MENU
tiuna

by • September 12, 2016 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (1)3637

#Ecuador “MÁXIMA AUTORIDAD” Por Patricio Haro Ayerve

patricio-haro-twiEste artículo debería titularse “Comandante en Jefe”, pero antes, se han publicado en varios medios escritos y digitales, al menos una docena de artículos con ese título en  sus columnas de opinión. Todas  las plumas se han deslizado en ellos con información señera y sesudo análisis que han ido desde el inicio de la confrontación del ejecutivo con las Fuerzas Armadas, hasta el análisis  de la acción de los consejos de disciplina que “dispuso” el ministro de la defensa se instauren para juzgar las “faltas atentatorias” que habrían cometido varios oficiales militares al contestar la misiva política que les escribió la máxima autoridad.

La opinión pública se pregunta ¿por qué la máxima autoridad de las Fuerzas Armadas y su ministro de defensa han buscado una permanente confrontación con la institución más respetable del país?  Cuando ella, con su organización, infraestructura y ocupación territorial han sido aprovechadas, por todos los gobiernos anteriores, para ejecutar tareas de apoyo al desarrollo con programas que han tenido gran éxito y han beneficiado a los sectores más desposeídos de la población;  en muchos casos, asentados en lugares  en los cuales la guarnición militar constituye la única presencia del Estado.

Según varios analistas, la respuesta estaría en los mandatos del “Foro de Sao Paulo”, organización constituida para revivir al marxismo-leninismo sepultado con los escombros del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989. Debemos recordar que en los albores del gobierno del nacionalsocialismo del siglo XXI, el ministro que ha dirigido las carteras que la ciencia política considera las más importantes de un gobierno: economía, relaciones exteriores y defensa, manifestó, en Colombia, que su revolución tenía cuatro enemigos a vencer: la prensa, los empresarios, la banca y las Fuerzas Armadas. La guerra contra estas ha sido sin cuartel.

El ideario del Foro de Sao Paulo establece: El tema militar tiene que estar en la estrategia de los revolucionarios para romper la dominación; porque,  éste es uno de los factores de poder con el cual tiene que lidiar un proceso revolucionario”. Esto impone que las Fuerzas Armadas  tienen que transformarse en el brazo armado de la revolución para sostenerla en el poder, o desaparecer. Si ellas no se someten a estos designios simplemente deberían ser eliminadas por cualquier medio, desprestigiándolas, acusándolas de privilegiadas, buscando enfrentar a oficiales con la tropa, eliminando su régimen especial de seguridad social, disminuyendo su capacidad operativa u organizando fuerzas paralelas potencialmente armadas con AK-47, sin importar la seguridad del país amenazada por la desmovilización de las FARC.

Las Fuerzas Armadas se han mantenido cumpliendo su dogma: se deben a la Nación y no a gobierno alguno. Esto le ha sacado del esquema a la máxima autoridad convertido en generalísimo por la gracia de una jueza.

happy wheels

Related Posts

One Response to #Ecuador “MÁXIMA AUTORIDAD” Por Patricio Haro Ayerve

  1. Rodolfo Santos says:

    Solo diré que, las FFAA tienen que respetar la constitución y a las autoridades electas democráticamente, los militares se deben al estado y sus leyes y quienes los aplican son las autoridades de turno, les guste o no. Los militares no son deliberantes sino obedientes y si no quieren obedecer, deben renunciar e irse a su casa, porque la ciudadanía que sostiene al Estado como tal mediante el pago de impuestos, no estaría dispuesta a mantener a gente sin sujetarse a la ley.

    NOTA. Guardaré una captura de pantalla para comprobar la publicación de mi comentario, porque estoy seguro que lo publicarán porque se supone velan por la libertad de expresión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *