MENU
correa-carrion

by • October 31, 2016 • Estuardo MeloComments (1)1006

#Ecuador VERDADES A MEDIAS Por Estuardo Melo

EStuardo meloCada vez, el gobierno de Rafael Correa cae en mayores contradicciones, especialmente en los ámbitos en que se requiere precisión en cifras,  montos, créditos o contratación pública y empleo.

En  este momento de su administración luego de 10 años de ejercicio, mientras  el país acusa un grave, (gravísimo) deterioro que se refleja en los indicadores económicos,  el Presidente y sus voceros, no parpadean cuando dicen que el fin de la recesión está cerca y se está superando la etapa difícil con el límite al año 2018, a pesar que todos sabemos que la aparente estabilidad se debe a los créditos contratados (15.000 millones en lo que va del año) y a la emisión de bonos, porque recuperar la economía tomará al menos otros 10 años, con un gobierno que se dedique exclusivamente a recuperar la economía y que sepa qué hacer, sin equívocos ni falacias.

Cabe aclarar que el correísmo, apeló a todos los arbitrios para gobernar en plenitud de uso del poder y sus instituciones, redactando una nueva Constitución, Leyes ad-hoc., cooptación política de las funciones del Estado y utilización de decretos de emergencia en la contratación de la obra pública y el crédito externo, acompañado de una abigarrada propaganda a cambio de transparencia, por tanto no tiene excusa para su mal desempeño.

Los desastrosos resultados de la gestión están a la vista sin embargo nadie en el gobierno advirtió lo que estaba pasando, tanto así que nunca en estos 10 años la Asamblea Nacional tuvo el más mínimo reparo u objeción respecto a los Informes presidenciales de labores, aprobándolos sin previo análisis, cayendo en una suerte de complicidad o responsabilidad coadyuvante  con un desenlace que tarde o temprano será juzgado por los tribunales, por el flagrante desacato a la Constitución. Es más, hasta hoy que la debacle está en nuestras cabezas, siguen retorciendo la realidad.

Mientras todos los analistas han asumido como cifra de ingresos del Estado, tanto petroleros como de impuestos, un valor aproximado 260.000 MILLONES DE DÓLARES, ahora nos salen con que el ingreso no superó los 146.165 millones de dólares, cifra igualmente enorme, pero divergente de todos los supuestos previos. (Hora 25)

Cuando el gobierno sostiene que la crisis económica actual se debe al bajo costo del petróleo que disminuyó en 9.000 millones de dólares el ingreso, el pago a la OXI, la revaluación del dólar, las emergencias del Cotopaxi y la catástrofe de Manabí, el Presiente, sufre de al-zeimer focalizado sobre la enorme suma de dinero recaudado por venta de petróleo a 100 dólares e impuestos de 10 años, que fue dilapidada por una administración caótica, que hasta el momento no rinde cuentas ni sabe en qué mismo consistió el despilfarro y, los “fonditos” que habrían podido evitar la contratación de créditos al apuro, que no habrían sido necesarios. Eso significa inexistencia de planificación económica que era su obligación constitucional.

Un mandato de 3782 días a partir el año 2007, que es lo mismo del relato de la quiebra de un país cuyo manejo económico debe ser reconstruido paso a paso, ya que en otras manos, pudo haberse asumido  alternativas viables para un desarrollo sustentable. En su lugar, qué tenemos:  un país en quiebra, en la peor crisis de su historia, que deberá enfrentar una recesión que durará al menos diez años más, porque Correa se dispuso de fondos equivalentes a veinte años (10 de su ejercicio y 10 para poder pagar ladeuda) de ingresos no-renovables e impuestos.

En su desenfreno, atropelló todo aquello que está consignado como atribuciones y responsabilidades constitucionales, como la obligación de someter la aprobación de la deuda a un comité que evalúe sus condiciones y su factibilidad de pago, así como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, suscrito con la Organización de las Naciones Unidas, que exige un manejo de las finanzas públicas acertado y sustentable.

Los mayores desaciertos han sido su falta de acuciosidad en el manejo de la macroeconomía del país. Tal parece que jamás pasó por su mente, esquematizar los escenarios económicos con base en los índices y datos censales que su propio gobierno impulsó (¿para qué?), si los iba a distorsionar a su conveniencia y lo que estaba buscando en realidad era el “punto de quiebre” del País.

Cuando le piden respuestas sobre los asuntos nacionales, se siente interpelado y ofendido, aunque es su obligación hacerlo y cuando le hablan sobre dinero da a entender que los fondos que asigna no fuesen del Estado, sino de su bolsillo. Podrá afirmarse que se siente tan dueño del Ecuador, como Fidel Castro de Cuba.

La deuda que su régimen contrajo, (sin consolidar y sin asumirla en su totalidad), llega a la cifra de 38.000 millones de dólares, tiene una cifra adicional de 10.00 millones no registrados.

Ha argumentado que el 40% de la producción petrolera entregada a China, es ventajosa por la dificultad de vender petróleo en la actualidad, pero lo que no dice es que ese valor ya fue gastado por su gobierno, por la iliquidez en que ha dejado a la caja fiscal y a los siguientes gobiernos sin posibilidad de utilizar el recurso.

Por otro lado, la deuda total del Estado (45.000 millones) está siendo utilizada para cubrir gasto corriente y no todo lo que dice el Presidente es verdad, cuando afirma que no se toma en cuenta que la deuda paga deuda y esta se reduce. La mayoría de los créditos obtenidos últimamente, al igual que los anticipos por concesión de campos petroleros, han pagado obligaciones atrasadas y sueldos.

La venta con pago anticipado de petróleo, solamente significa que el recurso ya se dispuso y dejó de ser un recurso utilizable para las futras administraciones y gobiernos. Dad No es que se aproveche la posibilidad de venta, es que se entrega petróleo por anticipos para solventar el ejercicio fiscal ilíquido.

Correa gastó los ingresos potenciales de 20 años por ingresos petroleros e impuestos. Nada queda para invertir ni gastar. El próximo gobierno solamente administrará el pago de la deuda y tendrá que asumir el deterioro de los servicios. Afirma que los convenios de entrega de petróleo terminarán el 2018, pero todos sabemos que no es así. El 40% de la producción de Petróleo está comprometido hasta el 2026.

Cuando el Presidente explica que el valor del barril se vende con ventaja a China, elude decir que el valor del transporte de cada barril fue asumido como si fuera a llegar a China, sin considerar que el mismo tuvo su destino a California y al Perú, sobrevalorando su transporte y perjudicando al país, en favor de un “trader”, (Enrique Cadena Marín) que muy seguramente repartirá los beneficios corruptos con funcionarios del gobierno fuera de las fronteras. En esta transacción dolosa, tuvieron el avala del Contralor Pólit.

Cuando habla de la deuda, el Presidente no ve problema. Cree que un país debe endeudarse para invertir. Sin embargo la deuda contraída no es sostenible para la economía ecuatoriana porque no se tiene con qué  pagar y es ahí donde radica  el problema. Pero no es su problema, es el que deja a futuras administraciones.

En el enredo de la repotenciación se pone creativo. Dice que todos  los contratos han sido fiscalizados por Worley Parsons, que en verdad es el testaferro AZUL. Que la parte técnica está superada, que la contable está en espera de la auditoría de Contraloría. Pero una fiscalización técnica, conlleva un control de provisión, montaje y costos. Los costos de un contrato son parte de la fiscalización, porque se controla la descomposición de costos unitarios para posibles reajustes. Lo uno no puede deslindarse de lo demás, porque además el fiscalizador debe aprobar todo lo extra-contractual y la exactitud de los costos de nuevas ampliaciones o contratos. El Presidente engaña.

La pequeña Lulú, experta en maquillar cifras dice que para el próximo año el país deberá desembolsar 1.500 millones de dólares por intereses, (hora 25) pero en verdad, una semana después aclara que la cifra entre capital e interés  es 4.500 millones.

Ese mismo personaje cuando ha sido consultado sobre la deuda, ha expresado la conveniencia de endeudarse en hidroeléctricas al 7%, porque el rendimiento de esa inversión es mayor al 27%, pero no dice es el “pequeño” detalle de sobreprecio de las centrales contratadas, con cuyo incremento (100%) se hace insustentable el repago del capital e intereses. (107%). En esas condiciones ninguna central hidroeléctrica habría pasado un análisis de pre factibilidad.

Cuando al Presidente le mencionan la deuda con el IESS, dice que no es correcto entregar fondos a una entidad que tiene superávit, porque en este gobierno se ha incrementado el número de afiliados y por tanto pago de aportes. Todos conocemos que la falta de pago al IESS es por falta de liquidez del gobierno, porque la deuda queda impaga para que otro gobierno lo haga. Es obligación constitucional y surge del perjuicio del sistema porque las entidades públicas aportan por Ley a sus afiliados, solamente sobre el sueldo básico, perjudicando de esa forma a los afiliados privados en sus prestaciones y generando déficit actuarial acumulado. Sin el pago de la obligación de financiamiento y con el agravante de la atención a hijos, el IESS cae en un grave problema de financiamiento, porque lo único que ahora tiene de la deuda que el gobierno contrajo, son papeles. El Presidente y la nueva Ley,  dicen que el gobierno garantiza el pago de pensiones, pero cómo puede garantizar ese pago un gobierno en quiebra!

El Presidente dice que su credibilidad es el baluarte que tiene la “revolución”, pero cómo se puede creer en alguien que manipula cifras y dice verdades a medias, queriendo pasar por impecable o impoluto. Pero se molesta cuando alguien hace mofa de su pretensión y le llama” tesorito”.

Apela al manual de finanzas Públicas del FMI para manipular las cifras de Deuda del Estado y de un solo plumazo, elimina 14.000 millones de esa deuda por decreto. Esto lo hace porque tiene interés personal en evitar que los 1200 millones de dólares gastados en la Refinería dele Aromo, aparezcan como GLOSA, al haber iniciado un proyecto sin el financiamiento que requiere. Si logra conseguir el financiamiento y contratar la construcción, la glosa ya no podrá ser aplicada, así el proyecto quede trunco.

No quiere reconocer que la deuda tiene tres condiciones nocivas. Plazo corto intereses altos  e imposibilidad de repago. Al haberse dispuesto de los fondos del Estado sin control, ahora no lee queda otra opción que endeudar al país, por la crítica iliquidez en que su gestión sumió a las finanzas públicas.

Todo habría podido preverse, si se manejaba las finanzas como lo haría un verdadero economista. Al menos contar con un plan de inversiones y gastos.

Los ecuatorianos deben recordar que durante el 2016, el gobierno ha endeudado al país a un ritmo de mil millones de dólares mensuales! Alguien que ha manejado tan irresponsablemente las finanzas públicas, no tiene derecho a nada. Es más, debe ser juzgado al haber atentado en contra de la estabilidad del Estado.

La tormenta perfecta, que generalmente menciona, no es caudada porque el petróleo bajó de precio, o porque han debido pagar obligaciones no previstas. La verdadera razón es que se gastó sin beneficio de inventario, todos los recursos de veinte años.

Por qué miente? Por qué  desfigura  la realidad si sabe que pronto quedará al descubierto la ineficiencia administrativa de su fallida gestión gubernamental?

happy wheels

Related Posts

One Response to #Ecuador VERDADES A MEDIAS Por Estuardo Melo

  1. Gerardo Niquinga Castro says:

    GRACIAS POR MUY CERTERO ANÁLISIS DE LA IRRESPONSABILIDAD DE RAFAEL CORREA, NO ME SORPRENDE, PORQUE A RAFAEL CORREA BASTA MIRARLE DESDE LEJOS PARA DARSE CUENTA DE QUIEN ES EL COMO ASALTANTE DEL PODER, YA PUDE DARME CUENTA QUE ES PARTE DE LOS SEPULTUREROS DE LA PATRIA Y NO ES LA PRIMERA VEZ QUE DIGO EL MISMO TIEMPO ME DA LA RAZÓN, NUNCA LA PROPAGANDA ME CONVENCIÓ PORQUE ASÍ FUE LA PROPAGANDA NAZI…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *