MENU
Piedra mano

by • October 5, 2014 • Estuardo MeloComments (0)1496

El Buen vivir según Ramírez Por Estuardo Melo

EStuardo meloEl Plan del Buen Vivir 2009-2013, quedó sin aplicación plena. Su autor solo tiró la piedra escondió la mano, para pasar a lanzar otras en la “rectoría” de la revolución universitaria. Ese plan lleno de justificativos y eufemismos, tenía la única finalidad de concretar la transformación de la sociedad ecuatoriana hacia el Estado Socialista (Comunista). Al decir de esos textos, redactaron la Constitución exprofeso para que sirva de soporte a la transformación que pretenden, al decir que su aprobación significa “un nuevo pacto social”.

Para él, el Plan del buen vivir, significa el cambio del paradigma del desarrollo ya que el pueblo ecuatoriano lo aprobó en las urnas porque era el plan de gobierno de Rafael Correa, cuyas ocultas intenciones se han estado poniendo en práctica durante 7 años.

Dicen que el haber evaluado las condiciones estructurales del país, le permitió establecer elementos de ruptura, para realizar transformaciones sustantivas a un cambio de modelo, e impulsar una propuesta que llegue a un punto de quiebre respecto al sistema que está vigente.

Lo que denomina “nuevo pacto de convivencia” hará efectivo según él, “un verdadero y efectivo régimen constitucional de derechos y justicia”, con una estrategia de acumulación, generación de riqueza y redistribución radicalmente distinta. (Estatista). Insisten permanentemente en que una nueva constitución implica generar un nuevo contrato social o pacto de convivencia.

Todo lo anterior es solamente la preparación retórica para sustentar la transformación del Ecuador hacia un estado socialista, en base a un monumental sofisma.

En este sofisma en el que según Ramírez, la “teoría de la justicia” establece que todo contrato social parte del principio de que personas libres y racionales aceptan una posición inicial de igualdad… y que en el contrato social no hay relación de dominación ni dependencia entre individuos. Estos serán interdependientes, libres e iguales.

Dan por hecha una aceptación de igualdad que no existe en la mente de los ecuatorianos, si no, pregunten a los miembros de entidades jerarquizadas como el ejército nacional, o empresas estructuradas orgánicamente. Lo que si aceptamos los ecuatorianos como noción general es la igualdad de oportunidades de los individuos y el trato igualitario ante el Estado y la Justicia.

Según el autor, la nueva Constitución propone dejar atrás una “sociedad liberal utilitaria” para pasar a conformar un “igualitarismo republicano moderno” que acorte las diferencias y acerque los extremos, pero con base en ese igualitarismo y en el principio de justicia, que al parecer se aplica en Cuba”.

Para entender mejor esas intenciones, transcribo lo que proponen (texto del plan nacional del buen vivir):

“El principio rector de la justicia relacionado con la igualdad tiene que materializarse (objetiva y subjetivamente) —en el lado negativo— por la eliminación de las desigualdades que producen dominación, opresión, indignidad humana, subordinación o humillación entre personas, colectivos o territorios, y —en el lado positivo— por la creación de escenarios que fomenten una paridad que viabilice la emancipación y la autorrealización de las personas (colectivos) y donde los principios de solidaridad, cooperación y fraternidad (comunidad) puedan prosperar y con ello la posibilidad de un mutuo reconocimiento (o posibilidad de reciprocidad) entre los miembros y territorios que hacen a la comunidad política” (Ramírez, 2008: 32).

“Siguiendo valores socialistas que se fundamentan en el principio igualitario, la Constitución ve a la igualdad como principio rector de la construcción de otra sociedad”.

Según su interpretación, la actual Constitución establece lo siguiente:

–       Corrección de las distancias sociales a través de procesos redistributivos; ( trabajo de unos, reparto a otros)

–       reedita la vieja tesis de la propiedad republicana; (confiscación de bienes privados que pasan a ser bienes públicos). Cuba.

–       reducción de las brechas a través de procesos de re-distribución de los beneficios del desarrollo; (0, reparto equitativo de los bienes de la producción)

–       El pacto de convivencia propone como objetivo la búsqueda del Buen Vivir de los ciudadanos; (El buen vivir de los unos a costa del trabajo de los demás)

–       la reducción de las desigualdades sociales, (nivelación hacia abajo)

–       edificar una sociedad republicana que auspicie la construcción de una libertad positiva. (libertad que no se ejerza)

Para ejercer tal principio es necesario disponer de los recursos materiales suficientes, como condición sine qua non. (Fondos del ahorro nacional, todo el ingreso petrolero, todos los impuestos generados, déficit presupuestario y crédito externo e interno)

Para justificar el despojo, el plan establece lo siguiente:

“Hacia un nuevo pacto de convivencia y una nueva  estrategia endógena de generación de riqueza:

Una nueva Constitución implica generar un nuevo contrato social o pacto de convivencia entre las personas que habitan en una comunidad política. Al respecto la literatura contemporánea sobre la teoría de la justicia enuncia que todo contrato social parte de una idea en la cual “los principios de justicia son principios que unas personas libres y racionales interesadas en promover sus propios intereses aceptarían en una posición inicial de igualdad” (Rawls, 1999: 11). Esto último supone que las partes de este imaginario contrato social no se encuentran en situación de dominación ni de dependencia asimétrica en relación con otros individuos. En otras palabras, son independientes, libres e iguales”.

Es decir: Sin relación de dependencia; sin propiedad material ni intelectual; con salario unificado e igual para obreros o gerentes; sin méritos; igual la mano de obra no especializada o el especialista técnico o científico; igual el gerente y el empleado de limpieza; igual el profesor y el alumno; igual el soldado raso y el comandante. Libre como en Cuba, para no tener más que hacer que dedicarse al mercado negro. Libre, para morirse de hambre. Libre, para que la iniciativa privada no llegue a ninguna parte; libre, para vegetar. Libre, para no poder opinar. Libre para apoyar al partido único, al caudillo, al autoritario, al gamonal, al fuhrer.

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *