MENU
desverguenza

by • January 4, 2017 • Crnl. Patricio Haro AyerveComments (0)873

#Ecuador DESVERGÜENZA Por Patricio Haro Ayerve

Si a lo ocurrido durante el año que terminó se le quisiera calificar con una sola palabra ella sería desvergüenza. Las acciones realizadas por los revolucionarios del nacionalsocialismo del siglo XXI durante el 2016, en todos los campos, se ajustan perfectamente a esta calificación.

patricio-haro-twiLa desvergüenza de este año se inició con la pijamada para aprobar las enmiendas que consagraron el totalitarismo constitucional que nos rige desde los primeros días del 2016. Con desvergüenza se pretendió quitar a la seguridad social militar 41 millones de dólares,  lo que ocasionó la destitución de quienes tenían la obligación de defender esos recursos. Con este pretexto se buscó dividir a oficiales y tropa de las Fuerzas Armadas mediante la emisión de un decreto para eliminar supuestas inequidades.  

Prosiguió la desvergüenza con la aprobación del pedido de la Pame para promover la consulta popular que buscaba derogar la transitoria que le impedía  la reelección inmediata. Continuó con el desarrollo de la campaña que se ejecutaba con los ahorritos de la Pame, por lo que la desvergüenza comentó “¡Ay Pame! ¡Jóvenes como tú son capaces de mover montañas!”.

Con la misma desvergüenza se agredió de palabra y se amenazó con meterles presos a los damnificados que reclamaban la ayuda solidaria entregada  por el pueblo; la que con desorganización y retardo no llegaba porque, con desvergüenza ,se la estaba enfundando con propaganda de la revolución. Con desvergüenza se desmintió la reacción militar ante la prepotencia que pretendió mancillar el honor de los soldados que atendían a sus compatriotas afectados por el sismo.

Se continuó con el dispendio de enorme cantidad de recursos que debieron ser utilizados para atender las necesidades de la emergencia. Las sabatinas continuaron pese al clamor ciudadano de suspenderlas. Insultando a su inteligencia se pretendió hacer creer que ellas serian financiadas por los revolucionarios, cuyos nombres ya constaban en los panamá papers. Ellos, con esa misma desvergüenza, trataron de tapar la luz del sol con un dedo.

Con el característico cinismo se remitió una larga misiva a los miembros activos de las Fuerzas Armadas y los que, cumpliendo con la norma protocolaria, dieron respuesta a la misma, fueron demandados y enjuiciados con impudicia hasta que, sin existir delito alguno, se atendieron los caprichos de la desvergüenza que enconada por las denuncias de corrupción persigue con saña a quienes  la señalan desde hace varios años.

Los casos más grandes de corrupción de la historia nacional se oficializaron este año en el área petrolera. Millones de dólares se desviaron, con desvergüenza, a cuentas particulares. Con la misma desvergüenza que se robaron la plata que ocultaban en “caletas” al no poder lavarla, permitieron el escape de los involucrados que, según la desvergüenza, al inicio de la década robada no eran corruptos ni corruptores; entendiéndose por lo tanto que,  durante los diez años se convirtieron en ladrones. “Quien con lobos se junta a aullar aprende”

Queda mucha desvergüenza  por repasar, pero la señalada es suficiente para refrescar la memoria de la que pretende  desviar la responsabilidad de la recepción de “las propinitas” de Odebrecht por las que se le declaró traidor al único asambleísta revolucionario que denuncia e investiga la corrupción oficial. 

Lo que más escozor provoca  es que ellos, los desvergonzados, “vienen por más, por muchísimo más”.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *