MENU
castillo naipes

by • July 14, 2016 • Estuardo MeloComments (2)944

#Ecuador EL CASTILLO DE NAIPES Por Estuardo Melo

EStuardo meloQuién pude decir, al final del gobierno de Rafael Correa, que el tiempo que ejerció el poder, haya significado diez años de promoción y desarrollo del País. Por favor!

Con billonarios ingresos mal administrados, llevó al país a la banca rota y el castillo de naipes construido con base en la bonaza, cayó apenas los precios del barril de petróleo decrecieron. No era un proyecto en ascenso, era una burbuja a punto de reventar.

Solamente una psiquis deambulando en la ficción de un ser flotante, pierde su capacidad de comprender la dimensión del daño que causó, ni las consecuencias que deberemos afrontar para paliar la crisis que originó, puede decir que ésta ha sido una década ganada, que el país ya no es el mismo, que lo hizo bien, tanto en épocas de bonaza, como ahora que con “creatividad” está resolviendo los problemas de crisis fiscal y que éstos se producen exclusivamente por la baja de precio del barril de petróleo y la revalorización del dólar. Por favor, qué vejamen a nuestra inteligencia!!

Resulta indignante que aparte de todo, pretenda reírse en nuestra propia cara! Quiso llevarnos al comunismo y le falló; quiso igualarnos como zombis cubanos, pero no lo consiguió; quiso dividirnos, pero nos unió más; quiso hacer que nos odiemos pero será el único detestado, quiso ocultar sus intenciones, pero más obvias no pueden estar, pero lo que sí consiguió, fue el doctorado honoris causa en involución, retroceso y corrupción. El temible operario de la anti-economía, la Economía a la inversa.

Pretender disfrazar los diez años de despilfarro, sus pujos de nuevo rico frente a sus colegas internacionales, las facilidades que se procuró, sus donaciones en el extranjero, sus comitivas de jeke con aviones repletos, sus banquetes palaciegos, Bossé, sus gustos y aficiones, sus campañas publicitarias internacionales, la millonaria propaganda,  pretender que éramos un jaguar rugiendo en pleno salto; mientras el caos administrativo y la proverbial ausencia de planificación, la desatención a los índices macro-económicos, la falla de cálculo en las cifras de los proyectos emprendidos, la oscuridad e inexistencia de  escenarios que debieron estructurarse para plantear estrategias de gobierno y políticas realistas, haber gobernado por impulso y gastar sin medida, disciplina ni prudencia, no tener al menos una estimación de los ingresos del país en los diez años, ni del flujo de egresos necesarios para dar sustentabilidad a sus propios planes, para quedar al final, luego del demencial y esquizofrénico desmadre económico en un escenario de la más terrible iliquidez, que obliga a su gobierno a endeudarse en un síndrome frenético, sin previsión alguna sobre las posibilidades de pago, a desmantelar los fondos de liquidez y el capital del IESS, a entregar soberanía de puertos y campos petroleros, activos rentables, oro físico, porque su imprevisión y desgobierno feriaron todos los ingresos del país que en buenas cuentas son ciento cincuenta mil millones de dólares de ingresos petroleros del período que gobernó y cien mil millones de dólares de impuestos recaudados con más, el ahorro para contingencias que el país preservó para el pago de deuda y efectos imprevistos antes de su gobierno, confirma que el Presidente del Ecuador adolece de una alteración psicológica y no logra ver ni entender la realidad que su propia gestión produjo en los diez años de gobierno. Y decir que gobernó bien, es un inapelable OXÍMORON, al hacer creer algo que es diametralmente opuesto a la realidad. Por favor!

Despilfarró dos cientos sesenta mil millones de dólares, que ni él mismo supo en qué,  nos endeudó en cuarenta y cinco mil millones en la obra pública, costosa y plagada de corrupción, pide la aprobación de un presupuesto falso y viene a decir que la mala fe de los opositores no le reconoce la obra que realizó, los puentes, las carreteras, escuelas del milenio y hospitales, mientras su propio hermano da cuenta que al menos treinta mil millones de dólares se marginaron en coimas, concusión y sobreprecio de contratos cuando le dijo “Ñaño, por el lado tuerto te roban”.

Si no lo  sabía debió  remediarlo pero  entonces, por qué no lo hizo.

Pero lo que todos vemos a excepción de él,  es una realidad irrefutable.  Es que estamos en la peor situación económica de la época republicana, peor que la deuda de la independencia, pero que el feriado bancario, en que la debacle causada es sinónimo de crisis económica profunda, iliquidez monetaria, insostenibilidad de los programas sociales y administrativos, depresión generalizada, deuda impagable y es solamente el principio de una catástrofe de la que nadie sabe sus consecuencias.

Culpa a condiciones externas, lo que su mal gobierno e imprevisión provocaron. Si no fuera porque se gastó hasta el último céntimo como un desesperado, la crisis de precios pudo amortiguarse pero trata de justificar su craso error con conferencias en las universidades, pretendiendo curarse en salud. Ahora, quién va a pagar por todo esto.

Una de dos: es que el doctor en Economía de Illinois, especialista en Desarrollo y Estadística no sabe hostia, o utilizó sus conocimientos para realizar su labor de demolición de la economía del país. Todo demuestra que su real objetivo para llegar a la Presidencia, fue (1) descapitalizarnos completamente hasta dejarnos en una total insolvencia, (2) endeudarnos de forma que no tengamos la más mínima posibilidad de pagar los montos e intereses exorbitantes en tan corto tiempo y (3) extinguir la posibilidad de un aprovechamiento de nuestro producto estrella, el petróleo, en el financiamiento de proyectos futuros. Nos ha dejado en un callejón sin salida.

También ha sido parte de su labor, el daño ambiental.

Ninguno de sus macro proyectos debió contar en rigor, con Licencia Ambiental. Todos esos proyectos contribuyeron al deterioro y afectación del ambiente, a su contaminación, a la ruptura de los bio-corredores de los ríos, a la contaminación de los recursos hídricos, acuíferos y humedales con la minería a gran escala y la explotación del petróleo en áreas protegidas. Ya se verán sus efectos devastadores en Quimsacocha, el Yasuní o Íntag.

Los escándalos de corrupción afloran por todo lado.

Toda la gestión esté signada con ese vicio, donde el dinero fluyó a raudales, gracias a los decretos de emergencia, la adjudicación a dedo, el sobreprecio y la despreciable coima, junto a la contratación con empresas vetadas en sus propios países. Corrupción sistémica y complicidad de organismos de control. Tal parece que los créditos, la obra, la contratación, las consultorías fueron incentivadas por el estímulo de la coima y el beneficio colateral, más que por la obra en sí.

Qué habría sido del País, si una persona normal, con cualidades para dirigir equipos de trabajo, hubiera asumido la Presidencia en el 2007.

Con un poco de suerte, se habría logrado formular una planificación de mediano o largo plazo, basada en escenarios reales, con ingresos previsibles y gasto austero; se habría seguido los parámetros de macroeconómicos para establecer la sustentabilidad de los planes; se habría dimensionado el aparato administrativo del país en proporción con el tamaño de su economía; se habrían instaurado normas de responsabilidad fiscal y controles de auditoría para cada proyecto. No se habrían llevado a cabo proyectos sin claros estudios de factibilidad, ni beneficios dudosos.

Si el país contó con tanto dinero por el valor del barril de petróleo, lo correcto habría sido preservar una parte, como lo hacen Noruega, Bolivia o Chile. La austeridad fiscal, con cálculos correctos de la base salarial, habría permitido una mejor competitividad y un control de la inflación. Si se cuidaba el gasto, se habría podido distribuir mejor los excedentes en proyectos rentables y no en gasto. Pero no fue así y la oportunidad se desvaneció.

Un buen criterio de planificación y distribución de las inversiones, habría permitido un desarrollo armónico del territorio y de los sectores económicos sin requerir de crédito externo que disminuye las potencialidades productivas.

Cómo se pudo haber distribuido el fondo:
–    Nuevos emprendimientos y banca de desarrollo    $ 15.000 MILLONES
–    Explotación y prospección petrolera y gas        $ 15.000 MILLONES
–    Repotenciación Ejército, Marina, Aviación        $ 15.000 MILLONES
–    Aviación comercial-infraestructura de turismo    $ 15.000 MILLONES
–    Competitividad y fomento Exportaciones        $ 15.000 MILLONES
–    Minería, Pesca, Agricultura                $ 15.000 MILLONES
–    Formación académica para el desarrollo        $ 15.000 MILLONES
–    Infraestructura  y Medioambiente            $ 15.000 MILLONES
–    Servicios sociales                    $ 15.000 MILLONES
–    Contingencias                        $ 15.000 MILLONES
–    Gasto corriente                           $110.000 MILLONES

Cualquier experto puede ver que con esos capitales bien invertidos, el país sí sería otro.
Y a pesar de semejante devastación que tenga  arrestos para lanzarse a una reelección presidencial y nos amenace con volver a engañarnos y engatusarnos, después que sus traumas se volvieran complejos y estos se convirtieran  en  objetivos indiscriminados de odio, revanchismo y enemigos imaginarios que lo persiguen, en un torbellino de conflictos mentales que causaran tanto daño con ayuda del poder político, solamente confirma que está fuera de sí, que por algún desajuste su ficción se vuelve realidad y viceversa a causa de su trastorno. Es que si alguien no logra evaluar las consecuencias de sus propias acciones, evade la realidad y la deforma hasta llegar a creer que lo que está en su mundo ficticio es real, es que el diagnóstico construido sobre su afectación mental, está más que confirmado y si desconoce eso también, significa que reconocer su error de catastróficas consecuencias será imposible. Un caso clínico.
Se construyó obras con sobreprecio por cuarenta y cinco mil millones de dólares que coincidentemente equivalen al costoso crédito que deberemos pagar y pretender que por esa obra tengamos que aceptar que se hayan desvanecido los doscientos sesenta mil millones de dólares de fondos fiscales en gasto corriente, para que luego de su irresponsable manejo el Fisco no tenga dinero para pagar la nómina, es inaceptable y tendrá que ser causa de un severo enjuiciamiento político y jurídico que  va a tener que enfrentar. Y luego de haberse dispuesto de tan enorme fortuna, decir que la debacle fue causada por los siete mil millones que dejó de percibir el Estado. Por favor!

Para lograr su enfermizo propósito, pasó por encima de todo lo que consideró un obstáculo.

Desestimó lo que establece el Pacto Económico y Social de las Naciones Unidas  e innumerables Estipulaciones Constitucionales que obligan al Presiente de la República de manera inexcusable acatar, como  planificar el desarrollo nacional, erradicar la pobreza, promover el desarrollo sustentable y la distribución de sus recursos.

O, propiciar una adecuada distribución del ingreso y de la riqueza nacional;  el incentivo de la producción nacional, la inserción estratégica en la economía mundial y  actividades productivas para la integración regional.

O, la disposición que lo obliga a administrar honradamente y con apego irrestricto a la ley el patrimonio público y rendir cuentas a la sociedad y a la autoridad, algo que nunca hizo.
Sin embargo, la mayor gravedad de su gestión, es haber atentado a propósito, en algo que solamente puede entenderse como un delito de odio, que afectó la estabilidad económica del Estado y su seguridad y sobrevivencia, al haber logrado que una economía con recursos extraordinarios, se convierta en una situación de iliquidez extrema y endeudamiento, comprometiendo gravemente las opciones de varias generaciones de ecuatorianos, frustrando la aspiración de la juventud a un futuro digno que es sinónimo de erradicación de pobreza y la superación inter-generacional.

Una vez liquidado el País, cuál era su siguiente paso, la reeleccción?

happy wheels

Related Posts

2 Responses to #Ecuador EL CASTILLO DE NAIPES Por Estuardo Melo

  1. juan medina says:

    El Sr Correa con todos sus titulos de Economia,haria fracasar un puesto de venta de agua en el desierto,creo que los que pagaron sus estudios tienen derecho a pedir devolucion de sus pagos

  2. Gerardo Niquinga Castro says:

    YO NO DUDO QUE RAFAEL VICENTE CORREA DELGADO SEA ECONOMISTA, NO DUDO QUE TENGA VARIOS DOCTORADOS. NO, YO NO DUDO DE NADA DE ESO, DE LA MISMA MANERA NO DUDO DE SU ABSOLUTA FALTA DE HONESTIDAD, DE HONRADEZ, DE DECENCIA, LO QUE LE UBICA EN EL PEOR CONTUMAZ ASALTANTE DE LA DIGNIDAD NACIONAL QUE VIBRA EN CADA UNO DE LOS ECUATORIANOS, AUN DE SUS PROPIOS PARTIDARIOS, ESO ME PERMITE CONFIRMAR LO QUE EN MI SANOA SABER Y ENTENDER SIEMPRE PENSÉ DE RAFAEL CORREA Y SUS COLATERALES O COIDEARIOS, GRABIRIELA RIBADENEIRA, AQUEL “LEGISLADOR” QUE ES REPRESENTANTE DE LOS TRANSPORTISTAS, Y CUANTOS OTROS COMO EL TIN DELGADO, LA RE-B-OLUCIÓN CEUDADANA BUSCO Y ENCONTRO HUMILDES CIUDADANOS COMO EL CITADO TIN DELGADO QUE NO BIEN SABEN NI PUEDEN LEER O COMO EL AQUEL MAL CANTANTE MORAN QUE SE DICE EL “MÁS QUERIDO” PARA QUE PUEDAN AUPAR O ALCAHUETEAR LOS DELIRIOS DE GRANDEZA E INTOCABLES CUAL SÚBDITOS DE ESOS AMOS CUYOS PARTIDARIOS LES HAN IDO DEJANDO EN EL ABANDONO… PERO EL ECUADOR Y LOS ECUATORIANOS LUEGO DE ESTOS LATROCINIOS NOS LEVANTAREMOS COMO EL AVE FÉNIX DESDE LAS CENIZAS EN LAS QUE DEJA ESTE RÉGIMEN…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *