MENU
cuidar-dolarizacion

by • October 10, 2016 • Carlos RiveraComments (0)654

#Ecuador CUIDADO CON LA DOLARIZACION Por Carlos Rivera

Carlos RiveraSi bien la crisis económica no ha alcanzado la magnitud ni la persistencia como para  pensar que podría tambalear el sistema de dolarización, el Ecuador no puede seguir jugando con fuego y apostar a la divina providencia del precio del petróleo para salir a flote de cualquier crisis y salvar el modelo de dolarización, por cuanto existen pre-condiciones que deben cumplirse para la sostenibilidad de un régimen de tipo de cambio fijo extremo en el largo plazo.

Uno de los desafíos más importantes que tendrá el nuevo gobierno precisamente es implementar las reformas necesarias para el pleno cumplimiento de los requisitos que garantizan la estabilidad de la dolarización, destacando las siguientes tareas pendientes:

Refinanciar la deuda pública que es lo que mayormente atenta contra la dolarización, por cuanto los inversionistas saben que el país no cuenta con herramientas suficientes (como depreciar el tipo de cambio) para generar recursos rápidamente que le permitan cumplir con los pagos de deuda, lo cual  deteriora la percepción de riesgo país que se materializa en presiones sobre la tasa de interés real doméstica.

Evitar las presiones excesivas al incremento del gasto fiscal originadas en los altos precios del petróleo o la fase alta de un ciclo económico, estableciendo normas rigurosas de prudencia fiscal como la regla de superávit estructural y el ahorro obligatorio de los excedentes petroleros.

Bien sea por los cambios ocurridos a nivel de la  expectativa de vida o por las muy malas decisiones que se han tomado en el manejo mismo del IESS,  resulta urgente una reforma pensional que disminuya el déficit actuarial del sistema de pensiones para evitar cualquier potencial cargo al presupuesto fiscal.

Diversificar las exportaciones y reducir la dependencia en “commodities” para minimizar las consecuencias de los shocks sobre los términos de intercambio, ya que en una economía dolarizada no se puede generar una depreciación del tipo de cambio nominal que deprecie el tipo de cambio real y permita contrarrestar el shock, mientras la alternativa de disminuir el precio de los bienes no transables generan recesiones prolongadas que no son aceptables políticamente y ponen en cuestionamiento la sostenibilidad de la dolarización.

Implementar mecanismos de absorción de shocks que reemplacen la función de ajuste de los tipos de cambio flexible, con la generación de abundantes reservas que no solamente debe ser una preocupación del Banco Central, sino también del gobierno y los bancos privados, la contratación de líneas de crédito contingentes con organismos multilaterales y el establecimiento de  fondos de estabilización anti-cíclicos.

Establecimiento de un clima apropiado para la inversión que incentive mejoras en la productividad, comenzando por una agresiva reforma impositiva y mayores facilidades para hacer negocios.

Alinear los incrementos salariales reales con el crecimiento de la productividad y eliminar otras rigideces en los mercados laborales a fin de reducir el impacto económico de los posibles shocks adversos.

Finalmente si bien el sistema bancario ha logrado capear todo  mal temporal y se muestra bastante fuerte y robusto, se debe evitar cualquier fragilidad bancaria que pueda generar presiones fiscales ante la ausencia de un prestamista de última instancia, lo cual tiende a aumentar las tasas de interés reales ante las potenciales mayores necesidades financieras del gobierno. En esta materia se debe reforzar los “derechos de acreedores” y los “procedimientos en casos de quiebras empresariales”, mejorar los mecanismos de evaluación de crédito y eliminar todo ruido relacionado con la posibilidad de créditos dirigidos desde el estado o esa exagerada insistencia con el dinero electrónico, que conjuntamente con un buen seguro de depósitos mantenga incólume la confianza de los agentes económicos en la liquidez y solvencia del sistema bancario.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *