MENU
iglesias-cordova-correa

by • November 28, 2016 • Carlos RiveraComments (0)439

#Ecuador Los desafíos de la oposición Por Carlos Rivera

Carlos RiveraLlegaremos a las elecciones presidenciales con pleno conocimiento de toda la corrupción que caracterizó a este gobierno y que recién comienza a destaparse como una olla de grillos, y con todos los síntomas de una crisis económica en plena ebullición que seguramente pondrán en caída libre al binomio oficialista, de allí que los desafíos de la oposición no van por el lado de cómo ganar las elecciones, sino del cómo enfrentar los años subsiguientes que se denotan muy complicados.

La explicación de la crisis tiene que ver con lo que dijo el premio nobel 1976 en economía Milton Friedman: “no hay almuerzo gratis”, para subrayar que todo tiene un costo y hay que pagarlo. Y no es que todos los gastos de este gobierno estuvieron mal, sí es que muchos de ellos suenan socialmente justos y hasta económicamente atractivos como las carreteras, hidroeléctricas, educación, salud, pero siempre y cuando prescindamos del análisis de eficiencia y transparencia en la gestión, que si lo hacemos, hasta de lo que hoy se jactan, sería motivo de rendición de cuentas.

Pero amen de toda la inversión pública necesaria y positiva para el país, existe tal crecimiento de la burocracia y de otros gastos improductivos que exteriorizan el festín más burdo del último boom petrolero y exhibe en cuerpo entero la irresponsabilidad plena del gobierno de la revolución ciudadana en términos generacionales y del propio manejo del ciclo económico, en tanto no solamente que se gastó todos los excedentes petroleros, sino que se apeló a toda la reserva de ahorro, aún de las que están muy lejos de pertenecer al Estado como la del IESS y no suficiente con ello, se recurrió a un agresivo endeudamiento, por lo que se ha tomado hasta de los bolsillos de las generaciones futuras para financiar la gran farra y el derroche de estos 10 años.

Como resultado de ello, no solamente que está afectada la sostenibilidad de todos los compromisos de gasto público, sino existe el serio riesgo de incumplimiento en  los pagos de la deuda pública interna y/o externa y a contratistas, atrasos en sueldos y las rentas seccionales  y de que muchos precios de bienes y servicios públicos  no podrán seguirse manteniendo artificialmente por debajo de sus costos, todo lo cual configura un escenario nada auspicioso para una economía dolarizada sin una fuente de ahorro, ni líneas de crédito activadas para situaciones de emergencia que suplan la ausencia de una política monetaria activa y que obligarán al próximo presidente a librar la madre de todas las batallas en el campo fiscal.   

La pregunta que queda flotando en el aire es quién de la oposición es el mejor preparado para gobernar en tiempos de vacas flacas y ajustes fiscales requeridos. Mi respuesta es aquel que mejor pueda dirigir la difícil empresa de recuperar la confianza pública. Será clave que llegue al poder haciendo campaña con la verdad, la misma que se transformará en el mejor activo para enfrentar los duros desafíos que planteará la realidad económica y social a partir de 2017.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *