MENU
Morenio Glas Correa

by • April 2, 2017 • Adrian ZabalaComments (0)1273

#Ecuador ¡DEJÉMONOS DE PENDEJADAS! Por Adrian Zabala

Ninguno de nosotros está dispuesto a ver a sus hijos pasando hambre porque un gobierno lleno de ineptos y de ladrones nos quiere meter el socialismo como si fuera una bendición. Ningún ecuatoriano sensato permitirá que sus bienes sean expropiados por abusivos esbirros que cumplirán cualquier orden para quedar bien con su amo de turno.

Diez años de abusos, de saqueo, de cinismo y prepotencia son más que suficientes para un país que se muestra generoso y valiente ante la angustia ajena y la calamidad. Diez años de farsa revolucionaria son más que suficientes para decir basta y buscar un cambio radical de comportamientos y acciones desde el poder.

Adrian-Zabala-150x150Hemos tolerado demasiado so pretexto de consolidar una falsa estabilidad política. Hemos soportado insultos, vergüenzas internacionales, persecuciones, atropellos, censura, garrotazos, todo por el miedo infundido como política de estado por la revolución ciudadana. Por esa revolución esquizoide que se vendió a sí misma como la esperanza de días mejores, pero que ha derivado en un infierno para millones de honestos ecuatorianos que vemos con preocupación cómo se hunde el país.

Los mal llamados revolucionarios se han empeñado con total esmero en dividir a los ecuatorianos, en enfrentarnos, en buscar la ruptura de la sociedad manteniendo bandos a favor y en contra. Los que están a favor, una minoría que usufructúa del poder y se niega a dejarlo, y los que están en contra, la inmensa mayoría de ecuatorianos que buscan paz y respeto a sus derechos. Pero esa insignificante minoría pretende dominar a la mayoría, y pretende hacerlo con fraude, con violencia, usando a las fuerza de seguridad del estado para escudarse detrás de ellas y reprimir cualquier justo reclamo. Importando mercenarios sanguinarios para atacar a los ecuatorianos, para ofendernos en nuestra propia patria, para esquilmar nuestro deseo de dejar atrás diez años de ignominia.

Esa revolución mal parida que ofendió la solidaridad de todos los ecuatorianos, que se burló de la mano generosa cuando los hermanos de Manabí y Esmeraldas sufrieron el terremoto, pretende ahora lograr votos para mantenerse en el poder.

Esa revolución repugnante que destila odio y revanchismo quiere engatusar una vez a los ingenuos con ofrecimientos demagógicos y dádivas. Esos revolucionarios que exhiben sus títulos académicos y se califican de mentes lúcidas son capaces de los más cobardes actos de revanchismo, son capaces de poner en peligro la seguridad de miles de seres humanos, como lo hicieron en el estadio Atahualpa cuando atacaron a Guillermo Lasso y a su familia. Carentes de cualquier escrúpulo no han dudado en usar a humildes personas de raza negra para convertirlas en el ariete que golpea una candidatura presidencial que ha logrado unir a todas las tendencias políticas, que ha logrado volver a hermanar a los ecuatorianos. Es tan burdo el plan orquestado en Carondelet, que se han descubierto hasta los cheques con los que el Banco del Pacífico pagó por miles de entradas para introducir garroteros y empañar la fiesta del fútbol. Y es tan burdo este siniestro plan que hasta tenían preparado videos de los “invitados” al estadio para “responder” al señor Guillerno Lasso por supuestas declaraciones racistas. Son tan eficientes los borregos verde flex que lograron ubicar en pocas horas a los supuestos familiares de los jugadores de la selección. Ubicaron en donde viven con una facilidad asombrosa.

El CNE, el organismo encargado de organizar, vigilar y garantizar la transparencia de los comicios, además de hacer respetar la voluntad popular. Lo primero que hace es blindarse colocando vallas y camiones de militares. A qué le temen, a la amenaza de Gabriela Rivadeneira de tomarse sus instalaciones o a la ira popular que se desatará al menor indicio de fraude electoral.

La propagan de oficialismo se está encargando de difundir la idea de que la candidatura del señor Lasso será la perdedora, que no aceptará, ni reconocerá los resultados y que generará violencia con infiltrados en las filas verde flex, que usarán hasta armas de fuego en contra de los propios electores de Creo, según ha dicho un mercenario chileno al servicio de la campaña sucia revolucionaria. Los gobernadores en cada provincia se han desatado en maldiciones y advertencias apocalípticas, con el ánimo de generar temor y caos.

La única verdad es que la revolución ciudadana ya es historia, será sepultada por una avalancha de votos que significan rechazo y deseo de cambio. Esta verdad es la que se niegan a aceptar sus devotos, se niegan a reconocer su enorme fracaso, se retuercen solo con la idea de dejar el poder y de saber que van a rendir cuentas.

El país debe estar alerta, la cobardía de estos miserables es tan grande que preferirán que se derrame sangre de hermanos ecuatorianos antes que reconocer la aplastante derrota que les infringirá el pueblo ecuatoriano eligiendo a Guillermo Lasso como el nuevo presidente del Ecuador.

Debemos mantener la serenidad, llenarnos de valor y coraje para defender nuestros votos. No cometeremos el error de los venezolanos de dejar pasar un fraude en aras de la paz y la seguridad. Están en juego nuestro futuro y nuestras propias vidas.

 

 

 

 

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *