MENU
dolares volando

by • February 10, 2016 • Estuardo MeloComments (1)1031

FACTIBILIDAD, CUENTAS Y LUCRO CESANTE Por Estuardo Melo

EStuardo meloEl enorme gasto de este gobierno, no cuadra. Si se realizara un balance contable con las típicas columnas de Debe, Haber y Saldo, no podría balancearse las cuentas de ingresos con egresos, peor si hubiera saldos positivos, porque lo que sí hay, es un enorme hueco fiscal de diez mil millones. Mientras en las ciencias contables debe existir un cierre, en las cuentas fiscales, nada concuerda. Eso en el simple análisis de cifras, pero si entramos en la aplicación de criterios para factibilidad de los proyectos y su relación de costo beneficio, la situación es casi catastrófica, por la simple razón que los costos superan ampliamente a los beneficios que se obtiene de una obra o de una inversión. Cuando se analiza la planificación general de las obras del gobierno, no existe tal, es corriente la sensación de que muchas de ellas dejaron un perjuicio, tanto en su forma de ejecución, cuanto en los objetivos que esas obras supuestamente cumplen, para satisfacer las necesidades para las cuales fueron creados esos programas o planes de inversión. Muchos dicen tenemos carreteras pero no tenemos qué transportar.

El proyecto de hidroeléctricas. Costos elevados en al menos un 30% en cada proyecto. Varios de esos proyectos no debieron pasar de la etapa de pre factibilidad, al no ser compatible la inversión con el rendimiento financiero de la obra, ni el tiempo requerido para el pago o recuperación del capital invertido. Un endeudamiento masivo, que llevará al país a contar con hidroelectricidad superavitaria, (200 MW) es decir se producirá más del que el país requiere y no será como dice el Presidente que se la podrá exportar, porque nuestros vecinos también producen en exceso. Colombia exporta a toda Centroamérica y para Chile, no existe una red de transmisión, que la tendría que construir el Ecuador a alto costo, con permiso del Perú, que también tiene interés de vender sus excedentes.

El estudio del sobrecosto de hidroeléctricas está detallado por Arturo Villavicencio, quién compara su valor por megavatio instalado con el establecido por un organismo especializado.

En todo caso en el tema de provisión de energía, el asunto es fácil. Número de habitantes, kilovatios/mes/ habitante, proyecciones de crecimiento y plan maestro para prever las inversiones. Pero, de todas maneras, no fueron esas cifras las que primaron. Primó el afán de contratar crédito con prenda del petróleo y ejecutar obra cara.

En cuanto a los ocho mil kilómetro de vías que el gobierno intervino, lo primero a tomar en cuenta es que lo que hizo fue rehabilitar vías existentes, que no es lo mismo que construir vías nuevas. Hay una gran variación de costos que van desde ochocientos mil dólares por kilómetro entregado, hasta 16 millones por kilómetro en vías nuevas y pasos laterales. Costos que tampoco se compadecen con los estándares internacionales por kilómetro. Además, hay vías que aparentemente se ejecutaron sin estudios de tráfico, es decir se las trazó, expropió y construyó como autopistas de tres carriles por sentido, sin una necesidad real de movilidad. La vía a Collas para el nuevo aeropuerto de Quito, es lo más costoso que se ha ejecutado en aspecto vial, en Ecuador y el Mundo. Es una vía de dos carriles, trazada para que cueste el mayor valor posible, que arranca del punto más bajo, cruza el río Guayllabamba, asciende con un trazado peligroso hasta el nivel del nuevo aeropuerto, con cortes y movimiento de tierras enormes y demandó de un revestimiento de gran superficie de geo-membrana para evitar que los taludes cortados fallen. La vía alcanza 15 kilómetros y el trayecto se lo realiza en 15 minutos y su costo fue de dos cientos sesenta mil dólares, es decir 16 millones por kilómetro. Lo curioso es que se pudo haber trazado una vía a partir del peaje del actual vía panamericana (mucho más arriba), con una longitud de 8 kilómetros, un costo que no habría superado los 120 millones de dólares y un tiempo de viaje de 5 minutos.

Quién puede suponer que el acceso vial a una ciudad pequeña como Quevedo, cueste 180 millones de dólares, con un costo de siete millones cada kilómetro, como si se tratase del acceso a una gran metrópoli y del que partirá una supercarretera que al momento está presupuestada en cuatro millones por kilómetro, para seis carriles. (En México se acaba de inaugurar una autopista a Querétaro de similares condiciones a la mitad de ese costo.

Para no alargar la presentación de indicios, veamos ahora los proyectos multipropósito construidos en la zona costera, en las estribaciones de la cordillera. Son ríos que en invierno se vuelven torrentosos, multiplican su caudal, salen de su cauce e inundan grandes sectores de la costa.

Estos proyectos son más difíciles de evaluar, por tener finalidades variadas y cada proyecto es distinto por las condiciones de la morfología e hidrología.

La Secretaría Nacional del Agua, SENAGUA, cuenta con 16 mega proyectos En la actualidad 6 están ejecutados por un valor aproximado de un mil millones de dólares. Los proyectos son: Trasvase Daule-Vinces, Trasvase Chongón-San Vicente, Múltipropósito Chone, Control de inundaciones Bulubulu, Control de Inundaciones Cañar, Control de Inundaciones Naranjal, Control de Inundaciones Milagro, Plan de Aprovechamiento y Control de Agua de la provincia de Los Ríos, Proyecto Multipropósito Matala Casa Vieja-Nambacola, Proyecto Multipropósito Puruhanta-Pimampiro-Yahuarcocha, Proyecto Multipropósito Jama, Proyecto Multipropósito Tumbabiro, Proyecto Multipropósito Puma, Proyecto Propósito Múltiple Coaque, Proyecto Trasvase Daule-Pedro Carbo, Proyecto Chalupas, Multipropósito Tahuín y el Sistema de Riego Cayambe-Tabacundo que ha estado construcción por al menos 10 años. Se supondría que el total de la inversión sería de al menos dos mil millones de dólares ya que seis proyectos multipropósito prevén una inversión que supera los 1.000 millones de dólares. 

De acuerdo con los anuncios oficiales, estos proyectos multipropósito beneficiarán con riego durante el verano a más de 190 mil hectáreas y 140 mil hectáreas de tierra estarán protegidas de las inundaciones, para que los agricultores mantengan su actividad productiva, incluso en esa época del año.

Cuál es la crítica. Si invierto dos mil millones de dólares en este tipo de proyectos, el objetivo no es construirlos per “C”. Podrían tener el exclusivo propósito de control de inundaciones. En este tipo de proyectos, se supone que existe un plan de inversiones que lo sustente, con base a proyectos de incremento de la producción de las 190.000 Ha. Su capacidad exportable, las negociaciones del producto en el exterior, las plazas de trabajo que ofrecen y la gama de productos que se va a producir. Los dos mil millones que costarán los proyectos significan que se invertirá al menos cuarenta mil millones en multiplicar esa producción y de la negociación de esos productos se recuperará los valores invertidos.

A quién se le puede ocurrir que un proyecto multi-finalitario, cubra el 10% de las expectativas, como en este caso el control de inundaciones y los demás propósitos queden en stand by. Porque si es para riego, es sabido que las zonas de los proyectos son de humedad alta y no se ha conocido de proyecto productivo alguno que justifique la alta inversión ni la recuperación de la inversión.

Peor aún, si las inversiones han sido financiadas con deuda que incrementa su valor en un 7.6% al saldo impago por el tiempo de su duración y más grave que eso, que las obras hubieran sido realizadas sin una debida fiscalización..

Uno de los peores ejemplos es la rehabilitación de la Refinería de Esmeraldas, con un valor 10 veces superior al presupuestado originalmente, terminada en un plazo también duplicado y con resultados (y eso es lo absurdo) que no permiten refinar el tipo de petróleo que se produce en los pozos ecuatorianos y va a tener que adquirir petróleo en el exterior, con el consiguiente costo innecesario de su transporte.

Vamos ahora a la adquisición de los helicópteros DRUFF. Siete helicópteros adquiridos en la INDIA con un valor de 48 millones de dólares. Una contratación que tenía objeciones por calidad y precio del propio comandante de la fuerza Aérea, que se los adquirió a pesar de esas observaciones. El Contralor del Estado, sale muy diligente a declarar que “no ha habido presunciones de responsabilidad penal”, cuando es más que obvio que hubo una contratación irregular y sesgada. Es asesinado el Comandante que se opuso a la negociación. Es apresado y sentenciado el autor material del asesinato, que luego es liberado para ser asesinado también.

Pero todo eso como antecedente de la declaración del Ministro de Defensa Fernando Cordero, quién luego que se precipitaron en tierra los cuatro primeros helicópteros, se decidió evitar que vuelen los otros tres y después que se declarara falla humana como causa de la caída en los dos primeros (otro informe sesgado), dice que el país no ha perdido nada, porque si costaron 48 millones de dólares, entre garantías y seguros el país recibió más de sesenta millones de dólares.

Es esa declaración la que retrata el perjuicio en este y otros contratos, que este gobierno ha perpetrado contra los ecuatorianos. Porque los helicópteros fueron adquiridos (supuestamente) por la necesidad de la aviación para rescatar personas. Cualquier helicóptero funciona al menos 30.000 horas continuas y en suma se los compró para que cumplan misiones por al menos 210.000 Horas de vuelo. Cada hora de vuelo cuesta en el mercado $5.000. Es decir, la caída intempestiva de los helicópteros ocasionó un lucro cesante, por no haber sido aprovechados debidamente, un valor equivalente a 1.050 millones de dólares. Pobre Ministro, jamás debió estar en ese cargo.

Con esto hay cientos de proyectos de similar connotación: Almacenamiento de gas en Monteverde. 6 veces su costo y proyecciones de uso nulas. Convertidor de Gas licuado en Bajo alto (El Oro). Proyecto con daños estructurales. Constructores prófugos. Aeropuerto de Pastaza. Sin aviones. (Igual de Santa Rosa) Universidad Yachay (Sin alumnos). Cientos de hectáreas sin uso agrícola. Proyecto Multimodal Manta Manaos. El absurdo de los absurdos. Proyecto Refinería del Pacífico. Sin Petróleo, sin financiamiento, con 1200 millones gastados en movimiento de tierras. Proyecto ITT, sin estudios de sísmica ni reservas aceptables.

Eso es este gobierno. Que alguien salga a defenderlo, si tienen algún argumento.

happy wheels

Related Posts

One Response to FACTIBILIDAD, CUENTAS Y LUCRO CESANTE Por Estuardo Melo

  1. jose says:

    LA RENDICION DE CUENTAS DE CADA CENTAVO GASTADO, ES ALGO QUE HA ELUDIDO CONSTANTEMENTE RAFAEL CORREA, NO SE SI CON TANTOS CAMBIOS EN LAS LEYES, SE HA ABOLIDO EL DEBER DE RENDIR CUENTAS AL PUEBLO ECUATORIANO CON UN FLUJO DE CAJA EQUILIBRADO, TAL COMO HA PASADO CON LA DEFINICION DE NEPOTISMO QUE HOY PERMITE QUE FAMILIAS ENTERAS ESTEN EN CARGOS ESTRATEGICOS EN LA FUNCION PUBLICA.
    LO CIERTO ES QUE ES UN DEBER MORAL Y ETICO, RENDIR CUENTAS DEL DINERO AJENO, SI NO SE LO HICIERA LAS LEYES, ANTES, PROHIBIAN CUALQUIER PARTICIPACIÓN EN LAS ELECCIONES Y ERAN SUJETOS DE JUICIOS CIVILES Y PENALES…..PORQUE HOY NADA DE ESTO ACONTECE….EXISTE UN DESPILFARRO TOTAL Y NINGUNA AUTORIDAD CIVIL O MILITAR SE MANIFIESTA….SE ESCONDE DELIBERADAMENTE TODA LA REFERENCIA DE GASTOS, CONTRATOS Y CONDICIONES DE LA DEUDA EXTERNA….UNA ANARQUIA TOTAL

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *