MENU
estabilidad

by • January 30, 2017 • Carlos RiveraComments (0)368

#Ecuador La importancia de la estabilidad macroeconómica Por Carlos Rivera

La estabilidad macroeconómica y financiera son pre condiciones para alcanzar un crecimiento sostenido. Chile, entre los países en desarrollo, puede dar cátedra de ello, ya que fue el primero en establecer un banco central autónomo con un mandato explícito de velar por la estabilidad de precios y el sistema de pagos, así como implementar una regla fiscal en la que el gasto público queda determinado por ingresos fiscales estructurales, determinados en función del producto potencial y el precio de largo plazo del cobre, lo cual permite blindar la economía del ejercicio populista del poder, alcanzando estabilidad macro  y por esta vía empujando al crecimiento económico.

Carlos RiveraLos resultados no pueden ser mejores, ya que le ha permitido a Chile sortear por ejemplo de muy buena manera la última crisis de la caída de los precios de las materias primas, como consecuencia de que en el periodo inmediatamente previo de altísimos precios del cobre, la regla del superávit estructural logró controlar la expansión del gasto y con ello evitó el aumento de la inflación y la apreciación del tipo de cambio real, contribuyendo a mantener los déficits de las cuentas externas acotados, a la vez que establecer fondos de ahorro para enfrentar los tiempos de vacas flacas.

En contraste a Chile, la carencia de una institucionalidad que garantice la disciplina macroeconómica ha hecho que nuestro país se haya farreado el súper ciclo de precios del petróleo, por cuanto nos hemos gastado todos los ahorros que teníamos para situaciones de emergencia y endeudado exageradamente en condiciones bastante lesivas, dejando un duro pasivo por pagar a las futuras generaciones, a la vez que metimos presión en el tipo de cambio real y desequilibramos las cuentas externas, y que junto a una serie de compromisos de gastos permanentes mayores a nuestros ingresos permiten proyectar un déficit fiscal de grandes proporciones, que alimenta presiones por un inminente ajuste fiscal que estaría a la vuelta de la esquina, y que por sus costos políticos y sociales hacen prever días muy difíciles para la economía ecuatoriana.

Bajo estas circunstancias y la perspectiva de vientos fuertemente proteccionistas y tensiones financieras a escala mundial con la llegada de Mr. Trump a la Casa Blanca, resulta imperativo que Ecuador restablezca cuanto antes su credibilidad fiscal a fin de recuperar la calificación de la deuda pública y poder renegociarla en los mejores términos posibles, por cuanto se requiere financiamiento público y privado a buen costo para emprender proyectos de inversión y suavizar el nivel de gasto de la economía frente al pronunciado shock de precios primarios, como única forma de impulsar el alicaído dinamismo de nuestra economía.

Por la urgencia de poner nuestras cuentas fiscales en orden, resulta más importante que nunca remozar la institucionalidad fiscal, por medio de la creación de un consejo fiscal autónomo que tenga como objetivos la evaluación técnica de la política fiscal y el monitoreo de su implementación, que representa una camisa de fuerza para controlar a los  gobiernos populista, aunque la mejor receta siempre será no votar por ellos.  

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *