MENU
disfuncion cinica

by • May 29, 2016 • Estuardo MeloComments (2)7644

#Ecuador DISFUNCIÓN CÍNICA Por Estuardo Melo

EStuardo meloNo, Señor Presidente. Un informe truculento y vacuo no va a borrar lo que los indicadores determinan luego de los nueve años de su gestión de gobierno. Esas cifras dibujan el retrato del desastre en que Usted deja al país. Un efecto económico peor que el de 30 terremotos de 7.8 grados por año. Puede en su febril éxtasis hasta haber tenido buenas intenciones, pero los resultados son nefastos. Tres cientos mil millones de dólares dispuestos sin previa planificación. Eso sí, carreteras sin tener qué transportar; Profesionales sin trabajo, hospitales sin insumos, padres sin tener que pan llevar a sus hijos, recesión, crisis, iliquidez…

Tal vez hayan resonado por última vez los aplausos que harán eco en su mente por un tiempo. Un informe que es a la vez su réquiem político y el réquiem del país al que engaño y que según usted, pretendió salvar, pero que lo hundió irremisiblemente en el fango de la insolvencia. Sin duda, lo que sí va en su beneficio, es haber podido engañar con promesas mesiánicas de redención a un humilde e ignorante pueblo que ilusamente confió en Usted y sus partidarios que ayudaron a impulsar su gobierno y que son responsables solidarios.

La real dimensión de su fracaso merecía un final digno, como el de Allende o de Sadam, no la presentación de una pantomima plagada de poses rocambolescas.

Lo peor y más grave, Señor Presidente, es que en los últimos nueve años, tuvo absolutamente todo en su poder, para poder hacerlo, pero como la mala suerte es proverbial de nuestro pueblo, una alternativa real de desarrollo con apoyo de capital real, se vio frustrada por sus sesgos y atavismos personales que le llevaron a proponer en práctica conceptos erróneos y decisiones retrógradas, convirtiendo su prolongado ejercicio, en el más rampante desperdicio de tiempo recursos y ejecutorias.

Por largo tiempo los ecuatorianos recordaremos la fatalidad que significó tenerlo como Presidente del Ecuador. Qué grave y costosa equivocación!

Dice que no se debe juzgar a su gobierno por el resultado final, sino por los índices de crecimiento promedio de los nueve últimos años, pero es precisamente el ejercicio de ese período el que nos ha puesto en la situación que por más discursos y más aplausos, Usted no los puede negar, pero lo hace en un ejercicio cínico que denota una aguda disfunción cognitiva al negarse a reconocer su fracaso. Se compara con regímenes anteriores, que no tuvieron todo el dinero del mundo, como Usted, para sus gobiernos.

Si hay algo indignante para los ecuatorianos que resentimos de sus errores durante todo el tiempo de su administración, es que su cinismo haya llegado a un punto de tal descaro, que pretenda hacer creer, no sé a quién, que esta ha sido una década ganada.

Me pregunto, qué fue lo que se ganó. Si se maneja seriamente los índices de la pobreza, solamente hace falta recorrer los campos y los suburbios y revisar los índices de desempleo; si se trata de la rampante corrupción, solamente hay que ver las denuncias en que se encuentra involucrado, por no decir embarrado, su gabinete y que para percepción de muchos solamente es el principio. Todo su período de gobierno, desde sus inicios, estuvo signado por índices de corrupción que fueron creciendo a medida que se contrataron obras, créditos y se vendieron activos del Estado. Otra cosa es que la Contraloría General, el Sistema Judicial, la Corte Constitucional y la Fiscalía hayan detenido los procesos de investigación, como en el caso Manduriacu, el proyecto hidroeléctrico más caro del mundo, que rompe récord con la vía Collas.

Qué fue lo que ganamos con un ingreso petrolero y pago de impuestos que usted pretende disminuir en valor pero con todo y eso, es el mejor ejemplo del despilfarro, des-planificación y abuso de los dineros públicos, perpetrado por su gobierno.

Las cifras no dejan duda. Invirtió coincidentemente el mismo valor que tenemos en deuda pública, en la obra pública del gobierno. Una cifra equivalente a cuarenta y cinco mil millones de dólares. Todos los  ingresos provenientes de impuestos y venta petrolera, lo utilizó en gasto corriente, hasta dejar sin un solo  dólar a la economía del país. Es decir, desvaneció en un manejo irresponsable y caótico, por cuya pésima gestión deberá responder, DOS CIENTOS SESENTA MIL MILLONES DE DÓLARES.

Los ecuatorianos estamos esperando una rendición de cuentas al centavo del uso de esos dineros, que bien administrados, habrían significado algo totalmente diferente para los escenarios económicos futuros del Ecuador y su gente, porque Usted, según el Art. 141 de la Constitución, es el responsable de la Administración pública. Será mucho peor para Usted que no lo haga porque quedará en mayor evidencia lo que pretenda ocultar.

Si vamos a tener que soportar una recesión de veinte años, queremos al menos saber por qué y dónde están las fallas administrativas y, los fondos desviados o mal utilizados.

El informe que acaba de presentar, es solamente un artificio evasivo  de sus responsabilidades como primer mandatario. No puede dejar el gobierno, sin que previamente rinda cuentas auditadas de su gestión, porque todos, hasta sus partidarios tenemos dudas fundadas del destino que le dio al dinero público y si las tan mencionadas inversiones, gastos o erogaciones no hayan sido otra cosa que un pretexto para hacer negocios ilícitos en perjuicio del país. Qué feo debe ser estar en la boca de todos.

Su informe nos intranquiliza más, cuando Usted no quiere hablar de la deuda que ha contraído, de sus intereses y plazos ni lo que es peor, de la forma como pensaba pagarla, ni de los recursos que se pensaba disponer. Yo creo que no lo dice, porque no tiene la menor idea. No tendría sentido alguno, haber endeudado al país sin al menos saber con qué se pagaría. Su creatividad, llegó a “conseguir” créditos en un ritmo de QUINIENTOS MILLONES DE DÓLARES MENSUALES. Cada vez que tiene que pagar sueldos u obligaciones debe buscar desesperadamente nuevos créditos, o vender activos a precio de regalo. Dejó a la caja fiscal en una iliquidez tal, que cada mes los empleados del Estado están en peligro de no recibir sus mensualidades. Y a eso llama década exitosa. Si eso es una década exitosa, cómo sería la década fallida. Una des-planificación que deja sin sostenibilidad todos los proyectos sociales, que dijo defender.

Esperamos también que se exhiban las declaraciones de bienes de todos sus funcionarios, comenzando por los que tuvieron a su cargo grandes contrataciones, como el Vicepresidente. No confiamos en ninguno de ellos y es parte de su obligación legal.

La lamentable impresión es que Usted, Señor Presidente lo hizo a propósito. Si llegó a quebrar al país a pesar de haber tenido una caja fiscal con billones de dólares, si endeudó al país por haber dispuesto de mala forma esos dineros, si infló el gasto corriente, incrementando sueldos y plazas para burócratas, entidades inoficiosas y funcionarios sin experiencia; si para Usted la planificación económica es igual que gastar como del bolsillo de una cocinera que no necesitó ir a Illinois, si embargó a favor de la China la producción petrolera para que los próximos gobiernos no puedan disponer de esos fondos, si nos endeudó, sin prever de recursos para su pago, se ve claramente que su ejercicio fue populista a más no poder y para lograrlo no dudó en despilfarrarse todo lo que tuvo en sus manos y así, con un país quebrado proceder a la tan anhelada incautación de bienes en manos privadas, para completar su agenda revolucionaria.

Sin embargo ahora, debilitado políticamente por su mal ejercicio, atrapado en un endeudamiento enorme, sin credibilidad, defendiendo lo indefendible, ya ningún nuevo daño podrá perpetrar.

No puede culpar de la iliquidez provocada por la baja del precio del petróleo ni la revalorización del dólar, cuando durante nueve años se dispuso de tanto dinero, sin pensar en otra cosa que no fuera su propio supuesto lucimiento. Obras rimbombantes, como del Tercer Reich. Planes, programas y proyectos sin estudio de factibilidad, sin análisis de costo beneficio. Un ejercicio gubernamental, en el que ni siquiera previó escenarios o alternativas, con flujos de ingresos y gastos, rentabilidad de inversiones o retorno de capitales para re-inversión. Usted nunca supo cuánto dinero caería en sus manos antes de comenzar a despilfarrarlo a manos llenas.

Qué clase de Economista es Usted.  Qué fue lo que le enseñaron y a su vez, qué es lo que enseñaba en la universidad. Usted ha sido durante los últimos nueve años, el temible operario de la anti-economía (la economía al revés), que no es solamente que dejó ver su incapacidad y falta de conocimientos o talento, no. Sumió a todos los ecuatorianos en una debacle financiera que es sinónimo de crisis, recesión, endeudamiento y corrupción, es decir la concurrencia de delitos que han atentado en contra de la seguridad, estabilidad y sustentabilidad del Estado Ecuatoriano. Eso hizo! y su informe lo disfraza…

 

disfuncion cinica

 

 

happy wheels

Related Posts

2 Responses to #Ecuador DISFUNCIÓN CÍNICA Por Estuardo Melo

  1. Susana Spears says:

    En una manera muy corrects e inteligente le deja saber al Economista de dis fallas y errores debe tomar responsibility por sus acciones y debe dar cuenta al Pais con cigars que no sienten y presentation un informed exact de sis funcionerio y sus bienes antes de increase a sus puestos

  2. Gerardo Niquinga Castro says:

    QUE HA SIDO UN INFORME DE SUS LABORES A LA ASAMBLEA NACIONAL, PARA QUIEN TENEMOS UN MÍNIMO CONCEPTO DE LO QUE ES VERGÜENZAA NO SABRÍAMOS DONDE PONER LA CARA… PERO, COMO ES EN RAFAEL CORREA ALGO ASÍ COMO EL RENACER DE LA DOCTRINA NAZI, HOY DENOMINADOS COMO “NEO NAZIS” ES ENTONCES QUIEN HA TOMADO EN SU IDEARIO LAS LECCIONES DE LA POLÍTICAS NAZIS, COMO LA MISMA PROPAGANDA Y EL DESPILFARRO DE LOS FONDOS PÚBLICOS CON LO CUAL HA QUEBRADO AL PAÍS…. PARA QUE LUEGO CÍNICAMENTE PUEDA DECIR AL PRÓXIMO GOBIERNO LO QUE LE VENGA EN GANA… UNIDOS ANTE ESTA REALIDAD RETOMEMOS NUESTRA PATRIA Y ENCELEMOS A LOS RESPONSABLES DE LA QUIEBRA DE LA ECONOMÍA ECUATORIANA…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *