MENU
Claudia-Hurtado-549x345

by • April 3, 2014 • Adrian ZabalaComments (0)1627

EL CALICANTO FALSEA Por Adrian Zabala

Los revolucionarios de bolsillo, esos que solo existen para satisfacer los caprichos del jefecito lindo, han iniciado una santa cruzada en contra de las exuberantes peladas que aparecen los lunes en el diario más vendido del país. Estos advenedizos de los postulados socialistas, se han tomado muy en serio su papel de santurrones de la devoción revolucionaria. Se pretenden, a sí mismos, poseedores de moral intachable, ética impoluta, poseedores de valores y principios negados a los otros, según ellos. Se ofenden por unas nalgas y unas tetas semi cubiertas, follan con camisón largo y en completa oscuridad, esconden sus miserias, se guardan los rubores y niegan las pasiones porque el cuerpo es pecaminoso y la carne es débil. Pueriles, se sonrojan al ver el cuerpo contorneado de una mujer hermosa que ha decidido, por propia voluntad, mostrar sus encantos al mundo, y concedernos algo de felicidad entre tanta calamidad doméstica.

La imagen, venida a menos, del Excelentísimo Señor Presidente de la República, está teniendo mucha competencia, especialmente los Lunes. Al parecer, los ecuatorianos prefieren las bien adornadas páginas centrales del diario EXTRA, que muestran toda la riqueza de la feminidad criolla, manjar ineludible para el machismo trasnochado. No, las delicadas y delicados revolucionarios de pacotilla, no pueden permitir que unos muslos compitan en simpatía con el Ser Supremo. Nada ni nadie puede opacar la luminosidad del Más Grande entre los grandes. Por eso, los achicharradores de brujas, con Torquemada Ochoa a la cabeza, se han convertido en el brazo ejecutor de la ira divina.

Perder elecciones no estaban entre los planes del Divino Rafael, menos por culpa de un diario revoltoso que se atreve a darle más importancia a la nalgas de unas féminas que a la carita del mejor presidente de todos los tiempos. Este acto de herejía debe ser castigado con toda la fuerza que la moral revolucionaria disponga. Las capillas verde flex están llenas de devotos depositando sus plegarias para que la justicia divina se lleve a todas esas exhibicionistas que no empatan con la etérea visión revolucionaria de lo que debe ser una mujer. ¡Sumisión absoluta! La mujer, es mujer, no puede ni debe mostrar su cuerpo ni dar sus opiniones, por eso la revolución ciudadana mantiene a raya a sus asambleístas. Ya lo dijo el Inefable: “La equidad de género solo ha servido para mejorar la farra”. Sabias palabras de un macho que trata a las mujeres a las patadas: “gordita horrorosa”, “viejas peluconas”, “coloradita linda”.

El acercamiento con los países del medio oriente, al parecer, ha causado algún efecto en los círculos revolucionarios… ¡EFECTO TALIBÁN! Que bestia, el súper de comunicación está como el demonio de Tazmania, aceleradísimo. Desorbitado asistió  a la audiencia en la Corte Constitucional: insultó, descalificó, poco faltó para que mande a la casa de la verga a todo el mundo. Es que se debe considerar que los nervios los tiene a flor de piel; si el pedido de inconstitucional pasaba se queda sin camello. Y a estas alturas de la vida ponerse a presentar carpetas en los medios independientes está jodido. Por eso hay que defender con uñas y dientes lo conseguido hasta ahora en la revolución ciudadana. Si hay que multar y multar hasta hacer quebrar un diario, hay que hacerlo. Si hay que insultar e insultar a todo el mundo, hay que hacerlo. Si hay que arrastrarse y arrastrarse, hay que hacerlo; al fin y al cabo, es para lo único que se ha nacido.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *