MENU
Salario subida

by • August 23, 2016 • Carlos RiveraComments (1)672

#Ecuador REFLEXIONES SOBRE LAS PROPUESTAS DE AUMENTO DEL SALARIO Por Carlos Rivera

En estos tiempos de elecciones donde se presentan las diferentes propuestas de los presidenciables para sacar adelante al país, ante todo es necesario desprenderse de cualquier cálculo político y realizar un análisis objetivo y libre de sesgo con sustento en la teoría económica pura. Bajo este enfoque, me permito arrancar este espacio desarrollando algunas reflexiones a la propuesta de aumento de los salarios, que si bien puede representar música al oído de la gente y ser muy popular, no necesariamente es lo más beneficioso para el conjunto de la economía.

Los argumentos que se ciernen en esta oportunidad para el proyecto de incremento de los salarios van principalmente por el lado que pueden ayudar a la reactivación económica como un elemento de estímulo a la demanda, dejando un poquito de lado los objetivos sociales de redistribución de ingresos y superación de la pobreza que siempre están presentes en este tipo de propuestas.     

En relación a la intención de reactivar la economía, debe recordarse que la demanda tiene pendiente negativa y que cualquier aumento en los salarios por decreto y sin relación alguna con los incrementos de productividad, influye tanto en la decisión de no contratación de nuevos trabajadores, como de despido de trabajadores actualmente ocupados, ya que muchas empresas no podrán cubrir sus nuevos costos laborales, todo lo cual termina generando  menos empleo y por esta vía menos producto, es decir todo lo contrario a lo esperado.

Tampoco se puede desconocer el efecto negativo que se tendría en los precios de los bienes y servicios, sobretodo de los sectores que utilizan intensivamente trabajadores sin mayor calificación ni experiencia como los de alimentación básica, contrayendo la demanda y afectando precisamente a los más pobres, en tanto y cuanto éstos gastan una mayor proporción de sus ingresos en tales bienes y servicios.

Adicionalmente en un régimen de tipo de cambio fijo extremo como la dolarización, la subida de salarios tiene un costo adicional relacionado con la pérdida de competitividad internacional,  que agravaría los problemas del desequilibrio externo, noticia nada halagüeña para la sostenibilidad de la dolarización.

Por lo que si la preocupación es el bajo crecimiento de la economía y la contracción de la demanda, optemos más bien por la flexibilidad laboral que evite aumentar la probabilidad que una persona quede desempleada o de que no encuentre empleo rápidamente, lo cual ayudaría a la reactivación en dos formas: por una parte, el efecto señal positivo en las expectativas de los inversionistas; por la otra, la mayor creación de empleo ayudaría a reducir la alta tasa de desempleo y subempleo, que hoy es uno de los principales factores tras la debilidad del consumo privado.

En verdad, no hacen faltas formulas milagrosas, solo tenemos que observar que están haciendo los países que crecen bien: impuestos reducidos, apertura comercial, reglas claras, seguridad jurídica que haga respetar la propiedad privada y los contratos, fuerte inversión en educación, etc. Y con base a ello, el tan ansiado aumento sostenido de los sueldos en el largo plazo vendrá solo, como consecuencia de las mejoras continuas en la productividad.

Respecto al segundo argumento, no hay ningún dilema entre alcanzar un ingreso que permita a todos los hogares cubrir adecuadamente sus necesidades básicas con el buen funcionamiento de la economía, por cuanto no se debe confundir el salario con el ingreso. Lo segundo, es lo relevante para el bienestar de las personas y engloba una adecuada prestación de servicios de salud, educación, entre otros y que están a cargo del estado, lo cual nada tiene que ver con el concepto del salario, cuya  determinación, como cualquier otro precio, debe dejársela a las fuerzas de oferta y demanda de trabajo para encontrar su nivel de equilibrio, a la vez que responder únicamente a los niveles de productividad como su determinante fundamental.

En este ámbito de la equidad y justicia social, cuando se pretende aumentar el nivel de sueldos por decreto, se afecta principalmente a los más jóvenes y menos calificados, que enfrentarán un mayor desempleo y una menor posibilidad de retornar a la fuerza de trabajo, por lo que no hay tal redistribución de ingresos hacia los grupos más pobres, sino que se la realiza desde los desafortunados que pierden su empleo o no pueden encontrar rápidamente empleo hacia los afortunados que ven subir sus salarios, sin perder su empleo, por lo que no hay beneficio neto alguno en este tipo de propuestas.

De allí que se puede concluir que ni por reactivación, ni por combate a la pobreza, el alza de los costos laborales parece ser una buena idea.

Salario subida

happy wheels

Related Posts

One Response to #Ecuador REFLEXIONES SOBRE LAS PROPUESTAS DE AUMENTO DEL SALARIO Por Carlos Rivera

  1. Análisis objetivo y veraz. Se necesita producir, lo que a bien tengan las personas, pero para ello hace falta libertad y no trabas. Un restaurante, por ejemplo, tendrá dificultades con la Sanidad, SRI, Bomberos, Medio Ambiente, Direccion del Trabajo, Quito Turismo, Patente Municipal, Agua potable, Luz Electrica, recolección de basura, música ambiental etc. ¿Quiere poner un restaurante? Mejor entérese primero de lo que se le viene encima.Y claro, la mano negra está tras de muchas de estos ¨requerimientos necesarios¨.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *