MENU
Glas Moreno c

by • February 18, 2017 • Estuardo MeloComments (0)857

#Ecuador ¡QUÉ MAL! Por Estuardo Melo

Al funcionario encargado de la gestión de los sectores estratégicos del país, (Energía y Petróleo) le toca ahora afrontar  la andanada de indicios que lo señalan como otro de los corruptos del régimen. Tal vez el de mayor significado hasta la fecha, por haberse encargado durante todo el gobierno de la ejecución de proyectos y contrataciones que han sido proclives a la corrupción que está  siendo desvelada.

EStuardo meloEs la principal razón para que las encuestas de preferencia electoral de su compañero de fórmula, Lenín Moreno, tenga una caída sostenida que ya alcanza el 50%, a pesar de ser  candidatos del movimiento político gobernante, que ha mantenido su hegemonía y liderazgo gracias a una propaganda millonaria de falsa imagen, que contaminó la mente de muchos ecuatorianos que no pueden soltarse de su telaraña.

Lo dicho por Carlos Pareja Y., exministro de Hidrocarburos del sector estratégico respecto a que nada se hacía en Petroecuador sin que Jorge Glas lo supiera, implica que tanto la gestión, como la contratación y la negociación, se ejecutaban bajo su supervisión directa y control. Implica además que conocía los manejos que se perpetraban en el proyecto de repotenciación de la Refinería de Esmeraldas, que son evidencia de un manejo corrupto comprobado de gerentes, ministros y contratistas coludidos para aprovecharse del dinero público, en montos que a pesar de ser notoriamente exagerados, que al propio Presidente le parecen normales. Es imposible suponer que un proyecto de 2000 millones de dólares no tenga supervisión adecuada. Quien lo maneja, es un inepto, o un corrupto, no hay más alternativas.

El Ingeniero Glas es la cabeza de una gestión fallida y corrupta, que según varios reportes, establecen que en el caso de la repotenciación adolece de fallas de funcionamiento y paras permanentes a pesar que alcanzó un valor 10 veces mayor al presupuesto original. Nada de lo hasta aquí afirmado, ha sido negado o es un invento con afán de perjudicar al gobierno.

Hay varios proyectos en que su gestión se cruza con la intervención de Odebrecht y en todos hay irregularidades. El más notorio y mal concebido, la Refinería del Pacífico. No es lícito iniciar un proyecto sin financiamiento,  factibilidad técnica ni  estudios de detalle completos. Esto va a llevarlo a una glosa millonaria, que por no tener con qué responder, terminará en un perjuicio para los ecuatorianos. La contratación en sí, refleja un valor excesivo y arbitrario y su adjudicación fue forzada, al existir ofertas de menor costo.

Igual connotación la contratación millonaria de la fiscalización monopólica de esas obras, entregada a Worley Parsons-Azul, que tiene una gran cantidad de anomalías denunciadas, cuya actuación es clave en la concreción de irregularidades, sobreprecios y contrataciones inadecuadas.

En las declaraciones de Carlos Pareja Y., se da a entender además una negociación internacional turbia de petróleo con China, de la cual el País resulta perjudicado en cientos de millones de dólares. Dólares que obviamente, bajo el esquema que se conoce operaban, redistribuyen los “beneficios” a través de cuentas en el exterior, mismas que un análisis más profundo podrá fácilmente localizar. Solo es cuestión de tiempo. Esta operación ha sido minuciosamente explicada por Fernando Villavicencio y justificada precariamente por el Contralor del Estado.

Es fácil colegir que al negociar precios, volúmenes y forma de pago, condicionaron a  la empresa china para que acepte un bróker que maneje los cargamentos de crudo con valores que luego serían repartidos a los funcionarios autores del desfalco. Es un asunto que bien investigado puede llevar al País, a proceder contra los compradores (Synopec) al igual que se deberá proceder contra Odebrecht y ser la base para exigir el cambio de condiciones en la entrega del petróleo hasta el 2026.

Otro asunto incontrovertible es el que se desprende del informe del departamento de Justicia norteamericano, respecto al juicio de Odebrecht. Del análisis de su expulsión en 2008 y su regreso en 2010, se puede asegurar que fueron 5 funcionarios los que lideraron tanto la salida como el retorno: Esteban Albornoz, Jorge Glas, el Presidente por su interacción con Lula, el Contralor por las glosas y el Procurador con sus dictámenes. La exoneración de glosas y la habilitación de la empresa son claramente ilegales.

Uno de esos nombres pertenece a quién se refiere el Informe norteamericano como el funcionario con influencia en la contratación pública que recibió  los sobornos para “arreglar” el regreso, por  $33.5 millones.

Tanto  Alexis Mera como el propio Presidente dicen haber sido duros con la compañía al ser expulsada, pero nada dicen con su complaciente actitud de conciliación y exoneración de multas, glosas e indemnizaciones para viabilizar su regreso, además de abrir las puertas a nuevas contrataciones  a pesar de existir norma expresa para su in-habilitación como contratista del Estado, dan indicios de haber recibido pagos, como lo dice claramente el informe además de las nuevas contrataciones que acusan un sobreprecio. Era el Ingeniero Glas el poderoso funcionario con influencia en los contratos?

Un funcionario clave de gobierno, tiene poder de decisión y mando, para lo bueno y para lo malo. La propuesta indecente tiene dos partes: la que ofrece dinero para obtener facilidad de acceso a los proyectos y la que lo recibe para dar certeza a la contratación y eliminar los escollos derivados de la ejecución. El supuesto corruptor sabe en qué terreno pisa y cuánto debe ofrecer para obtener ventaja, mientras que el poderoso funcionario, con capacidades extraordinarias, puede extorsionar a su víctima para dar acceso a contratos y ganancias extraordinarias.

Es lo que ocurrió con CAMINOSCA, una excelente empresa nacional, que seguramente tuvo que entrar en el juego corrupto porque de otra manera no obtendría contratos. Para una empresa de 400 empleados es complicado no tener continuidad en la ejecución de obras y encontró el terreno propicio para lograrlo.

Los socios australianos de CAMINOSCA, cuando conocieron de la forma de obtención de contratos en Ecuador, casi de forma inmediata propusieron un laudo arbitral en Estados Unidos y contrataron un auditor experto que permitió clarificar la situación irregular. Esa información resumida, la ha presentado diario Expreso y en ella se detalla con precisión, las claves del sistema corrupto implementado, con nombres y apellidos, entre los que se encuentran los personajes que aceptaron sobornos: Glas y Albornoz, incidentalmente encargados de las negociaciones de los proyectos Sopladora y Toachi-Pilatón. En el informe de los expertos hay detalles sobre montos y cuentas bancarias. Qué hicieron para tratar de desvirtuar la evidencia: Descalificar a quienes realizaron la investigación y la publicación. Mientras en el País, la confesión de parte no tuvo efecto alguno.

El señor Ingeniero Glas, estuvo a cargo de la contratación de las centrales de generación hidroeléctrica. Lo hizo de manera masiva. 10.000 millones de dólares masivamente invertidos con créditos chinos. Ninguno de los proyectos ya ejecutados habría pasado la etapa de pre factibilidad técnico-económica con los costos finales que alcanzaron. Una hidroeléctrica factible no debía superar un costo de 1.7 millones de dólares por megavatio instalado.

Construyeron proyectos para producir 2.822.4 megavatios con un monto presupuestado de $ 5.845´000.000 de dólares. El valor de la factibilidad técnica no debió pasar de $4.797´400.000, es decir $1.047´600.000 menos. Un 18% de incremento que es mucho mayor si se analizan los costos finales pagados. En  Manduriacu se juntan las dos vías de reclamo. Participa Odebrecht que contrata con un valor de 2.000 dólares por Mw. Pero culmina con un valor de 4.000 dólares por megavatio y se conoce que de los 60 mw. Instalados, solo produce 10.

Finalmente, el triángulo de nuestro vicepresidente con su tío el señor Rivera Arauz y el señor Topic, es simplemente un ejemplo de testaferrismo y lavado de activos, procedentes de dónde?. Los juicios de divorcio, el testamento, los depósitos en Merryl Lynch, las participaciones accionarias del 40% de Rivera en las asociaciones de Tópic, son documentos probatorios de una situación irregular. La sola declaración del magnate de la  fibra óptica no es suficiente para desvirtuar una relación mal justificada. Un magnate hecho en esta revolución con el apoyo de Glas.

No puede alegarse que las acusaciones son infundadas porque al momento no hay pruebas. Hay indicios graves de conductas corruptas, que deben ser perseguidas por la justicia y ante tales circunstancias deben abrirse indagaciones fiscales. La fiscalía está obligada a recabar las pruebas. No los denunciantes, a pesar que hay suficiente evidencia para iniciarlas.

Pero, no es un asunto propiamente legal, es un asunto de ética pública. No es necesaria una sentencia condenatoria, tampoco se requieren los números de cuenta  ni los montos escondidos en paraísos fiscales. El problema es la falta de credibilidad hacia un funcionario de diez años en el régimen, que pretende justificarse de palabra mientras pretende continuar con sus prácticas en un nuevo período presidencial, a sabiendas que a la vuelta de la esquina estarán esperándole la lista de Odebrecht y las pruebas de su comportamiento reprobable.

Qué va suceder, si como se supone, todos estos asuntos serán más temprano que tarde comprobados. No sería mejor que el vicepresidente dé un paso al costado?

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *