MENU
Mike Fredo

by • July 14, 2017 • Estuardo MeloComments (0)1230

#Ecuador ¿LEALTAD? Por Estuardo Melo

Puede el ex-presidente pedir lealtad para sus logros de diez años de gobierno, si éstos representan todo lo negativo de un caudillismo populista impuesto en ejercicio de un permanente pugilato del peor estilo y liderazgo  pandillero, que consiguió incondicionalidades interesadas y rastreras de sus círculos cercanos y una masa amorfa de obsecuentes apegados por obra de publicidad engañosa, propaganda gubernamental, las sabatinas del insulto y gabinetes  a la vez que itinerantes, intrascendentes, con que mantuvo un protagonismo costoso, narciso y malsano ante la población.

Se debe lealtad a un proyecto político que utilizó una ideología fallida para intentar el dominio subterráneo de  potestades estatales mientras una mente enfermiza intentaba apropiarse de los estamentos del país y sus mayores activos tangibles e intangibles para declararse el nuevo gamonal estilo mejorado de Fidel Castro?

Para qué quiso la lealtad. Habrá sido para cubrir los diez años de abuso, negligencia, deshonestidad intelectual y moral, ocultamiento y opacidad de los negocios del Estado de los que se aprovechó, mientras despilfarraba como demente los exiguos fondos de los ecuatorianos y corroía sus negocios y más valiosos bienes?

Pretender en su precaria irracionalidad dejar un plan de gobierno preconcebido, para ejecución de la nueva administración, con el único objeto de disimular la debacle económica provocada por su demencial estupidez?

Es lícito que en su epílogo demencial haya presentado un informe a la Nación escrito, sin que sus obsecuentes fanáticos en la Asamblea hubieran hecho el menor intento de analizarlo o examinar hasta qué punto ese malsano gobernante distorsionó la verdad de las cifras y las causas de la situación lamentable en que deja al País?

Qué clase de intelectualidad malévola puede concebir superioridad cuando es utilizada para hacer daño y calificar a los demás de mediocres, mientras su dudosa brillantez fuera utilizada para quebrar al País y causar todo el daño posible.

Dice dejar un país transformado, pero lo que en verdad deja es un fisco en zoletas, con una administración insostenible, con un gasto desmesurado que solamente puede ser solventado con más y más crédito! Un crédito sin recursos de pago cuyo epílogo es la crisis total de la economía.

Qué tenía entonces que decir o hacer Lenin Moreno ante las afirmaciones de mesa servida y recuperación económica del mitómano que utilizó todos sus conocimientos y mala fe para desequilibrar las finanzas públicas y hundirnos en la peor recesión imaginable?

Cuál es la tajada que se lleva quién permitió que la corrupción campee  y todos los vicios imaginables prosperen para capitalizar la revolución, mantener fuerzas de choque, saturar de propaganda, construir imagen falsa y crear credibilidad, mientas se corroían las bases de la contratación pública, la ética del control, la fiscalización y la transparencia gubernamental. Manos que no se ensuciaron directamente, pero que muy probablemente aceptaron su propio enriquecimiento.

Es que el nuevo Fiscal tenía que continuar la labor de encubrimiento de Galo Chiriboga, o había que mantener en su puesto a un Contralor que cobraba coimas para eliminar glosas, retener o atenuar informes; Era entonces necesario que las sentencias a favor de Correa siguieran siendo favorables, gracias a las llamadas de Mera, así este señor ya no fuera el secretario jurídico?

Había obligación de mantenerse fieles a un proyecto político que acabó con la posibilidad cierta de un proyecto para el desarrollo del País, porque su Presidente convirtió los DOSCIENTOS SESENTA MIL MILLONES DE DÓLARES en gasto corriente en sueldos mal estimados, gastos absurdos, consultorías y elefantes blancos como Yachay? Era esa su última finalidad?

Es eso la consecuencia con un proyecto fracasado o hay que adscribirse a las diversas fórmulas de corrupción e impunidad, para contentar al caudillo! Qué demencial absurdo.

O será que todos debemos contagiarnos de esquizofrenia, para justificar y hasta ensalzar la labor de un desquiciado que dejó exterminando la institucionalidad del País, su débil economía, la ética pública, con personas que continúan negando su podredumbre y expiación.

Es lealtad el encubrimiento o pasa a la categoría de complicidad, la denuncia de acontecimientos no clarificados, como el affaire de la valija, los helicópteros, los seguros de la deuda, o el asalto perpetrado a un hospital por 600 soldados de asalto.

La iniciativa de la revista Plan V, de concentrar en un Museo virtual de la corrupción, todos los casos en que el Estado fue perjudicado por diversas modalidades de delitos y desfalcos, ejecutados con gran ingenio digno de mejores fines. Una interminable descripción pormenorizada de casos que deberían ser la base museográfica de una muestra real, parecida a la que ensalza la honestidad de Rafael Correa en Carondelet, pero en el Penal García Moreno, en que a la par de una presentación se escuchen los slogans que quisieron sembrar en la mente de los ecuatorianos: “hasta la victoria siempre”; “que nos roben todo, menos la esperanza”; “quién nada debe, nada teme”; “mis manos están limpias”; “obtuve el puntaje de 100 sobre 100”; etc. etc., mientras son expuestos los casos, las modalidades, las denuncias, la tipificación de los delitos cometidos en contra de los ecuatorianos.

Para eso quieren lealtad:

  • “Parece que hay memoria frágil, total desconocimiento, mala fe, o todo junto”;
  • “Llegó el día, Patria querida. Debo partir. Dejamos un país transformado pero aún en proceso.” (en proceso de quiebra);
  • “Lo sembrado es tanto y tan profundo que no debemos temer por lo efímero que se llevará el viento”.
  • “Nada de lo mediocre y desleal permanecerá”.
  • “El país ya conoció lo grande, lo correcto, lo bien hecho”.
  • “El país tiene hoy memoria e inteligencia colectiva”.

Cuánta falsedad, cuánta doble moral, cuánta podredumbre!

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *