MENU
Correa despilfarro

by • June 14, 2016 • Estuardo MeloComments (0)948

#Ecuador EL PAÍS EN OTRAS MANOS Por Estuardo Melo

EStuardo meloEn un informe auspiciado por la Universidad Católica del Ecuador y elaborado por el Economista Carlos Andrés Uribe, bajo el título “La Sostenibilidad Fiscal en Ecuador“, se demuestra, que bajo los esquemas macroeconómicos manejados por el gobierno de Rafael Correa, la Economía no tendría sostenibilidad a partir del año 2011 o 2012, dependiendo de los escenarios construidos en el estudio, con base en la estadística del Banco Central del Ecuador. Si bien uno de los escenarios contempla el alza progresiva del precio del barril de petróleo, en ningún caso contempló que su valor referencial podría llegar hasta 120 dólares, ni que el gasto habría de sufrir un incremento desmesurado. El estudio está publicado en esta dirección: http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ec/2007/cau.htm

Se trata de un análisis económico que despeja las dudas sobre el comportamiento de la economía ecuatoriana, que parte para su análisis desde el año 1998.

El autor presenta un Marco Teórico necesario para demostrar en qué términos se comporta la sostenibilidad del gasto fiscal, a través de dos enfoques, el primero que aborda la sostenibilidad desde el punto de vista de la brecha en los déficits primario y primario permanente, necesarios para estabilizar la relación deuda/PIB; el segundo, la sostenibilidad desde la brecha en los ingresos tributarios, construyendo a su vez 8 escenarios posibles.

Un Escenario base del comportamiento de los indicadores con sustento en las proyecciones de las variables fiscales. (BCE) concluyendo que en el largo plazo, la deuda del Gobierno Central es insostenible

  • Analiza Los precios del petróleo, el grado de dependencia, índices de sostenibilidad, impacto de una baja sostenida de los precios a partir de 2009, según estimaciones del Banco Central del Ecuador.
  • Escenario 1aumento de 10 %, de los precios internacionales del crudo. Baja de precios: el segundo indicador muestra sostenibilidad hasta 2011.
  • Escenario 2 medición del impacto de una disminución sostenida en los precios internacionales del crudo a partir del año 2009 variaciones que podrían provocar cambios en el comportamiento de los indicadores de sostenibilidad.
  • La tasa impositiva del Impuesto al Valor Agregado
  • Escenario 3 El impacto sobre la sostenibilidad del gasto fiscal de una disminución de dos puntos del Impuesto al Valor Agregado, los gastos fiscales son sostenibles hasta 2011.
  • Escenario 4 incremento de dos puntos en la tasa impositiva del Impuesto al Valor Agregado. la Brecha de los Ingresos Tributarios presenta sostenibilidad hasta 2011.
  • Tasa de crecimiento de Sueldos y Salarios y del Bono de Desarrollo Humano.
  • Escenario 5.Efectos de una tasa de incremento del rubro de sueldos y salarios de 4,5%. Brecha de los Ingresos Tributarios presenta un valor de -18,15 %.
  • Escenario 6 Incremento sostenido del rubro del Bono de Desarrollo Humano de 1 % anual a partir de 2008. . La sostenibilidad se alcanza hasta el año 2012 y 2011.
  • El mejor escenario de Sostenibilidad. Efectos conjuntos de un incremento de 10% en la tasa de crecimiento de los precios del petróleo y un incremento de 2% sobre la tasa impositiva. Ingresos Totales/PIB16,31 %.

Conclusiones del estudio: DADA LA SITUACIÓN FISCAL ACTUAL Y LAS POLÍTICAS APLICADAS RESPECTO A LOS INGRESOS Y GASTOS FISCALES EN EL PASADO Y PRESENTE, EL NIVEL DE DEUDA Y, POR LO TANTO, EL NIVEL DE GASTO FISCAL DEL GOBIERNO CENTRAL NO ES SOSTENIBLE EN EL LARGO PLAZO.

Qué significa esto. El gobierno en los últimos nueve años obró en sentido contrario de lo que aconsejaba la ciencia económica para la sostenibilidad de los planes del Estado.

La pregunta es, cómo se habría comportado un gobierno que creyera en la planificación económica y que se  hubiera dejado llevar por los indicadores y los análisis que se le ofrecían al ver su marcha errática. Probablemente habría controlado sus gastos y habría procurado sostenibilidad con base en los ingresos permanetes.

Si durante 9 años el fisco recibió doscientos sesenta mil millones de dólares, ese fondo debió estar cuidadosamente destinado, primero a la obtención de sostenibilidad de los programas y segundo a crear fondos para el desarrollo productivo del país.

Ninguna de las dos posibilidades se produjo, porque los fondos con que se contaba, fueron dispuestos de manera aleatoria y sin previsión de la incidencia de las decisiones salariales y programáticas en la Economía, con inevitables impactos cuando los fondos se disminuyeron, por la desprolijidad asumida en el cuidado de la sustentabilidad económica.

Siendo desmesurado el gasto anual del gobierno, al que se defiende hablando del sueldo de profesores, médicos y militares, sin aceptar que el incremento salarial mal proyectado es parte del problema, podríamos asumir que el presupuesto anual para solventar el gasto fiscal, pudo estar en un promedio de 6.000 millones de dólares, con salarios y homologaciones bien asumidas y estimadas.

Esto significa que entre gasto fiscal, Ley del 15% y pago de deuda, el egreso anual pudo ser 11.500 millones por año, es decir en nueve años, 103.500 millones de dólares, pero como sabemos, el gasto público creció desmesuradamente.

De haber sido así, otro gobernante con visión clara de la Económica y con responsabilidad frente al futuro del país, pudo haber invertido la diferencia de lo recaudado, (156.500 millones de dólares) en programas de inversión y el producto de esa gestión económica, una vez recuperado reciclarlo en mayor inversión y apoyo social. Porque todos conocemos que la administración correa, descapitalizó y endeudó al país.

Pensemos en 10 programas de alta significación para el país y una asignación de quince mil millones de dólares para cada programa.

  • Banca de desarrollo- nuevos emprendimientos-
  • Prospección petrolera y de gas.
  • Repotenciación ejército marina y aviación
  • Aviación comercial
  • Competitividad y Exportación
  • Minería, Pesca, Agricultura
  • Formación académica y Cultura
  • Infraestructura y Medioambiente
  • Capitalización Productiva
  • Contingencia

No habría sido necesaria ni inversión extranjera, ni deuda.

Un experto puede establecer cuántas plazas de trabajo en los diversos niveles de organización productiva pueden crearse con 15.000 millones de dólares, facilitados en la banca de desarrollo, para la industria, productividad y exportación.

Es comprensible también saber que esas plazas creadas permiten eliminar, sin necesidad de programas específicos la pobreza y los subsidios. Ya incorporados en los roles productivos, los trabajadores pueden auto-sustentarse, ellos y sus familias.

Una economía bien organizada, permite un crecimiento constante, homogéneo y orgánico y la justicia social opera espontáneamente. Un país que trabaja no requiere de subsidios y la delincuencia disminuye. La economía se ajusta al costo de producción y a las leyes del mercado.

Para eso, era necesario plantearse como Política de Estado, un Plan Nacional de Desarrollo de largo plazo, que permitiera avizorar metas claras y objetivos mesurables, en el que cada administración cumpla con la etapa que le corresponda. Pero es también necesario un ambiente de seguridad jurídica y apoyo a la producción, corrección en el manejo y control fiscal y la apertura al comercio internacional, para mejorar la demanda de nuestros productos.

Un ambiente económico vigoroso, que solo puede propiciar una democracia liberal, una economía de mercado, reglas claras que la auspicien y un gobierno que sustente el marco regulatorio.

Pero todo ese capital, junto al potencial de desarrollo, se perdió y ahora, un nuevo gobierno tendrá que sujetarse al pago de la deuda, a recibir tributos limitados y a esperar que el petróleo salga del embargo que resultó prendado por la deuda.  Un país con el saldo en rojo.

Correa despilfarro

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *