MENU
mini_edgarcoral

by • November 21, 2012 • Edgar CoralComments (0)557

ENTRE PLATERO Y DON BURRO…EL CANDIDATO

Materialmente, Quien podría distinguir entre platero, el de  Juan Ramón Jiménez,  y don burro…el candidato; “Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro…. Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal…”.
Don Burro, con ideal cascabeleo… al llamado de un grupo de jóvenes, que con preocupación miran por la patria que agoniza, inocentemente proyecta a la memoria colectiva, el pasado de oprobio y de vergüenza de una representación política que escasamente encarna intereses de reducidos grupos de poder enquistados en el pasado.
VOTA POR DON BURRO…Tronando tambores coreaban: “el burro a la Asamblea” y “vamos, burro, carajo, el burro a la Asamblea, carajo”, una sagaz nota de prensa decía, “No era un político de carrera ni un profesional reconocido. Tampoco un astro del fútbol o personalidad de pantalla, como los que han sido nominados por algunas agrupaciones políticas para las elecciones del 2013.
“…los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro…”, Quizás buscan reflejar sentenciosamente, que se persiste en los mismos métodos y prácticas de la vieja partidocracia que dijeron repudiar,  y que forma parte de esa larga y oscura noche neoliberal que parece no tener fin, en consecuencia refleja la grave crisis moral agravada y una peligrosa agresión cultural y política contra los ciudadanos.
DON BURRO…EL CANDIDATO, expresa  el repudio a prefabricados discursos, falsos y perniciosos, que muchas veces llegan a la ridiculez, cuando pretenden mostrarse, como héroes y heroínas inexistentes,  con largas y cansinas arengas, las más de las veces vulgares, envían mensajes distorsionados como el de una “inexistente liberación social”, que solo buscan engañar y confundir al pueblo, por ser ajenos a sus preocupaciones y requerimientos fundamentales.
De ahí que, DON BURRO…contribuye al debate político y llena el espacio vacío que dejan ciertos candidatos.

“Advertencia” de
Platero y yo es una narración lírica de Juan Ramón Jiménez que recrea poéticamente la vida y muerte del burro Platero, dedicado «a la memoria de Aguedilla, la pobre loca de la calle del Sol que me mandaba moras y claveles» y formada por breves capítulos. Es muy célebre el primer párrafo:

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *