MENU
Manos unidas

by • July 9, 2016 • Estuardo MeloComments (0)687

#Ecuador A LAS PUERTAS DE UN CONSENSO Por Estuardo Melo

EStuardo meloNadie puede exigir, peor forzar al abogado Jaime Nebot a aceptar su postulación para la Presidencia de la República. Lo ha repetido hasta el cansancio que piensa completar su período administrativo en la alcaldía de Guayaquil.  En análoga circunstancia, el Presidente Correa, que hizo todo por conseguir la reelección indefinida, pero viendo el resultado catastrófico de su administración y lo que tendría que afrontar, decidió esperar hasta que alguien lo arregle y ahí sí, aprovechar de la inconstitucional enmienda para regresar a terminar lo que comenzó,  para devastar por completo el País.

En términos prácticos, se requiere participar en una concertación que establezca los consensos de largo plazo en que el país retome su estabilidad, como lo hizo Chile, luego de la dictadura de Pinochet. Más necesaria aún dada la cuasi quiebra fiscal  en que queda el fisco, luego del demencial desborde autoritario.

Son simples los términos del acuerdo. Un Plan de Austeridad Fiscal y simplificación administrativa, Auditoría y Control al gobierno de Correa, Renegociación de la Deuda con China, Plan de pago al IESS, Manejo eficiente de la  Macro-Economía, Plan de Desarrollo para 20 años. Programas sustentables de Asistencia Social y de Gobierno. Independencia de las 4 funciones del Estado y Apertura a los mercados. Asumir que el período será de “Transición Democrática” post-debacle, declarando al período 2007-2017, como década desperdiciada.

Es imperativo conformar de un binomio políticamente consistente para las próximas elecciones. Un binomio que sea capaz de articular una propuesta de concertación nacional incluyente y ponerla en marcha. Para conseguir esos objetivos, deberá contar con un gabinete ministerial conformado por personas altamente competentes para el manejo de cada sector. Un gabinete de especialistas en su ramo, capaces de ejecutar y evaluar sus planes y desarrollar sus proyectos. No transigir con la mediocridad como antes. Ni las babosadas de René Ramírez, peor las iniciativas distractoras de Natalie Cely.

Conformar una Asamblea cuyos representantes debatan la reestructuración Constitucional y Legal eliminando las distorsiones creadas por el correísmo,  que exija cuentas y ayude a aclarar el colosal perjuicio al Estado.

Proceder a la nominación de personas probas y solventes con experiencia para que el Sistema Judicial  recobre su independencia y  la Contraloría General del Estado cumpla finalmente con su obligación de auditar las cuentas en contratación y gasto público, eliminando lo que ya es un consenso  global, el quinto poder.

Si pretendemos tener una Asamblea capaz de evaluar el impacto de sus decisiones en el conglomerado  y trabaje para el interés general, habrá que llevar personas altamente calificadas e independientes  para construir los cuerpos legales que reemplacen toda la legislación producida por el correísmo, dedicada en un 50% de su tiempo a analizar todas y cada una de las anomalías generadas en el gobierno anterior, para que sean debidamente judicializadas.

HACIA LA UNIDAD.

A veces, los políticos se niegan a ver lo evidente. Una unidad del Social-cristianismo con CREO, abriría la posibilidad de construir un acuerdo que tendría afinidad ideológica, aspiraciones nacionales y fuerza electoral. Es preciso demandar el patriotismo del Abogado Nebot, en quién la ciudadanía guayaquileña confía porque supo cumplir con sus aspiraciones y ahora el país requiere que apoye con todo su capital político a su candidata. Que no resulte abandonada luego de la nominación.

Estará dispuesto el máximo dirigente de “Madera de Guerrero” a respaldar a Cynthia Viteri si decidiera aceptar una nominación vicepresidencial con Guillermo Lasso? La votación cautiva de Jaime Nebot no se dividiría, como sucedió en ocasión anterior.

Estaría el Abogado dispuesto a poner el hombro en la reconstrucción del país, con su vasta experiencia administrativa? Podría cumplir el rol de alcalde y de asesor del nuevo gobierno en el campo administrativo, en la simplificación de procesos y eficiencia? Podrá plantear dentro de una concertación un plan de austeridad fiscal?

Una lista única de las dos facciones, permitiría escoger las mejores opciones para buscar equilibrio regional en asambleístas nacionales y con ello, la preferencia de los electores y el poder político que  requiere este momento político y lo que es más importante, haría tambalear el desquiciado intento de Correa con su pretensión de volver. (Solamente a un loco se le puede ocurrir regresar luego del inmenso daño que ocasionó).

Pueden aprovechar el desprestigio del gobierno actual, su corrupción y especialmente la marcada tendencia al despilfarro y extinción de fondos públicos, que ha dejado al país descapitalizado, endeudado y sin sustento para sus propios programas y para largos años. Deberán insistir en recuperar los dineros que desviaron por falta de auditoría de la obra pública y del dispendio administrativo que evaporó dos cientos sesenta mil millones de dólares. Unidos por fin podrá saberse el detalle en que consistió el despilfarro.

Sin embargo, para bien o para mal, a pesar de que es una situación políticamente álgida, la ciudadanía va a valorar la condición personal de cada nominación en la función Ejecutiva, Legislativa y Judicial para dar su voto. Entonces, la concertación debe ofrecer, a más de la LISTA ÚNICA, el nombre de todos los funcionarios que acompañarán los próximos 4 años y en esos nombres, radicará el éxito electoral, la aceptación pública a las duras decisiones que deban asumir y el  triunfo político que significará el haber reflotado el barco, luego de 4 años de un gobierno de coalición en un ejercicio de democracia plena.

Hay un buen número de personas a-políticas, que pueden aceptar nominaciones para participar en el empeño. Personas capaces, llenas de experiencia, honestas e incorruptibles, que por suerte, no son políticos profesionales queriendo pescar a río revuelto. Con ellos, aunque los tiempos serán difíciles, será más fácil conseguir objetivos y metas, porque son personas de buena fe, sin agendas ocultas.

No es momento de agrupaciones, tampoco de ideologías, es tiempo de consensos ciudadanos, que apuesten por un mejor futuro. Las ideologías están demás. Los movimientos y partidos, están obligados a participar como ahora lo dicen de boca hacia afuera, en la construcción en unidad del país dele futuro. No lo desperdicien que los ecuatorianos los estamos observando.

Esperemos que en el año 2021, el Abogado Nebot, decida aceptar la nominación, que no haya perdido su vitalidad y sea el digno rival del “Loco que Odia” si se atreve a volver y nos ayude a preservar la Patria de la corrupción y la desvergüenza. Ha sido bueno que se ponga a un costado. Finalmente, estamos cansados de mininos autoritarios y gruñones, así no hubieran sido objeto de traumas infantiles.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *