MENU
verguenza

by • March 25, 2017 • Estuardo MeloComments (0)1657

#Ecuador UN ÁPICE DE VERGÜENZA Por Estuardo Melo

Los ecuatorianos somos los convidados de piedra del bochornoso espectáculo montado con el mayor desparpajo por el gobierno de Rafael Correa y su séquito indeseable.

Exigen respeto a su categoría como jefes del Estado y hasta reverencia frente a la majestad del poder y representación que ostentan, como en rigor debe ser. Sin embargo han sido los primeros en dar motivo para la burla y desagrado al representar tan altas funciones en tan bajo nivel.

EStuardo meloUn Presiente de nuestra República que dice estar entregando un país con una economía ordenada y sin desequilibrios, seguramente supone que está sembrando sus argumentos a favor entre gente ignorantemente supina o decrépitos que va a creer a pie juntillas lo que el caudillo que considera como la mayor fortuna de su gestión política, su credibilidad, una credibilidad que solamente está en su mente, llena de vericuetos del laberinto que ni él mismo entiende.

Atreverse a hablar de una situación económica equilibrada, luego que durante sus diez años de mandato no hizo otra cosa que destruirla, es demasiado cinismo; es esperar demasiado de las personas a las cuales ha afectado gravemente con su patología enfermiza y la ha condenado a mantenerse en una postración difícil de superar. Ya veremos cómo ese equilibrio golpea los estómagos de la gente pobre en los próximos tiempos. Nos condena a quedarnos en una crítica escases de dólares y como consecuencia tener que salir del sistema monetario de dolarización.

En la ficción en que vive, lo único que deja entrever es que ha perdido completamente la razón, que su ensimismamiento le provoca un desvarío tal, que no comprende que se pone en evidencia de tal manera, que provoca burla, ira y por momentos lástima!

Lo hizo tan mal y de tantas formas, que en diez años de correísmo defraudó al país, al Fisco, a la gente pobre, a los estudiantes, a los izquierdistas, a la libre empresa, a la producción, a la productividad, al desarrollo nacional, a las futuras generaciones, a la historia, hasta a su credibilidad alimentada con propaganda. Sus incondicionales seguidores van a sentir el mismo desaliento y repulsa, porque todo fue producto de una necedad sin límites por destruir, odiar y con eso agrandar su enorme ego. Un ejercicio unívoco de perversidad absurda.

Usted, señor, se engulló 260.000 millones sin que Usted mismo sepa cómo; des institucionalizó el país en su pretensión de cambiarlo hacia una economía dirigida; endeudó al país al dejar las arcas fiscales vacías; nos llevó hacia una depresión económica profunda con programas de asistencia insostenibles y viene a decir que entrega una economía equilibrada. No señor!  Usted es quien está tan desequilibrado como la economía. Usted, sin ayuda de nadie, evitó que alguien realmente  capacitado y cuerdo lleve al Ecuador hacia el desarrollo cuando había las mejores perspectivas para ello.  Se lo digo, para ver si esto lo vuelve a la realidad.

Qué pretende con esa declaración. Quiere ver los efectos que produce su sorna? Hasta el final de sus días va a fingir demencia? O es que está realmente perturbado.

Pero qué podemos opinar de la campaña en contra del candidato opositor. Se siente Usted orgulloso de su colaborador cercano que ahora se complace al urdir una campaña de chiquero, propia de una mentalidad de chiquero, para desprestigiar una candidatura que con todo derecho merece ser considerada limpiamente por la ciudadanía?  O es que considera además, en el pedestal que suele ponerse, que su candidato tiene tan poco mérito intelectual y en ejecutorias que necesita atacar al contrincante?

Pero, si todo esto es poco, presenciar las candorosas presentaciones públicas del Vicepresidente Constitucional de la República del Ecuador, suscribiendo ante notario una declaración bajo juramento en la que dice no tener relación con CAMINOSCA, justamente cuando el arbitraje solicitado por CARDNO en la Florida, ha concluido con una demostración fehaciente de los sobornos realizados por la primera, para obtener 13 contratos del sector eléctrico, para lo que se concibió un sistema de pago de al menos un millón de dólares por contrato, por  medio de empresas offshore de papel a cuentas de los sobornados, entre los que se encuentran el propio vicepresidente, el Ministro Albornoz y gerentes de los proyectos.

Cómo puede un dignatario del más alto nivel tener el cinismo de presentar semejante engaño a sus conciudadanos y desconocer la evidencia que por circunstancias ajenas a los ecuatorianos son reveladas cumpliendo todas las formalidades judiciales, dentro de las normas de otro país.

En la misma tónica, los testimonios y documentos que prueban la participación activa del vicepresidente en la sociedad con la empresa del señor Tomislav Topic y el testamento en el que se involucra al tío del vicepresidente y el testimonio de su participación en esas empresas. Son indicios irrefutables que una fiscalía que se precie, debería perseguir.

Finalmente, para cerrar el círculo corrupto, la lista de Oebrecht publicada por pedido de la congresista Ileana Ros- Lethinen en la que aparece como primero en la lista nuestro vicepresidente, que según las indagaciones del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, recibió sobornos de esa empresa constructora, primero para permitir sus retorno a Ecuador, luego de su expulsión por daños en la Hidroeléctrica San Francisco, exonerándola de multas y glosas, pisoteando todo lo que la Ley establece.

Cabe acaso que los ecuatorianos tengamos que sufrir la afrenta de semejantes indicios de corrupción en las más altas magistraturas del país?

Cree usted en verdad que su credibilidad y la de su corrupto gobierno es el mayor tesoro de su movimiento político?

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *