MENU
Kim Correa

by • September 6, 2016 • Estuardo MeloComments (0)1972

#Ecuador PERÍNCLITO Grande, heroico, ínclito en sumo grado.(Eso se cree…) Por Estuardo Melo

EStuardo meloAlgo  sucede en su interior. El poder constitucional que le fue conferido, no le bastó, quiere más, necesita rebasar las atribuciones de su encargo y desconoce sus límites. No cree ser un mandatario o un gobernante. Se adapta más al concepto de  un gamonal o capataz de hacienda. “Con su autoestima sobrevalorada de convicción Mesiánica parece verse a sí mismo como un ser superior y exige que los demás se sometan sin cuestionamientos a su voluntad”.

Alguien como él, acaba de condenar a muerte a uno de sus ministros, por haberse quedado dormido en una ceremonia y lo consideró una falta de respeto, que le costó la vida. Es que un megalómano reacciona violentamente agrediendo, golpeando o expulsando del lugar a quien crea que le ha faltado al respeto y al estar convencido de su superioridad, puede llegar a extremos inusuales en alguien normal. Permanentemente exige reverencia a la majestad de su cargo  y ataca con furia desde su posición predominante.

Todo comenzó con su jorga de “guacharnacos” en la esquina de Tomás Martínez y Baquerizo donde ensayaba su simulacro de dominio y poder. Igual que con su manada de scouts, que costó la vida de uno de ellos, o cuando buscaba presidencias y representaciones en comités estudiantiles. Un síndrome de poder y figuración.

Ahora, luego de haber ensayado el juego de domino con sus acólitos del movimiento político del que eliminó a todos sus rivales potenciales, ya en las instancias de gobierno, como con las funciones del Estado y los grupos corporativos visibles, impuso sus criterios para ejecutar sus conclusiones descabelladas, ahora comienza a ensayar una escala de mayor grado y retar la resistencia del país  hasta los límites de la tolerancia. Un ejercicio, por demás excitante para un paranoico que querrá ver hasta dónde se estira la cuerda.

No le ha importado llevarse por delante en su juego, la ley, la institucionalidad, el mando, el rango, el prestigio, el buen nombre y la trayectoria de los miembros de una institución a la que no pudo cooptar. En la misma semana retira la representatividad jurídica a la UNE y se auto nomina jefe militar de la más alta jerarquía del Ejército Nacional, en una operación sin sentido que deja absortos a quienes conocen de legalidad y orden. Una demostración autoritaria de fuerza y dominio.

Es obviamente un ejercicio compulsivo de su comportamiento, en que disfraza su prepotencia y despotismo con información acomodada y razones para él indiscutibles por donde va. Zona de desastre, Inauguraciones, ciudades, “charlatinas”,  en que aprovecha la ocasión para destruir a aquellos que caen bajo su dominio psicótico. Funcionarios, empleados en pánico, enemigos políticos, ante el ridículo al que son sometidos, por el rango del insultador.

Kim

Kim Jong-un- jefe de Estado-posee el rango de general de cuatro estrellas-Primer Secretario del PTC-Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte- Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea– Llamado líder supremo de la nación  o por su rango de mariscal– Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte «Brillante camarada»)

Firma

Firma Kim

Bien lo decía Miguel Palacio en su análisis psiquiátrico. “Su pensamiento acelerado con Ideas que fluyen en forma incontrolable y verborrea imparable, le impelen a decir cosas inconvenientes y actúa en contrario a lo que piensa. Dice lo primero que pasa por su mente y no sabe callar ni respeta el pensamiento ajeno”.

Rafael Correa, acaba de dar otra  muestra de su megalomanía. Para él, ser Presidente de Ecuador y jefe de Estado, significaba ser el jefe de todos los Poderes, lo  que hizo realidad gracias al control político que ejerce en las Cortes de Justicia, en la Asamblea Nacional, los órganos de Control. Cuando acomete en un litigio bajo su patrocinio, no hay juez que se atreva a emitir un dictamen que no lo favorezca. Solamente le ha faltado convertirse en jefe supremo de la Iglesia católica, pero todo aquello solamente demuestra su grave desajuste emocional. Ha buscado durante su gobierno,  acopiar un prestigio que no merece, doctorados Honoris causa, hasta por acciones en las que resultan altamente contradictorias, como aquel ofrecido por una Universidad argentina por su apoyo a la Libertad de Expresión, cuando todos sabemos que es quien auspició la Ley Mordaza y persigue delitos encarnados en periodistas. Por esa y otras razones en que manifiesta su zaña e iracundia, es objeto de memes y burlas, que en muchos casos llegan al insulto.

Megalomano

Según Palacio, “Su juicio es aparentemente lógico. Mantiene rasgos paranoides evidentes, suspicacia excesiva y tiene la sensación de que quieren conspirar en su contra. Se victimiza, se siente maltratado y le invaden ideas de daño, perjuicio y persecución. Una obsesión fanática nubla su juicio lógico y por ser obsesivo y suspicaz, jamás confía en nadie”.

Los proyectos que emprende, son el resultado de sus Ideas de megalomanía o grandeza, se  siente un iluminado. Generalmente recurre a auto referencias aduladoras y grandiosidad autoproclamada, auto alabanzas y ensalzamientos producto de una autoestima sobrevalorada de convicción Mesiánica que lo hace verse a sí mismo como un ser superior, pero siempre disfrazada de una modestia que no siente.

En todo el ejercicio de sus funciones, ha hecho que los demás se sometan sin cuestionamientos a su voluntad. Ministros, Asambleístas, alcaldes y otros mandatarios, han caído en su juego despótico. No escucha opiniones ni acepta consejos y según sus familiares cercanos, es conflictivo de nacimiento, como su padre. Es tan exacta esta descripción, que calza perfectamente con el personaje.

Su pensamiento funciona mediante el mecanismo de proyección y busca a culpables de sus fracasos; ve enemigos en todas partes, se siente perseguido y piensa que lo quieren matar. Está convencido de que los que no están con él; están en su contra. Cuántas veces invocó ya conspiraciones, golpes blandos, de sus fantasmas.

Otras facetas suyas son poseer una actividad intelectiva  trastocada y desbocada que lo hace reaccionar instintivamente en forma primaria, tornándose agresivo contra quién no le da la razón. Posee una afectividad cambiante. Generalmente mantiene un estado de ánimo exaltado o hipomaniaco. (Ahora detesta a Alberto acosta, de quién decía ser su hermano, más que amigo).

De la euforia y simpatía, cambia a la agresión verbal o física, aunque superficialmente es risas, sonrisas y abrazos y actúa con Diátesis explosivas (reacciona exageradamente). Es persona de pasiones extremas. Estados anímicos hormonales y caprichosos, experimenta sentimientos profundos de corto tiempo., porque no puede mantener afectos estables por su inconstancia y conducta no predecible.

Todos lo han visto. Es intolerante y prepotente e impone su voluntad, lo que lo muestra petulante y arrogante, bravucón superlativo, porque necesita destacar. Cada caracterización del tirano, se corrobora en sus actuaciones públicas.

Es el centro de atención sin compartir espacios, ni ceder protagonismos, está tan envanecido, que necesita permanente del adulo para su reafirmación, (su vicepresidente dice que es el mejor economista del mundo), siendo anárquico por naturaleza, inadaptado a los sistemas, está convencido que es el único poseedor de la verdad. Por su nula tolerancia a la frustración, debida a sus profundos por traumas psicológicos infantiles probablemente por ausencia filial posee resentimientos sociales, ataca todo aquello que no tuvo pero que siempre quiso.

Mantiene una relación ambivalente de amor y odio con las mujeres y es un maltratador verbal o físicamente de las mismas. Por conveniencia es afable en público y se muestra amigable con ellas, pero es capaz de agredirlas física o verbalmente

Dentro de su caracterización está, el ser un narciso patológico de profundos rasgos homosexuales, duerme poco. Debe cantar, bailar, moverse y abrazar. Apretuja con facilidad y estrecha las manos efusivamente, pero es dominado por sus caprichos, pasiones y obsesiones.

Es primario en sus respuestas, reacciona con irritabilidad. Es presumido, vanidoso, fatuo y superficial además que gusta de vestirse bien, comer bien y darse los lujos que nunca tuvo, aspectos que lo evidencian como la antítesis de la humildad y la austeridad.

Desprecia y minimiza públicamente a su adversario, pero internamente es cobarde. Su debilidad compensa agrediendo, insultando, menoscabando y burlándose de las personas.

Es hipersensible frente a la crítica, no permite que nadie lo cuestione ni que nadie sepa más que él. Es agresivo, conflictivo y su relación está matizada por odios y pasiones extremas

Es de relación impredecible y llena de excesos y confrontaciones, genera conflictos e incertidumbre por donde va, es un autócrata por naturaleza genética, llega a su fin por los medios que sea. Eso como la caracterización de un gobernante tiránico ensayada por Palacio.

COMO MEGALÓMANO, posee la convicción de que todo lo que dice, piensa o hace es grandioso y un sobre valorado ego con marcado complejo de superioridad. Siente desprecio por los demás; los ve como seres inferiores, es egolatría, cuando se refieren sarcásticamente contra todo ser que no sea él mismo.

Es un medroso. Agrede  como mecanismo de defensa  y en su interior es acomplejado, frustrado y miedoso. Por miedo a ser superado, ridiculiza a quién lo pudiera amenazar y lesiona a quienes son una amenaza para su ego.

Todo megalómano es narciso, los narcisos están enamorados de sí mismos. Según Sigmund Freud todo Narciso es homosexual.

Un megalómano, es un temeroso que necesita rodearse de estúpidos relativos. Un estúpido relativo siempre necesita de varios estúpidos relativos, como acólitos. 

La personalidad del megalómano está descrita en la psicopatología psiquiátrica, los que la padecen han crecido en una vida llena de resentimientos y generalmente han sufrido la ausencia de uno de sus progenitores; es muy frecuente la asociación del suicidio del padre o la madre, los complejos forman parte de su patológica. La agresividad es su mecanismo de defensa para evitar que su miedo interno se descubra. Del trauma psicológico, pasa al resentimiento y este forma los complejos, el miedo y la agresión.

Generalmente, hace despliegue de actividad física. Trata de ser el centro de atención. La ira que el megalómano  se desarrolla contra sus enemigos y no admite cuestionamientos. Creen que son seres destinados para realizar hazañas de grandeza

No admiten una discrepancia con los que no piensan como él, son muy emotivos; tienen una actitud histriónica y un pensamiento caracterizado por una ideación paranoide. Los paranoicos quién que no piensa como él, lo quiere dañar. Genera ideas de daño, perjuicio y persecución.

Tienen enemigos reales o imaginarios, a quien quieren matarlos o perjudicarlos. Piensan que todos están en permanente complot en su contra y asumen el papel de víctimas o perjudicados para justificar sus actos de su venganza. También padecen de diátesis explosiva (reacción agresiva desproporcionada)

El megalómano por cualquier causa pequeña desarrolla exabruptos de agresión desproporcionada y reacciona violentamente agrediendo, golpeando o expulsando del lugar a quien crea que le ha faltado el respeto. A mayor poder; mayor daño. Imponen sus ideas y someten a los que lo rodean. La megalomanía no tiene cura.

Fin del diagnóstico.

Comentario: Solamente así, puede tener alguna explicación lo que hizo en estos 10 años con el país. Anarquía macroeconómica, gasto y endeudamiento demenciales, crisis económica, recesión para 10 años, pretensión de llevarnos hacia el comunismo, ceder soberanía, auspiciar la corrupción galopante, conculcar libertades y derechos.

 El Ecuador perdió la oportunidad de estructurar un proyecto de desarrollo armónico, que mejore sustancialmente su productividad y genere plazas de trabajo para su población económicamente activa y así rescatar un capital humano inútil que se encuentra irremediablemente hundido en la miseria, el desempleo y el sub-empleo.

Rafael Correa ha atentado en contra de la seguridad del Estado y su supervivencia futura, cuando dispuso sin tener ninguna planificación de todos los ingresos de 10 años del país y comprometió por los siguientes 10, los ingresos petroleros.

Igualmente ha auspiciado una corrupción galopante en todas las inversiones, contrataciones y obras que el gobierno emprendió. El endeudamiento contratado por él, permite suponer que la recesión ocasionada por las obligaciones contraídas en términos totalmente desfavorables para las finanzas públicas se mantendrá por largos años y la seguridad social, habrá perdido su sustentabilidad, al no tener el estado cómo garantizar la devolución de sus capitales.

No habrá servicio social, público ni privado, que tenga la sustentabilidad financiera para continuar ofreciendo prestaciones, puesto que a la fecha todo el pago de salarios mensuales de la burocracia y los servidores públicos, se ejecutan gracias a nuevos créditos y venta de activos.

Han sido el compendio de su esquizofrenia, sus fijaciones mentales aberrantes y sus prejuicios y odiosidades, los que lo llevaron a torcer el destino del país, que en otras manos, habría conseguido salir a flote.

Lo más aterrador es que se niega mentalmente a ver la realidad que causó. Habla de sus obras, pero no de sus costos. Habla de su gestión, sin dar cuenta del enorme fondo dilapidado. Disfraza el daño causado con argumentaciones técnicas de economía resumidas en slogans insostenibles y hace creer a la población que con él los 10 años de gobierno fueron una década ganada, cuando en realidad fueron los 10 años en que su perversidad acabó con las esperanzas del País.

corcho hummer

Rafael Correa Delgado- Presidente, jefe de Estado  y de todos los poderes. Ejecutivo, Legislativo y judicial. Máxima autoridad de las Fuerzas Armadas, superior militar y jerárquico, por decisión de una Juez; autoridad superior que cualquier miembro de Fuerzas Armadas; Director del Movimiento Alianza País; Rango de general de Ejército o Mariscal

Firma

Correa firma

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *