MENU
Flacso impagos

by • July 18, 2016 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (0)998

#Ecuador LA REVOLUCION EDUCATIVA Por Patricio Haro Ayerve

La crisis generada por el despilfarro llamado “inversión estatal” y por la falta de previsión al no mantener los “ahorritos” para enfrentar los tiempos de “vacas flacas”, le ha convertido al Estado regalón y dadivoso  en un moroso descarado y cínico que negando la evidencia no cumple con sus obligaciones y compromisos económicos con varias instituciones, entre ellas las universidades, las que por falta de esos recursos no podrán ejecutar sus programas académicos. La Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso- Ecuador se encuentra en esta crisis.

FLACSO-ECUADOR, establecida en Quito en 1974 como programa y un año más tarde como sede académica, ha entregado al país y al mundo un gran aporte intelectual y académico de excelencia con la ejecución de 18 programas de maestría y 6 de doctorado (PhD.), todos ellos en ciencias sociales en los que se han graduado profesionales de todos los países del continente americano, de algunos del Caribe y de varios de Europa,  lo que le ha ubicado como la primera universidad de post grado en el país.

Quienes han cursado sus aulas como profesores o estudiantes de doctorado o maestría en las diferentes áreas de las ciencias sociales, algunos hoy asambleístas o funcionarios del gobierno del nacionalsocialismo del siglo XXI, conocen la calidad académica de la Institución que los ha convertido en científicos sociales y que, con el desarrollo de sendos proyectos de investigación, les ha permitido desempeñarse como importantes actores del pensamiento social y ser merecedores del reconocimiento internacional.

La significativa evolución de FLACSO-ECUADOR, hoy ubicada como la mejor sede del sistema internacional de Flacso, que comprende a 18 países, se debe, sin lugar a dudas, a la dedicación profesional de directivos, profesores, personal administrativo y estudiantes que a lo largo de su historia entregaron con devoción lo mejor de sí en beneficio de la educación superior de Ecuador, pero también se debe al aporte económico de todos los gobiernos, inclusive de los de “la larga noche neoliberal”, sin el cual esta sede académica jamás hubiese podido ubicarse en el peldaño que hoy se encuentra.

En momentos de recesión se deben limitar los gastos superfluos en enlaces ciudadanos, propagandas, series televisivas, viajes de enormes comitivas en primera clase al exterior, exorbitantes viáticos, etc. pero jamás los recursos de la educación a la que el gobierno dice privilegiar. Por estas razones y consientes de la profunda crisis económica por la que atraviesa el país, la ciudadanía exige a las autoridades del gobierno el pago de los recursos que se adeudan a las universidades, porque sin ellos no podrían continuar con su aporte académico a Ecuador y al  mundo.

Parecería que la revolución educativa, tan pregonada por el régimen, solo sirvió para el pago de jugosos sueldos a directivos de universidades calificadas como “elefantes blancos” o para que otros extranjeros ganen doble sueldo.   

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *