MENU
Lasso Moreno

by • February 23, 2017 • Carlos RiveraComments (0)1022

#Ecuador Elecciones 2017: Contento pero preocupado Por Carlos Rivera

Sin duda la llegada a segunda vuelta de Guillermo Lasso –superando todas las artimañas por no decir otra cosa y la propia regla electoral de que ahora la minoría es la que elige Presidente gracias a una de las tantas sapadas del trasnochado socialismo del Siglo XXI-, es muy importante para Ecuador e inclusive puede también llegar a ser significativa para América Latina.

Carlos RiveraEn lo interno se trata de una gran oportunidad para recuperar el respeto por los fundamentos mismos de la democracia, la honestidad y la racionalidad económica, que son las tres grandes carencias del correismo. En lo externo, como la actitud de Lasso frente al desastre que alcanza ribetes hasta humanitarios en Venezuela, seguramente será todo lo opuesto a la del actual gobierno, esto también puede ayudar a que entre en un ocaso definitivo la “Alianza Bolivariana Chavista”, que tanto daño han hecho a los pueblos que se adhirieron a ella.

Estas dos posibilidades me ponen muy contento. Lo que me preocupa es que aún haya en Ecuador cerca de un 40% de personas que dejándose engañar por el discurso mentiroso, pero mediáticamente muy efectivo de los últimos 10 años de la lucha de clases y la equidad y una que otra dadiva, hayan votado por la continuidad del fracasado modelo socialista del Siglo XXI. Este porcentaje lamentablemente significa que para mucha gente no es importante el despilfarro y el descalabro económico en el que dejan al Ecuador, ni la corrupción sistémica hábilmente implementada en cuanto a mecanismos perfectos de contratación, control, fiscalización y hasta de justicia, a fin de que toda la gavilla de sátrapas que llegaron al poder salgan bien librados y hasta bravos, diciendo que se está mancillando su honor. Naturalmente debe excluirse de ese porcentaje, el voto duro de Alianza País representado por aquella inmensa casta burocrática que ingresó al estado en este período y disfruta las mieles del poder, pero a costilla de una gran mayoría de ecuatorianos que con sus impuestos, tiene que pagar la farra y nueva vida de estos neo ricos revolucionarios.

Para derrotar a Moreno, Lasso tendrá que enfrentar una campaña que le permita quitarse de encima la idea en el electorado de que va a imponer ajustes en perjuicio de los más pobres y que va a quitar los beneficios sociales que el gobierno mentiroso e irresponsable de Correa repartió a granel, no con sentido de justicia social y peor de eficiencia y sostenibilidad, sino simplemente para conseguir votos y mantener popularidad.

Dura tarea para el equipo de Lasso, porque si bien no debe perder votos en campaña, tampoco debe ponerse la soga al cuello en su futura eventual administración. Por ello, creo que debe comenzar a explicar con suficiente claridad la magnitud de los problemas que hereda y la imposibilidad y/o conveniencia de seguir financiando muchos de los subsidios y el actual gasto público., y de que cualquier ajuste es la consecuencia ineludible de la pesada herencia que le dejan.

Bajo mi perspectiva, me parece que Lasso la tiene mucho más fácil en ganar las elecciones, que en suavizar el terreno de su futuro mandato; por cuanto el 60% del electorado con irregularidades y todo ya se manifestó abiertamente estar “hastiado” de los verdes, mientras que para tener capacidad de solucionar verdaderamente los muchos problemas heredados, tendrá que describir con crudeza y sacar a la gente del engaño al que la han sometido las mentiras del correismo por 10 años, tarea nada fácil para el próximo Presidente.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *