MENU
fARC eP

by • July 11, 2016 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (0)677

#Ecuador MÁS ALLÁ DEL CONFLICTO COLOMBIANO Por Patricio Haro Ayerve

El departamento de estudios internacionales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, le atribuyó la importancia que merece el proceso de negociaciones que en la Habana adelantan el Estado colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, para llegar a un acuerdo definitivo de paz del conflicto armado que ha durado más de medio siglo, organizando un importante evento académico en el que se analizaron las perspectivas del acuerdo que se está logrando en la Habana.

Participaron en este panel Ernesto Samper, expresidente de Colombia y actual Secretario General de UNASUR, Lautaro Pozo, Subsecretario de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador y Gabriel Orozco, Profesor investigador de FLACSO; Francisco Carrión, ex canciller de la República de Ecuador fue moderador. Previo a la realización del panel hubo una representación teatral  de un  grupo de refugiados colombianos que describió la dureza de la situación que ellos viven como fruto de la violencia.

El profesor Orozco, desde la óptica teórico metodológica, hizo un análisis del proceso de paz determinando la importancia que tiene la participación internacional en éste y destacó la “internacionalización de la paz”. Por su parte, el subsecretario Pozo ratificó el peligro que representa para Ecuador una desmovilización parcial de este grupo insurgente o la incorporación de los desmovilizados a las bandas criminales que ya operan en la frontera norte, incorporación que se daría inclusive con armas, pues no existe un inventario de las mismas, y el ex presidente Samper, actor en su momento de la búsqueda de soluciones al conflicto, determinó la sentencia más  cruda “no todos los frentes se desmovilizarán”, especialmente los que están vinculados con la producción y tráfico de estupefacientes, como ya ha sido anunciado.

Del análisis deben destacarse las afirmaciones del presidente Samper: si no se desmovilizan los frentes que convertidos en carteles mantienen el ilícito negocio, el proceso de paz sería parcial y la violencia exportada hacia nuestro país se vería incrementada; si el frente 48 que opera y controla las zonas cocaleras en el Putumayo no se desmoviliza, porque opera con gran autonomía, y continúa con el tráfico de drogas, la hipótesis del profesor Orozco se vería anulada por la internacionalización del conflicto con la incidencia directa de los Estados Unidos en su guerra contra las drogas.

Pensando como estadista, Ernesto Samper concluyó: que el proceso inicia con la firma del acuerdo de paz entre las partes,  que será largo y que así se elimine esta amenaza, de manera alguna las fuerzas militares serán vilipendiadas, reducidas o eliminadas porque son la seguridad de su nación. Un ejemplo que se debería aprender.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *