemaban combustible.. solo para mencionar unas pocas acciones, según su criterio desarrollista, la gestión pública de los gobiernos predesesores del actual al que tanto critica, por que no hicieron, los gobiernos de turno tanta obra ausente, que tanto añora el honorable Sr. Melo ” el evangelio dice, que es fácil ver la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el ojo propio “, reconstruir un país semidestruido en todos los órdenes: institucional, de obra pública obsoleta, etc. demanda sin lugar a dudas recursos financieros; esto logicamente, los ciudadanos de mente obtusa no lo dicen, porque responden a intereses claramemnte identificados, el negocio de los amigos…..lo del feriado bancario de 1999 pretenden olvidar y hecharle tierra, olvidando que este juego de los señores banqueros, solamente fueron transacciones estratégicas de la eficiencia bancaria.. no dicen nada de los millares de migrantes a Europa, norteamérica y otros lares del mundo…. será por eso que los migrantes reciben en el extranjero tambien a los visitantes y futuros candidatos a la Presidencia de la República, proceso que se avecina el proximo año. Hágan propuestas válidas a futura, creibles, realizables, sustentables y dejen de estar llorando y culpando a los demás, no desestimen la inteligencia de la mayoría del pueblo ecuatoriano, que la historia juzgará los aciertos o errores del actual régimen, la mayoría no necesitamos que nos den pensando algunos seudo-expertos en asuntos de política pública.

  2. JOSE PARDO says:

    Parece que este genio de la economía, gurú del desarrollo sustentable se le olvidó, que el Ecuador antes de Correa tenía un sistema vial deteriorado, un sistema educativo caduco, un sistema médico en bancarrota, un sistema de generación electrica con barcazas que quemaban combustible.. solo para mencionar unas pocas acciones, según su criterio desarrollista, la gestión pública de los gobiernos predesesores del actual al que tanto critica, por que no hicieron, la obra ausente, que tanto añora el honorable Sr. Melo ” el evangelio dice, que es fácil ver la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el ojo propio “, reconstruir un país semidestruido en todos los órdenes: institucional, de obra pública obsoleta, etc. demanda sin lugar a dudas recursos financieros; esto logicamente, los ciudadanos de mente obtusa no lo dicen, porque responden a intereses claramemnte identificados, el negocio de los amigos…..lo del feriado bancario de 1999 pretenden olvidar y echarle tierra, olvidando que este juego de los señores banqueros, solamente fueron transacciones estratégicas de la eficiencia bancaria.. no dicen nada de los millares de migrantes a Europa, Norteamérica y otros lares del mundo…. será por eso que los migrantes reciben en el extranjero tambien a los visitantes y futuros candidatos a la Presidencia de la República, proceso que se avecina el proximo año. Hagan propuestas válidas a futura, creibles, realizables, sustentables y dejen de estar llorando y culpando a los demás, no desestimen la inteligencia de la mayoría del pueblo ecuatoriano, que la historia juzgará los aciertos o errores del actual régimen, la mayoría no necesitamos que nos den pensando algunos seudo-expertos en asuntos de política pública.

  3. Anna says:

    Muy valiente Don Estuardo en exponer este articulo, lo cual es todo verdadero, lastima que nuestra gente se ha dejado llevar al matadero con ingenuidad. Lo peor a pesar de todo lo que se sabe, es que seguimos en un compas de espera de la estocada final. Aqui estamos peor que en Venezuela porque no hay una oposicion unida y solida, todavia se vive la ilusion infantil de una democracia, es de terror.

  4. Estuardo Melo says:

    FARSA. Originada por su influencia sobre Hugo Chávez y los socialistas del siglo XXI, como epílogo.
    MOJIGANGA. La burla del 30 S.
    PANTOMIMA. Querer disfrazar su fracaso con el slogan de “la década ganada”

  5. Pero el daño causado casi no tiene remedio. Nuestros ingresos están empeñados a China hasta el 2024 por un lado. Por el otro es un país sin instituciones sólidas, como un coche sin frenos y en bajada: cuantos gobiernos democráticos y serios se necesita para arreglar el daño causado? Prision para sus causantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *