MENU
glas-moreno-foto-el-comercio

by • January 9, 2017 • Estuardo MeloComments (2)945

#Ecuador RESPONSABAILID POLÍTICA Por Estuardo Melo

Vista la seguridad con que Lenin Moreno dice que será elegido en primera vuelta, los otros candidatos de la contienda electoral, deben afinar sus estrategias. Finalmente son ellos y no el candidato oficialista, quienes crearon las dificultades que ahora tienen que zanjar para intentar pasar a la segunda vuelta. Probablemente una vez allí, la oposición política al correísmo se unirá y las posibilidades serán distintas al panorama actual. En tal caso sería ideal que construyan un pacto previo de gobernabilidad.

EStuardo meloSin embargo hay una posibilidad que puede minar las opciones de Lenin Moreno y su candidatura. Que al menos uno de los proyectiles de corrupción que se entrecruzan al momento, impacten en Jorge Glas. Es ilógico y prácticamente imposible que el vicepresidente estuviera en medio del fuego y que saliera sin siquiera afrontar su responsabilidad administrativa.

O es un experto en camuflarse, o es un santo. O es un retrasado mental que no cae en cuenta de nada en el desarrollo de sus proyectos, o no aprovechó la posibilidad de enriquecerse y si lo hizo, lo ocultó como un mago. Es muy probable que las presunciones de corrupción en contra del alto funcionario, estén ya a la vuelta de la esquina y si las evidencias aparecen, la candidatura caerá en picada.

La oposición es un grupo electoral poderoso  que suma el 55% del electorado, pero lamentablemente dividido; tiene las mejores armas para convencer a ese electorado indeciso, que no está indeciso entre el oficialismo y los demás, sino por quién de la oposición votar, aunque la oposición política y sus grupos no facilitan las opciones al elector. Todos proponen casi lo mismo y dan la impresión que lo que dicen está bien pero unidas.

En el oficialismo hay una sola lista de asambleístas y probablemente se votarán en plancha, creando una desventaja adicional.

Fue en verdad una grave falla no participar en un acuerdo político que permitía visualizar la situación calamitosa, consensuar  y plantear soluciones de largo plazo en una concertación unitaria.

En esta ocasión, las herramientas de convencimiento no son de mérito propio, sino que tendrán que apelar a los graves aspectos de deterioro de la economía del país, provocados por el pésimo manejo administrativo y la corrupción de diez años de Rafael Correa en el poder. Un verdadero cúmulo de atrocidades sin sentido que dejan al Ecuador en el borde de un peligroso abismo de inestabilidad e incertidumbre, que pasan a ser óbice directo para el candidato oficialista.

Lo grave es que los candidatos presidenciales ni sus grupos de respaldo de campaña, parecen tener claridad respecto a la situación real de la crisis, a lo que tiene que hacer para buscar una salida ni a la forma de neutralizar las intenciones del correísmo para perpetuarse a través de la candidatura de Lenin Moreno.

Los candidatos de oposición con mayor opción electoral, se juegan peligrosamente por una segunda vuelta, porque se neutralizan entre sí. Las encuestas no ofrecen certeza  alguna porque hay inconsistencia en los datos. La candidatura sin inconsistencias es la de Lenin Moreno, porque es producto de 10 años de deformación política resultante de la propaganda.

El asunto preocupa, porque se parece mucho a la llegada de Allende al gobierno en Chile. En 1970, la izquierda chilena había preparado el terreno, especialmente la base legal, para que Allende acceda al poder y transforme la sociedad chilena al comunismo. Con esa preparación previa, a Salvador Allende le bastaron 3 años para terminar con la economía del país y sus instituciones. A Moreno le tomarían cuatro.

En el presente caso, Correa y su gobierno, su absolutismo e influencia directa en las demás funciones del Estado, ha logrado gracias a la nueva Constitución, sus reformas y Leyes emitidas, preparar al Ecuador para un ejercicio inmediato de  transformación hacia el Castro-comunismo, en aplicación directa del “Plan Nacional de Buen Vivir” de Ramírez, ese minúsculo y perverso ratoncito de la revolución. Es decir, el terreno está preparado y listo, como en la Refinería del Pacífico.

El plan, que no es otra cosa que la hoja de ruta que implementa cambios a la sociedad ecuatoriana desde una economía de mercado, la transforma en otra, radicalmente distinta de economía centralmente dirigida, que implica la renuncia a la propiedad, la conformación de la “Propiedad Republicana”, la “Teoría de la Justicia como sinónimo de equidad”, que según ellos establece que todo contrato social parte del principio que personas libres y racionales aceptan una posición inicial de igualdad.

En definitiva, un cambio del paradigma del desarrollo económico, identificando elementos de ruptura para una transformación sustantiva y un cambio de modelo, impulsando una propuesta hacia un “punto de quiebre” respecto al sistema vigente. Eso decreta el Plan. Plan que será llevado a cabo por Moreno.

La propuesta consiste según ellos, en un nuevo pacto de convivencia que permita la vigencia de un “verdadero y efectivo régimen constitucional de derechos y justicia”; una estrategia distinta de acumulación, generación de riqueza y redistribución distintas a las actuales.

Para conseguirlo, propone poner en vigencia el nuevo “contrato social, dejando atrás una “sociedad utilitaria” (Así llaman al sistema de libre mercado), para pasar a conformar un “igualitarismo republicano moderno”

Para ese objeto, Ramírez, el ratoncito, recomienda la necesidad de disponer de los recursos materiales suficientes como condición sine que non, para lograr un nuevo contrato social entre las personas que habitan en una “comunidad política”. Al recurso lo encontraron gracias al precio del petróleo, pero fue tal la incapacidad de usarlo, que lo exterminaron antes de hora. Ahora, la iliquidez es tal, que solo les toca echar mano a la confiscación, que era la otra posibilidad del recurso sine que non.

El Plan Nacional del Buen Vivir, debió quedar consolidado en el año 2013. Las condiciones políticas y económicas marcadas por la pérdida en elecciones seccionales impidieron su plena aplicación, pero en cuanto a la base legal e institucional, todo está listo, para que el nuevo gobierno de Moreno lo aplique.

Esto significa, que como en el ejemplo chileno, Ecuador está listo para su cambio de sociedad con economía de mercado, hacia un régimen de economía centralizada, a imagen y semejanza del Castro-comunismo.

Para esa transformación esperan ganar las elecciones con Lenin Moreno, cuya ideología en comparación con Correa, es mucho más radical. Basta escuchar su discurso del año 2008, cuando fue delegado por el gobierno ecuatoriano a Caracas, en el aniversario de la revolución Bolivariana de Chávez. Un discurso incendiario y convencido que vomitaba fuego. Muy distinto a su conciliadora y tranquila participación política con la que quiere nuevamente engañarnos.

Todo el discurso actual del candidato, son pamplinas. Su único y principal interés será la transformación para la que se prepararon 10 años. La situación económica del país, su rescate, las medidas para paliar la crisis, la fiscalización al predecesor, son elementos sin importancia. Eso solamente interesa a la oposición. A Moreno le interesa ir por más! Revolución, robolución, involución, corrupción!!

Su misión, previamente marcada y aceptada, es que la revolución ciudadana no pueda ser reversada, porque el país cambió y no puede quedar inconclusa. Sus 10 años de avance significan demasiado para ellos. Mucho más significa la radicalización y puesta en marcha del “nuevo paradigma de desarrollo”. Estarán satisfechos cuando las confiscaciones de bienes privados pasen uno a uno a acumularse en un fondo común, denominado “Propiedad Republicana”; sus egos revolucionarios se sentirán satisfechos cuando, desaparezca la propiedad privada, la libre empresa, la dolarización, el concepto de utilidad y rédito, los capitales en manos privadas, etc. para pasar directamente al “reparto equitativo de los bienes de la producción, que es mandato constitucional. Verdad, Lenin?

Eso es lo que han provocado las ambiciones mezquinas y los sectarismos que no debieron tener cabida frente al desastre. Si por obra de esas condiciones irresponsablemente creadas sobreviene otro período correísta, la disolución del país se habrá decretado. No es asunto de ser agoreros del desastre, es la consecuencia lógica de la falta de coherencia y sindéresis, porque además, la corrupción del gobierno quedará intacta. no será una nueva edición del Plan Cóndor contra los regímenes autodenominados “progresistas”, será meramente una circunstancia inédita del Plan Gallinazo, con buitres picoteando la podredumbre!

Cuando los correístas pregunten qué pasó, tendrán que responderles que su Presidente por quien votaron se gastó VEINTE MIL DÓLARES pertenecientes a cada ecuatoriano. Si, CIENTO SESENTA Y SEIS DÓLARES MENSUALES por persona, que habrían constituido un salario familiar de OCHOCIENTOS TREINTA Y TRES DÓLARES, perfectamente factibles, para permitir una vida cómoda, a los ecuatorianos de menores recursos y de eso 4.600 dólares de cada ecuatoriano para construir la obra pública más cara y corrupta de la historia. 

Obviamente, no era asunto de repartirlos, ni de despilfarrarlos, sino de propiciar su inversión en un proyecto de desarrollo armónico para producir bienes y generar empleo, con él, facilidades mínimas como vivienda, atención médica y educación, sin dádivas, sin mesías, sin populismo barato e insustentable.  Pero se despilfarró en gastos corrientes y en donaciones y lujos de nuevo ricos.

No nos cansaremos de repetir que tan enorme fortuna, pudo cambiar radicalmente el destino del país, los niveles de vida de su gente y el correísmo lo frustró.

Pero, qué es lo que tiene ahora los postulantes: Deuda impagable, hueco fiscal, ingresos que solo sirven para pagar deuda, programas insustentables, organismos quebrados.

Frente a todo eso, lo mínimo que podrían hacer los candidatos para animarse a ofrecer algo, sería construir los escenarios que permitan analizar la sustentabilidad macroeconómica del país para los próximos 10 años y con eso, asumir las decisiones que mejor convengan en una estrategia de recuperación de la economía, asumiendo que los próximos cuatro años serán un gobierno de transición para poner la casa en orden, castigar a los corruptos, recuperar los valores, para sentar las bases que permitan recuperar la solvencia, la dinámica económica, la productividad, la capacidad de generación de empleo. El desarrollo sustentable, dentro de una economía de mercado.

 

 

happy wheels

Related Posts

2 Responses to #Ecuador RESPONSABAILID POLÍTICA Por Estuardo Melo

  1. Gerardo Niquinga Castro. says:

    Muy Respetable Señor Estuardo Melo: Si lo dichoporusted tiene mucho de verdad, en cuanto a la unidad de la oposición, pero existen cuetiones de fondo que tienen cuando menos un antecedente magro, cual…?, el mismo golpe de estado en contra del gobierno de Lucio Gutiérrez, en cuyas acciones participó la misma abogada Viteri hoy candidata por “Madera de Guerrero”, pues, es nada menos que la hoy candidata quien tomó el juramento para posesionarle en apuros fuera de carondelet a Alfredo Palacio; golpe de estado en el cual participa también Rafael Correa. EN ESTAS CIURCUNSTANCIAS EMERGE DON RAFA Y RECIBE LA PROMOCIÓN PRECISAMENTE DE DON CARLOS VERA QUE SE DESEMPEÑABA EN ECUAVISA, PERO ANTES DE ESTO YA FUE NOMBRADO DONRAFA, ACASO COMO AGRADECIMIENTO, MINISTRO DE FINANZAS DE ALFREDO PALACIO…Vienen los diez años a lo que muchos aplaudían, ya subido a la camioneta don Rafa no le bajaron, ahora se baja don rafa es porque sabe que elagua ya le llega al cuello y no es precisametne agua muy clara ni limpia sino por el contrario asquerosamente sucia. Pero, entonces precisametne ante esta realidad que es apenas algo de la historia de la corrupción viene como firme esperanza la candidatura de GUILLERMO LASSO de quien se espera que con la fuerza y el esfuerzo de la banca nacional, digo de otra forma del sistema financiero nacional,se dé todo el apoyo a la iniciativa privada en proyectos que generen fuentes de trabajo, inyéctese capital a medianos emprendedores, como ya se ofrece a los agricultores… Entonces Ecuador saldrá muy pronto de la crisis… Si a eso agregamos que el vicepresidente de Guillermo Lasso, o sea, Andrés Tarquino Páez Benalcázar, con energía y sin apasionamientos y sin descuidar ni un sólo instante sus funciones de Vicepresidente, exija a don Rafa que rinda cuentas sobre los diez años de corrupción… nos dará la más grande satisfacción a los ecuatorianos saber que la cabeza de la corrupci{on vaya a la cárcel y desde luego todos sus lacayos que son ahora los nuevos ricos…

  2. Estuardo Melo says:

    Del autor:
    Para conseguirlo, propone poner en vigencia el nuevo “contrato social, dejando atrás una “sociedad utilitaria” (Así llaman al sistema de libre mercado), para pasar a conformar un “igualitarismo republicano moderno”
    El nuevo contrato social, ya se realizó, es la nueva Constitución ecuatoriana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *