MENU
concertacion haro

by • August 8, 2016 • UncategorizedComments (0)960

#Ecuador LA CONCERTACIÓN EN LA UNIDAD Por Patricio Haro Ayerve

De cara al venidero proceso electoral parecería que los actores políticos entendieron que la única forma de salir del totalitarismo que oprime al Ecuador es su integración para enfrentar juntos al “Estado candidato”; sin embargo, por más que hasta el momento no se determina la buena voluntad de ir en un solo frente, se vislumbra la predisposición de consolidarse en al menos tres de ellos.

“Compromiso Ecuador”, el primer agrupamiento conformado con este fin, estableció como objetivo oponerse al proyecto de enmiendas que buscaba instaurar un totalitarismo constitucional en el País; aprobadas las enmiendas, este colectivo se convirtió en la plataforma política que respalda la candidatura presidencial de Guillermo Lasso. Hoy, “Compromiso Ecuador” acoge en su seno a varios personajes de la política nacional identificados con ideologías que van desde la extrema izquierda a la derecha y a un solo partido político, CREO, el partido del candidato presidencial. 

Por iniciativa de los alcaldes de Quito y Guayaquil y del prefecto del Azuay se estableció “La Unidad”, y también con el propósito de enfrentar juntos al totalitarismo se está convirtiendo en un segundo frente político, que a diferencia del primero, cuenta entre sus integrantes con varios movimientos y partidos políticos nacionales y regionales que se encuentran ubicados entre la derecha y la izquierda del espectro político incluyendo aliados de Alianza País.

El “Acuerdo Nacional por el Cambio” es un frente que sobre la base de partidos y movimientos políticos de extrema izquierda ha aglutinado a personalidades ubicadas en el centro de la diada política. Con más identificación entre sus miembros pero con carencia de líderes políticos, quizá se vea disminuido por la salida de su coordinador, ya que difícilmente la Izquierda Democrática, reinscrita como partido nacional que considera a Moncayo una pieza clave en este ajedrez político, se integre a una organización de extrema izquierda. Ya sucedió con el ideólogo del acuerdo, el presidente de Concertación, que se movió hacia su querencia.    

 Quienes hasta el momento irán solos en la carrera hacia Carondelet son los que consideran que los tres frentes que están conformados, uno de derecha, uno de centro y otro de izquierda “son una fanesca”, que difícilmente podrán ganar las elecciones y que en el caso de hacerlo, no podrán establecer un gobierno de consenso. Es válida esta apreciación, ya que con esa amplitud de actores e ideologías ninguno lo logrará, pero al menos se evitará la fragmentación y la volatilidad del electorado.

Insistiendo en mi propuesta, la única manera de salir del totalitarismo es concertando una unidad de los tres frentes sobre la base de un interinazgo, llamando a elecciones anticipadas a los dos años y una vez que se hayan logrado los cuatro puntos programáticos en este tiempo, se realicen elecciones libres y competitivas.

Solo la concertación permitirá la unidad.   

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *