MENU
interrogacion

by • November 10, 2016 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (0)889

#Ecuador El BALLOTAGE Por Patricio Haro Ayerve

patricio-haro-twiComo parte de la transición a la democracia, Ecuador estableció el sistema de “Ballotage” o segunda vuelta electoral para definir al triunfador de las elecciones presidenciales. Disputa democrática entre los dos candidatos presidenciales que han recibido la mayor confianza del electorado. Ecuador fue el primer país de la tercera ola democrática latinoamericana en adoptar este sistema que ha dado mayor solidez a las elecciones presidenciales y que hoy lo utilizan la mayoría de los países del Continente.

Cuando ninguno de los candidatos ha obtenido la mayoría simple; es decir, la mitad más uno de los votos, o cuando el vencedor de las elecciones de primera vuelta no llega al 40% de los votos válidos y supera al segundo con más del 10 %, está establecido que en el proceso electoral debe llevarse a cabo el ballotage para definir la elección de presidente entre los dos candidatos más votados en primera vuelta.

De todas las elecciones presidenciales llevadas a cabo desde la transición a la democracia, sólo una vez no fue necesario acudir al ballotage y de eso estamos arrepentidos la mayoría de los ecuatorianos. La segunda vuelta electoral reduce la fragmentación del espectro político-electoral y disminuye la dispersión del voto elector, lo que idealmente permite elegir mejor, aunque por varias ocasiones eso no ha sucedido.

En tiempo de elecciones, las encuestas, pagadas o no por los candidatos o los interesados, arrojan resultados de acuerdo a la propensión del solvente visionario tratando de incidir  en la voluntad del electorado. En los dos últimos procesos de mayor trascendencia: la consulta popular sobre la aprobación de los acuerdos de paz en Colombia y las elecciones en los Estados Unidos, las encuestas han sido un fiasco y ellas, en el país, le ubican en el primer puesto de la intención de voto al candidato de los revolucionarios.

Sobre la base de lo que dicen las encuestas se da por hecho que el candidato de la vida de “rey” ginebrina estará en la segunda vuelta junto a su binomio, sin tomar en cuenta que el electorado está hastiado de la corrupción que salpica al candidato vicepresidencial y a la falta de ética, por decir lo menos, del primero (corrupción también); por lo que la tendencia del binomio del nacionalsocialismo del siglo XXI está con una fuerte propensión a caer en la intención del voto y difícilmente llegará a la segunda vuelta.

Un grupo de ciudadanos, mayoritariamente mujeres, adelanta la campaña por “el voto útil” y este deberá ser por los candidatos de la oposición que tengan la mayor posibilidad de participar en el ballotage, con lo que definitivamente, una vez más, las encuestas serán un fiasco y tendremos una segunda vuelta disputándose entre dos candidatos de la oposición.

El péndulo político, el voto vergonzante y la aversión de los simpatizantes por un gobierno prolongado, son algunas de las razones por las que las encuestas “no pegan una” últimamente.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *